Personajes / 8 de febrero de 2018

Catherine Zeta-Jones: “Tengo inseguridades como todas”

Tras un tiempo alejada de Hollywood, estrena “Griselda: la reina de la cocaína”. Familia unida, nuevas generaciones y abusos.

Fotos: Gentileza Press1.

Su llegada no desilusiona: Catherine Zeta-Jones es todo lo sensual, avasallante y segura como se la ve en la pantalla. Con un look elegante, refleja satisfacción por su regreso a la pantalla chica, pero también parece estar con la guardia alta, a la defensa de su nuevo film, “Griselda: la reina de la cocaína”, que estrena en la Argentina y el resto de Latinoamérica el 11 de abril en Lifetime.
Casada con Michael Douglas hace casi 18 años, tuvieron una breve separación a fines de 2013, meses después de que ella ingresara por segunda vez en un instituto psiquiátrico debido al trastorno bipolar que la aqueja. “Luché muy duro por mantener a esta familia”, aseguró.

Madre de tres hijos: Dylan Michael (17), Carys (14) y Cameron (39), el hijo mayor de Michael. Catherine asegura que “habrá Douglas artistas por muchos años más”.

Aunque reveló que siente desesperación cuando no trabaja, pasó casi cinco años fuera de los sets, salvo por una aparición en “Feud: Bette y Joan”. Artista todo terreno, abandonó su casa en Gales a los nueve años para probar suerte en Londres. Tenía un futuro prometedor como cantante y bailarina, pero se enfocó en la actuación. Su primera película fue “Les 1001 nuits”. Le siguieron éxitos en el cine de Hollywood como “La máscara del Zorro” y “Traffic” –en ambas interpretó a una latina–, “La emboscada” y “La terminal”, con Oscar incluido por “Chicago”. En 2009 volvió al teatro y debutó en Broadway con la obra “A Little Night Music”, que le valió un Tony como mejor actriz musical.

El encuentro con la actriz se dio en el lujoso The Langham Hotel de Pasadena, en Los Ángeles, en el marco de la gira organizada por la Asociación de Críticos de Televisión (TCA). Allí reveló a NOTICIAS los secretos de su nueva película sobre Griselda Blanco, narcotraficante de los ’70 también conocida como la “Viuda negra”. Y no le escapó al tema del momento –los abusos en Hollywood–, además habló de su familia y cómo mantenerse en la industria.

Noticias: Mencionó que las semanas del rodaje de “Griselda…” fueron las mejores de su vida. ¿Por qué?
Catherine Zeta-Jones: Cuando estás tan obsesionada con Griselda Blanco, entendés que no es el tipo de mujer con la que querés trabajar mucho tiempo en tu cabeza. Fue un desafío. Mi compañeros; Guillermo (Navarro) el elenco y el equipo estaban igualmente involucrados. Hubo efecto contagio. Me encantaba ir a trabajar. Hay que disfrutarlo porque no siempre es así.

Noticias: ¿Extrañaba el set? Hace rato no filmaba y sólo participó en “Feud” en algunas escenas.
Zeta-Jones: Durante algunos años sin estar filmando, perdés el “mojo” (el ritmo o el gusto). Me encanta ser madre, esposa y podía mirar para atrás y distinguir una buena carrera como actriz. Estaba invirtiendo tiempo de calidad en mi familia. Pero cuando acepto un papel me gusta estar inmersa en él, dedicarle tiempo, energía, creatividad y disfrutarlo al máximo. No encontraba nada que me hiciera sentir así. Perdí esa chispa. Pero el rodaje de “Griselda…” me hizo acordar a cuando tenía nueve años y dejé mi casa para ir a hacer teatro a Londres. Esa sensación de alegría, de sentir que estoy en el lugar correcto y haciendo lo que amo.

Noticias: ¿Qué la obsesionó de Griselda Blanco?
Zeta-Jones: Vi un documental que mostraba a los grandes señores de la cocaína (“Cocaine Cowboys”) y hablaban de esta mujer: una mala muy mala que estaba en la cárcel con una condena de 20 años. Cuando la mencionan, es como que uno se intoxica… como si fuera un encantador de serpientes; la sentís, le temés hasta que llega la atracción. No hay fotos de ella, nunca pude encontrar un video real porque siempre estaba escondiéndose. Sí encontré algo de ella en Colombia, pero su apariencia no tenía nada que ver con lo que solía ser cuando estaba en la cima del reinado. Pero luego ese mundo la derrumbó, perdió las fuerzas y su imagen cambió a la de una abuelita que iba a misa. Un comportamiento sociópata, como tratando de mostrar el “ahora soy buena”. Me imagino cómo podía manipular a la gente y todo eso me conquistó.

Noticias: Hace rato que venía persiguiendo el proyecto, ¿verdad?
Zeta-Jones: Tropecé con dos proyectos diferentes antes y luego conseguí el guión de “Griselda…”. Lo teníamos que hacer ya, sin perder tiempo y puse toda mi energía para que sucediera. Ella es el polo opuesto a todo lo que creo, no podía esperar para obtener una respuesta y meterme en el personaje. Quería ese papel cueste lo que cueste.

Noticias: Mencionó en una conferencia de prensa que algo sucedió por lo que se retiró de la actuación. ¿Cómo se siente respecto a su carrera?
Zeta-Jones: ¡Nunca me retiré de la actuación! Una vez que uno actúa, que siente la excitación en el estómago, ya está. Es una larga sentencia de vida. ¿Tiene que ver con el dinero? ¿Quiero dejar a mis hijos para hacer esto? Ya perdí esos miedos, pero son pensamientos que se cruzan todo el tiempo. La pasión y el amor genuino a la actuación, de meterse en la piel de alguien, no se olvidan.

Noticias: Mencionó a sus hijos, ¿intentó que trabajen en esta película? Son la próxima generación de una familia de actores.
Zeta-Jones: Dylan me dijo: “Podría haber participado”. Y yo dije: “No, no podés”. Como toda madre, una imagina un futuro para sus hijos. Siempre he deseado un médico o un abogado en mi familia, pero nunca se dio la conversación. Lo que amo de ellos es que quieran aprender, no importa a qué se vayan a dedicar. Además tienen en claro que no quieren ser famosos.

Noticias: Después de representar a tres mujeres latinas en su carrera, ¿qué aprendió de ellas, además de su acento?
Zeta-Jones: Me encanta el español, tengo una casa en España y visité ese hermoso país durante 20 años. Me siento muy conectada con los latinos y considero que tengo la misma pasión. ¿Qué aprendí? Puntualmente de mi experiencia con Griselda estoy en contra de todo lo que hizo, sus valores, su moral, pero me atrapó y, en cierto punto, la admiro.

Noticias: Era una mujer exitosa en un ambiente de hombres. Las historias de mujeres no tienen que ser sólo acerca de ser madre, ¿cree que hay un cambio en la industria respecto de eso?
Zeta-Jones: Sí, y por eso acepté la propuesta de Lifetime. Aunque en principio no estaba convencida, en el canal cuentan historias para, acerca y producidas por mujeres. Sabemos lo que somos y no estamos hechas para que nos encasillen en un molde.

Noticias: Respecto de la actualidad de las mujeres en Hollywood y las denuncias de abuso. ¿Cómo se siente? ¿Qué le genera?
Zeta-Jones: Como dije en otras oportunidades, es hora de que todos los que han concretado sus deseos más bajos gracias a su puesto dentro de la industria, se extingan. Ya no hay lugar para ellos. Nadie apoya los nuevos cambios en la industria más que mi marido o yo. Eso es un hecho.

Noticias: Usted fue parte en esta industria durante muchos años, ¿cuál es el secreto?
Zeta-Jones: Los actores más jóvenes se me acercan y me piden algún consejo. Siempre digo lo mismo: “Sigue apareciendo”. Ser actor es un asunto de saber recibir los golpes que te da la carrera, de estar expuesto públicamente de maneras que no necesariamente son correctas o chocarte en los medios con una idea sobre tu persona completamente equivocada. Pero si eres fuerte, fiel a ti mismo y sigues apareciendo, las cosas van a cambiar. Ese es el secreto.

Noticias: Lleva muchos años de matrimonio con Michael Douglas pese a la breve separación y una familia que superó varios obstáculos (el cáncer de Michael y las dos internaciones de Catherine por su trastorno bipolar). ¿Cómo se siente en la actualidad?
Zeta-Jones: Son muchas cosas en un cuerpo. Hoy trato de infundir valores en mis hijos, generarles fuerza para superar los obstáculos y que sepan que siempre deben ponerse de pie. Esos son los valores que mi madre me enseñó. Por supuesto, hay vulnerabilidades. Soy una madre trabajadora y tengo inseguridades como todas. Pero soy fuerte. Y más viniendo de Gales, donde se necesita resistencia para soportar las adversidades. Me siento bendecida de tener una familia muy unida a mi alrededor que me apoya en todo. Algunas personas no son tan afortunadas.

 

Mariano Ojeda

@MarianoOjeda_