Menú
Política / 31 de diciembre de 2017

Antes de la ola de presos K, el pabellón de Ezeiza estaba ocupado por homosexuales

El servicio penitenciario debió utilizar el módulo 6 completo para poner a los ex funcionarios y otros detenidos del programa IRIC y trasladar a otro lugar del complejo a los homosexuales.

Por

El 2017 será recordado como el año en que la Justicia puso el pié en el acelerador de las causas K y se mandó con todo a detener ex funcionarios. César Milani, Claudio “el mono” Minicelli, Juan Pablo “Pata” Medina, Roberto Baratta, Julio De Vido, Amado Boudou, Carlos Zannini, Luis D’Elía y Cristóbal López, entre otros, cayeron en desgracia en los últimos doce meses.

Pero esa avanzada judicial trajo un problema inesperado para las autoridades de la penitenciaría de Ezeiza. Los detenidos que ingresan al programa IRIC (el sistema de Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad) no se pueden mezclar con presos comunes, por eso debieron modificar la estructura organizativa que tenían armada.

El pabellón B del módulo 6 era el lugar donde se alojaban los homosexuales, que deben estar aparte para resguardar su integridad física. Pero ante la llegada de tantos ex funcionarios debieron ser mudados. La ola de presos K los dejó sin su lugar.

Eso sí, en el módulo donde están los ex funcionarios aún queda lugar disponible: por ejemplo en el pabellón A, donde están Cristobal López, José Núñez Carmona y Carlos Zannini, hay ocho alojados. En el B, donde está Amado Boudou, hay siete. En ambos pabellones hay lugar para 15 personas. Si la Justicia sigue acelerando quizás logren completarlo.

En esta nota: , , ,