Showbiz / 21 de enero de 2018

Chalecos y pistolas: los policiales siguen invadiendo las pantallas

Las series del género son franquicias que perduran y mantienen ratings altos. Fórmula sin mega estrellas y consumo por episodios.

Por

Comenzó un nuevo año donde la producción de series para televisión promete superar otra marca. Y con jugadores como Netflix -que planea invertir 8 mil millones de dólares en producto original-, la oferta cada vez es más variada. Sin embargo, dentro del análisis de las series que regresan y las que debutan en este 2018, los policiales siguen siendo uno de los pilares en las cadenas de tevé estadounidense que luego se distribuyen a todo el mundo.

Lejos de los costos de producción de tanques como “The Crown” (Netflix), “Game of Thrones” (HBO), o “American Gods” (Amazon video), los policiales clásicos apuestan siempre a una fórmula: el uso de la tecnología y los avances forenses, más la ramificación de franquicias en diferentes ciudades o departamentos de investigación. Y además de su handicap económico, aseguran temporadas completas de hasta 24 episodios, lo que las hace más tentadoras a nivel laboral para guionistas, actores y programadores.
La serie más vista del mundo, la franquicia actual más exitosa, y la más longeva en actividad: todas estas etiquetas corresponden a series policiales, de esas del estilo procedimental donde cada semana se aborda un caso diferente sin continuidad. El que no dependan de un seguimiento capítulo a capítulo, ni de la la identificación con sus personajes (que se van renovando), hace al género policial un comodín de algunas pantallas y la columna vertebral de otras.

Franquicia

NCSI, el policial de CBS, fue coronado una vez más en 2017 como la serie más vista del mundo (según un estudio de Eurodata TV Worldwide). En el marco del Festival de Televisión de Montecarlo, la ficción creada por Donald P. Bellisario y Don McGill, recibió el premio tras conseguir una audiencia global de 47 millones de espectadores (en segundo lugar quedó “The Big Bang Theory” con una marca de 39 millones).

Estrenada en septiembre de 2003 en Estados Unidos y actualmente transitando su 15° temporada (en Latinoamérica puede verse por AXN), el policial sigue a un grupo de agentes de la principal agencia estadounidense de seguridad, contrainteligencia y contraterrorismo de la Marina.

Y uno de los secretos del éxito de la tira es su protagonista: Mark Harmon (ver recuadro). “Él es el corazón de la serie y una de las razones por las que decidí sumarme al elenco. No sólo es un gran compañero y un gran motivador, también es exigente como productor y está atento a todo”, reveló Maria Bello a NOTICIAS en la presentación de los nuevos capítulos, días antes del estreno en Argentina.

La actriz de “Una Historia Violenta” (2005), que a sus 50 años se convirtió en referente femenina de los policiales (una moderna Angie Dickinson), se subió a la serie por recomendación de su hijo: “cuando le comenté que me habían ofrecido este papel me ordenó que lo acepte”, confiesa.

Aunque en su país de origen NCSI perdió un 10% de audiencia respecto de la 14° temporada, durante el 2017 fue la cuarta serie más vista en Estados Unidos con un promedio de 16.5 millones de espectadores por capítulo (superada por “This is Us”, “The Good Doctor” y “The Big Bang Theory”, en ese orden).

Sus franquicias (NCIS: Nueva Orleans y NCIS: Los Ángeles), están además en el top 5 de los policiales que mejor rankean en el país del norte.

La versión LA, protagonizada por Chris O’Donnell (el Robin de “Batman Forever” y “Batman & Robin”) y LL Cool J (rapero convertido en actor), está por presentar en Argentina su 9° temporada el próximo 18 de marzo en A&E. Y con casi 200 capítulos, la división de la costa oeste supera la barrera de los 10 millones de televidentes por episodio. “Al principio iba y venía a Los Ángeles desde Brooklyn para grabar la serie porque no creí que le iba a ir tan bien”, se sincera con NOTICIAS el cantante Cool J mientras devora un muffin en un alto de las grabaciones.

“NCIS:Nueva Orleans”, que se verá también en Argentina este año por la pantalla de A&E (junio o julio son los meses previstos para el estreno de la cuarta temporada), tuvo un 2017 fabuloso en Estados Unidos: promedió 12.3 millones de espectadores por capítulo.

Clásicos

“La Ley y el Orden: Unidad de Víctimas Especiales”, spin-off de “La Ley y el Orden” (la serie creada por Dick Wolf, que se emitió NBC entre 1990 y 2010) estrenó la 19° temporada el 24 de octubre de 2017 por Universal Channel para el mercado latino.

Cuarta serie de horario estelar con mayor duración en Estados Unidos, tiene un costo de 1.800.000 dólares por episodio, y un promedio de 5.1 millones de televidentes. Su estrella es Mariska Hargitay (interpreta a la detective Olivia Benson), abanderanda estadounidense del #niunamenos, que investiga y procesa delitos de base sexual, abuso infantil y crímenes contra ancianos. Ganadora de un Emmy (en 2005), Hargitay es una de las actrices mejor pagas de la televisión: 450.000 dólares por episodio.

Otra del exitoso Dick Wolf (ganador de 15 premios como productor, incluyendo dos Emmy) es “Chicago PD”, el policial que se desprende de “Chicago Fire” y precede a “Chicago MED”, las otras patas de la franquicia: las tres juntas forman una unidad de emergencias en la ciudad de los vientos. El drama policial sigue a la Unidad de Inteligencia del Departamento de Policía de Chicago que combate el crimen organizado y el tráfico de drogas, y tiene como máximas estrellas a Jason Beghe, Marina Squerciati y Jon Seda.

“Chicago tiene muchas historias de mafia que ayudan a renovar el contenido año tras año. Y como es una ciudad que está casi en el centro del país, tiene una mezcla enorme de idiomas y culturas. Aquí suceden cosas únicas que inspiran a las tres ficciones de la franquicia”, explica a NOTICIAS Eriq La Salle, productor ejecutivo de la serie, con paso previo por otro hit de la tele “E.R.”.

La quinta temporada de “Chicago PD” puede verse en Argentina por Universal Channel los martes en la noche, y está próxima a renovar para una sexta: en Estados Unidos promedia los 6.21 millones de televidentes, con ingresos por us$ 57 millones en ventas publicitarias, a razón de us$ 115,900 por espacio en tanda.

Marina Squerciati, la cara femenina de la franquicia desde el primer capítulo, destaca a NOTICIAS que el éxito de los personajes, incluído el suyo (Kim Burgess), está en no creerse superhéroes: “Kim no es Wonder Woman, es una policía con errores y aciertos, pero fuerte. Es la mejor manera de representar a la mujer en este mundo”.

Criminales

El primer episodio de “Mentes criminales” (serie que sigue a los investigadores de un equipo del FBI dedicado a hacer perfiles psicológicos de delincuentes federales) transmitido en Estados Unidos llegó por CBS, y fue visto por 19.5 millones de espectadores en el 2005, liderando su franja horaria. La serie, una creación del joven productor Jeff Davis (“Teen Wolf”), comenzó con el pie derecho y tras su estreno llegaron los spin-offs: “Mentes criminales: sin fronteras” y “Mentes Criminales: Conducta Sospechosa”, aunque ninguno tan exitoso como la idea original.

A punto de llegar a la marca de 300 capítulos, en Argentina se pueden ver los lunes por la noche en el canal AXN. Sin embargo, la serie es tan rendidora que hay cerca de 50 horas de repetición de lunes a lunes en la misma señal. En su mercado de origen, tiene un promedio de casi 6 millones de espectadores por capítulo.

La serie que arrancó con el estelar de Mandy Patinkin (“Chicago Hope”), tuvo como cara desde 2007 a Joe Mantegna, que en 2016 pasó a hacerse cargo del spinoff : “Mentes criminales: sin fronteras”, que coprodujo CBS y ABC. Pero la baja del raiting en 2017 la dejó sin renovación (“Mentes Criminales: Conducta Sospechosa” murió en 2011). Pero el producto madre resiste: “Mentes criminales” cerrará en mayo de 2018 su 13° temporada.