Menú
Empresas / 12 de febrero de 2018

El acero sale del bajón por la construcción y los mejores precios

Por

Luego de un aciago 2016, que marcó la producción de acero crudo más baja desde 2009 en la región, los balances de 2017 reflejan condiciones más favorables para el sector siderúrgico, cuya recuperación se vio animada por el impulso de la construcción y la obra pública —en el ámbito local— y por un alza moderada en los precios internacionales. Argentina es el tercer productor de América latina, muy por debajo de Brasil y de México. Según la Cámara Argentina del Acero, la producción anual local fue de 4,62 millones de toneladas en 2017, un 12% superior al 2016.
Los gigantes de techint. “El rubro creció aproximadamente un 12 % y nosotros crecimos de la mano del mercado interno: estamos produciendo entre un 80 % y un 90 % para el mercado local y exportamos entre un 10 % y un 20 %. Los drivers de la reactivación son la obra pública, el sector de la energía y la agroindustria”, revela Martín Berardi, Director General de Ternium Argentina (ex Siderar), firma del Grupo Techint que cuenta en el país con 5.500 empleados. Su planta de San Nicolás, provincia de Buenos Aires, es una de las más importantes de la región y produce aceros planos utilizados en la construcción, en las automotrices y en sector energético, entre varios otros.

El otro buque insignia del Grupo Techint es Tenaris, y lo conforman Tenaris-Siderca (producción de tubos de acero sin costura para la industria petrolera) y Tenaris-Siat (tubos con costura para la industria gasífera). Su composición de mercado es inversamente proporcional: un 80 % de sus productos, aproximadamente, se vende en el exterior, y un 20 %, en el país. “La planta de Campana (Siderca), terminó 2016 con 400.000 toneladas, y en 2017, esa producción subió a 700.000, con lo cual, tuvimos un crecimiento de 70 %”, explica Javier Martínez Álvarez, Director General de Tenaris Cono Sur. “Nuestra recuperación en el país se sostuvo de la mano de Vaca Muerta y del crecimiento que está habiendo allí en el sector del gas. Siderca es la única fábrica de tubos sin costura de la Argentina y una de las más modernas del mundo, con lo cual somos parte del sistema industrial de Tenaris, que tiene presencia en 30 países. Nos dedicamos mayormente a exportar”.

Inversiones y empleo. Atrás parece haber quedado el fantasma del desplome, que llevó a Tenaris a atravesar la crisis de 2015/16 con unos 3.300 obreros suspendidos. “El sistema de suspensiones no solo ya se eliminó sino que además empezamos a tomar gente. Durante 2017 incorporamos a unas 500 personas. En este momento estamos analizando un crecimiento de la plantilla de entre 100 y 150 personas. Para el comienzo de 2018 vamos a estar utilizando el total de nuestra capacidad instalada y vamos a tener nuestras plantas a todo vapor”, se entusiasma Javier Martínez Álvarez.
Futuro condicionado. Todavía sin alcanzar los niveles anteriores a 2016, Acindar, el otro gigante del acero local, se recupera al ritmo de la construcción, segmento que compone el 65 % de sus ventas, seguido por el agro (25 %), la industria (5%) y las exportaciones (5 %). “Comenzamos a ver una recuperación en el volumen de ventas, tras la fuerte caída de casi 25 puntos porcentuales sufrida en 2016”, sostiene Facundo Velasco, Gerente de Legales y Relaciones Institucionales de Acindar. La firma forma parte del Grupo ArcelorMittal (con operaciones en más de 60 países), tiene instalaciones industriales en cinco puntos de la Argentina y emplea a unas 2.300 personas. Durante la crisis, la compañía suspendió turnos de producción, por lo que se vieron perjudicados unos 300 trabajadores. Si bien la situación se encuentra hoy normalizada, su producción alcanza un 70 % de su capacidad instalada.

Brotes verde amarelo. Gerdau, la firma de origen brasileño que más recicla chatarra de América latina para convertirla en acero, está presente en el país desde 1998, cuando se asoció con la siderúrgica Sipar, con sede en la ciudad de Pérez, provincia de Santa Fe, donde se desempeñan unos 800 empleados. “El repunte de la construcción en el ámbito local nos impacta de manera directa, porque el 80 % del acero que vendemos es para la construcción civil. Nuestro crecimiento es con mercado interno, excepcionalmente podemos exportar, pero no son números significativos”, cuenta Fernando Lombardo, Director Ejecutivo de Gerdau Argentina y Uruguay.
En materia de inversiones, el año pasado se concretó la apertura de una nueva planta, con capacidad para producir 650.000 toneladas anuales de palanquillas de acero, materia prima que sirve para la fabricación de productos como alambres, mallas y clavos. “Es el resultado de una inversión de 242 millones de dólares que venimos realizando desde hace tres años. Con esto hemos sumado 100 empleos directos a una plantilla de 700 que ya teníamos. Ahora estamos funcionando al 90 % de nuestra capacidad instalada, en lo que es la línea de productos terminados. En la producción de acero en bruto tenemos más capacidad, la nuestra es una acería pensada para los próximos 20 años”, completa Lombardo el panorama local de este commodity íntimamente ligado al desarrollo y a la expansión de la economía.

En esta nota: , ,