Medios / 23 de octubre de 2017

Sin Navarro, la depresión de la derrota fue toda de Víctor Hugo

El uruguayo se mostró abatido en vivo. Críticas a Cambiemos y a Clarín, comparaciones con Trump y una pregunta final: “habrá que ver si vale la pena seguir luchando”.

“Vale la pena preguntarse si con este mundo vale la pena o no seguir luchando”. Victor Hugo Morales no pudo esconder su abatimiento y su rostro deja en evidenacia el malestar por el triunfo de Cambiemos en las urnas.

Sin Roberto Navarro en C5N, el locutor uruguayo encarnó la imagen de la derrota K en la señal todavía perteneciente a Cristóbal López. Porque así como Gustavo Sylvestre (la otra figura del canal) fue el encargado del envío en vivo durante la tarde, fue Morales quien tuvo que lidiar con la confirmación del triunfo oficialista. Así, mientras desde todos los frentes políticos comenzaban a confirmar el triunfo de Cambiemos, la cara de Victor Hugo iba volviéndose cada vez más seria. El semblante se volvió indisimulable cuando las tendencias se volvieron irreversibles. “Clarín es el enemigo”, dijo el uruguayo, cargando una vez más contra su enemigo favorito.

Flanqueado por Luciana Rubinska, Morales analizó la situación mostrándose abatido y asegurando que el resultado de Unidad Ciudadana fue un éxito: “Cristina no tiene un peso partido al medio para hacer campaña”, aseguró.

Vea también:
– El llamativo silencio de Navarro

Tras el discurso de la propia CFK reconociendo, de manera solapada, la derrota, Morales se plegó al discurso de la ex presidenta y aseguró que las perspectivas a futuro del kirchnerismo eran más que auspiciosas.

Con una incomodidad indisimulable, debió soportar compartir pantalla partida con un Macri rozagante que bailaba. Mientras, Morales cargaba contra los bonaerenses y auguraba un futuro nefasto de la mano de “la derecha”. Afortunadamente para él a las 00 se terminó su suplicio al aire.

En esta nota: