Menú
Restaurantes / 12 de enero de 2018

Niño Gordo: Thames en llamas

A pesar de que la carta está dividida en entradas y platos principales, la idea es picar y probar sin orden preestablecido.

Por

Pedro Peña y Germán Sitz, la exitosa dupla al mando de La Carnicería y Chori, sube su apuesta creativa con cada nuevo emprendimiento. En su recién inaugurado Niño Gordo, ubicado en la calle Thames al igual que los otros dos, el foco de nuevo son las carnes asadas, pero esta vez en clave asiática, así sin etiquetas. Detrás de las planchas, parrillas y ahumadores hay coreanos, taiwaneses, argentinos, y el propio Peña, colombiano él, contagiándose sabores e inspiraciones que sorprenden tanto como la estética del lugar.Un regimiento de lámparas rojas chinas, peceras con medusas, ositos panda posa palitos, vasos Tiki, bento boxes de StarWars y tantos otros detalles, mantienen extasiado al niño interior.

La barra, abierta al salón, es la ubicación estratégica para vivir la experiencia desde adentro. Mientras toma un trago con whisky en vaso de oso, puede probar los dumplings de pato y ver en acción al equipo de cocina. De la plancha saldrá la deliciosa okonomiyaki, una suerte de tortilla con varios ingredientes cocidos a la plancha coronada de katsuobushi (escamas de bonito); de la parrilla, langostinos y panceta acompañados de fideos soba y caldo servidos en una bento box o mollejas con chilli y miso acompañadas de choclo, akusaiy cilantro.

A pesar de que la carta está dividida en entradas y platos principales, la idea es picar y probar sin orden preestablecido. Si es fan de la buena carne, no se pierda el bife de chorizo, servido en rodajas y bien jugoso, para comerse a la vietnamita, envolviéndolo en hojas de lechuga con algas wakame, shiso (planta aromática de la familia de la menta) y ssamjang (pasta especiada). También hay pescado entero a las brasas y buenas opciones vegetarianas. Guárdese un lugar para el postre, al menos comparta la banana caramelizada con miso, mirin (vino de arroz levemente dulce), jengibre en almíbar y helado.
¿Por qué Niño Gordo? “Soy yo”, contesta sin rodeos Peña. Sus kilos de más, no tantos como los tatuajes que lo adornan, lo hacen verse como un pequeño buda que goza y hace gozar de la vida.

Thames 1810, Palermo. 2129-5028. Parrilla asiática. Reservas. Tarjetas. Precio promedio: $ 500.