Menú
Política / 23 de octubre de 2017

El peronismo se quedó sin un candidato presidencial para 2019

Por

La contundencia de la victoria nacional de Cambiemos y el mal desempeño del peronismo este 22 de octubre complican la posibilidad de que el partido de Juan Domingo Perón vuelva al poder en 2019. El PJ sufrió duras derrotas en 1983, 1985 y 1997. En 1999 perdió las presidenciales, pero retuvo la provincia de Buenos Aires. En 2009 y 2015, el kirchnerismo cayó en territorio bonaerense, pero antes otros candidatos embanderados con el peronismo. Hace mucho que el PJ no quedaba tan desconcertado como hoy con el mensaje de las urnas.

¿Qué peronistas ganaron hoy? Ninguno tiene un renombre nacional como para proyectarse para las presidenciales de 2019. Si alguno aspira a la Casa Rosada, deberá remar mucho, y además sabrá que tendrá que enfrentar a un Mauricio Macri favorito.

 

Lea también:
– Nadie es profeta en su tierra: los candidatos que perdieron en sus distritos
– Elecciones 2017: El club de los perdedores

 

El PJ sólo ganó en la Catamarca que gobierna Lucía Corpacci, prima de los Saadi; en la Formosa de Gildo Insfrán, de mala imagen a nivel nacional por su perpetuación en el poder (22 años) y sus enfrentamientos con los qom; en La Pampa de Carlos Verna, que revirtió el resultado de las PASO pero ganó por apenas 0,3 puntos; en el Río Negro donde triunfó la joven diputada María Emilia Soria, hija del ex gobernador asesinado por su esposa; en el San Juan de Sergio Uñac, que quizás se erija como un eventual líder nacional de un débil peronismo y que fue ahijado político de José Luis Gioja; el San Luis de los Rodríguez Saá, que también dieron vuelta la derrota de las primarias, la primera en su feudo desde 1983; el Chubut de Mario Das Neves, otro que borró su caída de agosto pasado; la Tucumán de Juan Manzur, que había llegado al poder hace dos años años en medio de unos comicios caóticos y sobre quien pesan investigaciones judiciales por su pasado como ministro de Salud kirchnerista; y en la Tierra del Fuego donde se impuso el diputado camporista Martín Pérez. Esos son los peronistas que triunfaron en las provincias.

Después habrá que rescatar a los intendentes triunfadores en municipios del Gran Buenos Aires que gestionan distritos con más habitantes que muchos gobernadores. Ahí están Verónica Magario, que sucedió a Fernando Espinoza al frente de La Matanza (ambos fueron de los pocos que acompañaron esta noche a Cristina Kirchner en el escenario de la derrota del búnker de Arsenal); Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, y Mariano Cascallares, de Almirante Brown.