Menú
Cultura / 18 de enero de 2018

Echan al fotógrafo oficial de la Casa Real británica por denuncias de acoso

Un aluvión de denuncias hizo caer en desgracia al fotógrafo peruano Mario Testino, el hasta ahora favorito retratista de la realeza.

Por

Mario Testino posa junto a los retratos que realizó de Lady Di.
Mario Testino posa junto a los retratos que realizó de Lady Di.

En poco más de cinco meses se producirá la boda entre el príncipe Harry y la actriz Meghan Markle y ya se da por descontado que Mario Testino no será el fotógrafo oficial. Hasta ahora, había sido el artista preferido de la casa real.

Mario Testino, el galardonado fotógrafo peruano, supo cultivar a lo largo de su carrera fuertes vínculos con la monarquía británica, su trampolín fue su relación con la princesa Diana.

Tras años de trabajo, su carrera dio un giro de 180 grados cuando en 1997 la revista Vanity Fair le propuso retratar a la princesa Diana de Gales, tan solo 5 meses antes de su trágico accidente. Esto le brindó fama internacional y le abrió las puertas a la intimidad de la nobleza. La mejor prueba fue que la Galería Nacional de Retratos adquirió en el 2012 las fotos más importantes de la realeza británica realizadas por Testino entre 2003 y 2010. En 2014 recibió la orden honorífica del Imperio Británico. Pero todo esto estaría a punto de cambiar.

Trece asistentes y modelos masculinos que han trabajado con el fotógrafo Mario Testino denunciaron que fueron sometidos a abusos sexuales. Según se desprende de los testimonios consignados por el Times, Jason Fedele quien fue modelo de Gucci para campañas del celebre fotógrafo, dijo que “Si querías trabajar con Mario, tenías que hacer una sesión de desnudos en el Chateau Marmont. Todos los agentes sabían que es lo que debías hacer para mejorar o progresar en tu carrera”. Ryan Locke quien sucedió a Fedele como modelo publicitario coincidió al afirmar que Testino “era un depredador sexual” y recordó el último día de una sesión fotográfica: “Cerró la puerta con llave. Después se subió a la cama, se puso encima de mí y dijo: ‘Soy la chica y tú el chico’. Le dije que mejor se alejara. Le tiré la toalla encima, me vestí y salí de ahí”.

Hace cinco días que Mario Testino guarda silencio hasta en su cuenta de Instagram, donde tiene casi 4 millones de seguidores.