Menú
Política / 25 de octubre de 2017

El interminable desfile K por Tribunales

Semana clave en Comodoro Py: avanzan las indagatorias por el pacto con Irán. La agenda judicial de los ex funcionarios. La soledad de D’Elia.

La ex Presidenta declarará, por el pacto con Irán, el jueves 26. Foto: Jose Romero

Un ataque terrorista, que causó casi un centenar de muertos, el trabajo de un fiscal muerto en circunstancias todavía no aclaradas, la participación de un país de otro continente y bajo sospecha, la ausencia de los culpables, y un misterioso acuerdo orquestado por una ex presidenta que acumula una pila de citaciones judiciales: la causa por la firma del Memorándum entre Irán y Argentina combina trágicos elementos dignos de una novela de espionaje. Este juicio, iniciado en el 2015 -cuatro días antes de fallecer- por el fiscal Alberto Nisman, llegó ahora a momentos claves, con la declaración indagatoria de 14 ex funcionarios, entre ellos Cristina Kirchner, Héctor Timerman, Carlos Zannini, Oscar Parrilli, Andrés Larroque, Fernando Esteche y Luis D’Elía, imputados como presuntos autores del crimen de “traición a la patria y encubrimiento”. Todo ocurre, obviamente, bien pegado a las elecciones legislativas.

La primera aparición estelar en los tribunales de Comodoro Py fue del ex canciller Timerman. La aparición de la desmejorada versión del político -sufre de un avanzado estado de cáncer, al punto de que luego de comparecer ante el juez Claudio Bonadio se descompensó y terminó internado en el Sanatorio Otamendi- dejó definiciones de peso: la más importante, que consta en un escrito que le presentó al juez y al que tuvo acceso NOTICIAS, es que Nisman sabía desde el día uno las tratativas de este país con Irán.

No sólo el ex canciller está en el ojo de la tormenta en la causa que tiene como fiscal a Gerardo Pollicita. El jueves 19 fueron a declarar Luis D’Elía y el ex vicecanciller Eduardo Zuaian. La llegada a Comodoro Py del piquetero, acusado de ser uno de los nexos con Irán -se demostró que viajó al menos cuatro veces a ese país-, fue casi lastimosa. No sólo le soltó la mano el kirchnerismo duro, que le había pedido no asistir al cierre de campaña de CFK en Racing por “ser piantavotos”, sino que ya se lo ve virtualmente solo: una escasa veintena de militantes y su abogado Adrián Albor -también defensor de Pablo García, el hijo de Aliverti- fueron a hacerle el aguante mientras él comparecía ante el juez, ante quien se negó a responder preguntas.

La semana posterior a las elecciones declararán nueve ex funcionarios más, y cerrará con una presencia estelar: el jueves 26 comparecerá en Comodoro Py Cristina Kirchner, días después de lo que la mayoría de encuestadores suponen que será su derrota en Buenos Aires. Las causas, desde que el kirchnerismo dejó el poder, salieron de su siesta y se acumulan: a la Justicia se le pueden decir varias cosas, pero no que no conoce los tiempos políticos.