Menú
Personajes / 23 de febrero de 2018

Rod Stewart: “Dejaré de cantar cuando esté muerto”

Pasó por Buenos Aires con su gira “The Hits”. De rockero a estricto y orgulloso padre de familia. Su Ferrari y su chef privado.

Con 73 años recién cumplidos, Rod Stewart, o Sir Roderick David Stewart, como lo condecoró la reina Isabel II en 2016 cuando fue nombrado caballero de la Orden del Imperio Británico, está embarcado en una nueva gira. “The Hits” es el tour que arrancó el año pasado y que lo paseó por Europa y Sudamérica y lo trae a Buenos Aires esta semana, con shows en Costa Salguero (con cena show el día de San Valentín para 180 mesas VIP) y GEBA.
Sacando chapa de crooner desde hace más de dos décadas, pero “sin olvidar el rock”, como se defiende ante NOTICIAS, el ex cantante de los Faces –banda que lo unió al Stone Ron Wood en los ’60 y ’70– guarda intacta su seducción de frontman, aunque cambió las camperas de cuero por vistosos smokings, acordes con recitales de 15.000 pesos la entrada.
En plan padre de familia, tras separaciones escandalosas, visita Sudamérica con su tercera esposa, Penny Lancaster (46), y sus hijos menores Aiden (6 años) y Alaistair (12). Se lo percibe de buen humor antes de arrancar la entrevista con NOTICIAS, en un alto de su gira europea, en Milán.
Noticias: ¿A los 73 años, piensa que todavía es sexy?
Rod Stewart: No lo sé, podrías preguntárselo a mi esposa (risas). Cualquiera puede ser sexy a cualquier edad, es una cuestión de actitud. Tengo la personalidad justa para eso. A mi edad, es fundamental creérsela un poco, si no te sentís un viejo (risas).
Noticias: Y ser un músico de rock ayuda…
Stewart: La profesión de músico es difícil pero me mantiene vivo. Siempre pienso que dejaré de cantar cuando esté muerto. Esta gira me llena de energías, a pesar de que implica un desgaste entre los viajes.

Noticias: Hablando de la gira, en Buenos Aires tocó en la noche de San Valentín. ¿Es el plan perfecto para una salida de enamorados?
Stewart: Cualquier plan es perfecto para esa noche si estás con la persona que amás. Es un show con mucho amor y pasión y va acompañado con una cena deliciosa. Es el inicio perfecto para una noche íntima.
Noticias: Para usted, ¿cuál es el plan perfecto de San Valentín?
Stewart: Un partido de fútbol, cerveza y amigos (risas). ¡No! Mi esposa me va a matar cuando lea esto.
Noticias: ¿Ve fútbol en California, uno de los lugares donde reside?
Stewart: Veo y juego. Mi fanatismo por el Celtic FC es indeclinable. Me hizo pasar momentos difíciles, pero soy apasionado por el fútbol.
Noticias: Además del perfil romántico, tiene un costado sensible. Editó un disco con canciones navideñas.
Stewart: Me lo sugirieron en la discográfica y mis hijos. Me escuchaban cantar en las Fiestas y me preguntaban por qué no grababa esos temas.
Noticias: ¿Cómo es una Navidad en la casa de los Stewart?
Stewart: Disfruto juntar a toda la familia. Sonará cursi, pero me gusta pasar tiempo con la familia, ir al parque, cenar y ver los fuegos artificiales. Hacemos lo mismo que todas las familias. No hay más fiesta de rockero a los 70 (risas).
Noticias: Hace unos años declaró que se sentía terminado como letrista, pero que encontró nueva inspiración. ¿De dónde surgió?
Stewart: No lo sé. Simplemente me cambió el ánimo. Ahora lo adoro. Me enamoré otra vez de sentarme a escribir canciones.
Noticias: ¿Cuándo se había desenamorado?
Stewart: En el pasado siempre lo odié. Con los Faces lo detestaba. Me encerraban en una habitación y no me dejaban salir hasta que ajustara las letras. Era un músico de rock pero me sentía un chico al que lo mandan a hacer la tarea.

Noticias: En la última década se redefinió como crooner con la serie “American Songbook”. ¿El rock quedó en el pasado?
Stewart: ¡No! ¡Rock and roll hasta la muerte! (grita y se ríe). Pero me volví más sensitivo, para no decir sensible, y me abrí a otros géneros. Me gusta el soul y el R&B. Mi show en Buenos Aires tiene mucho de eso también.
Noticias: ¿Qué música escucha cuando está en su casa?
Stewart: La que ponen mis hijos. Pero por suerte hay mucho rock.
Noticias: Hace poco su mujer contó que es un padre muy estricto, que le pone candado a la Xbox y no se las libera hasta que hacen la tarea.
Stewart: Con mis hijos más grandes fui más relajado. A los más chicos quiero sacarlos derechos (risas). Si no me pongo firme, pueden estar horas jugando a sus videojuegos. Mi mujer se quejará pero los resultados están a la vista en sus notas. Es obvio, pero estoy orgulloso de ellos. Son mi alegría, aprendo muchísimo.
Noticias: Su mujer decía que los pasa a buscar al colegio en su Ferrari.
Stewart: Está bien darse algunos lujos (risas). Amo esa Ferrari y a mis hijos los avergüenza un poco, es parte de nuestro juego.
Noticias: ¿Esa es otra de sus pasiones, los autos rápidos?
Stewart: Me encantan las Ferrari y los Porche, los autos de carrera son algo hermoso.
Noticias: ¿Es cierto que tiene un chef privado?
Stewart: Algunas noches. A Penny le encanta presumirlo. Viene tres noches a la semana y prepara las cenas formales. Nos hace vestirnos para la ocasión. Me obliga a usar saco en casa. Pero la cena es deliciosa.

Noticias: Después de esas cenas, ¿cómo sigue la velada de un seductor como usted?
Stewart: Con un buen té (risas). Como buen inglés, me encanta el té y nada me enoja más que uno mal hecho. Tampoco soporto que me fumen al lado, nada más estúpido que fumar, sean cigarrillos, habanos o lo que sea.
Noticias: ¿Qué otra cosa lo enoja?
Stewart: Que me llamen bajito. Mido 1,77. Penny es más alta y tiene tacos, entonces parezco bajo en todas las fotos.
Noticias: Con Penny se lo ve realizado, pero de sus relaciones pasadas dijo que se sentía avergonzado por cómo terminaron. ¿Sigue pensando lo mismo?
Stewart: Pasemos esa pregunta. Eso es pasado, vos lo dijiste.
Noticias: Pero hoy mantiene una buena relación con sus ex.
Stewart: Sí. No siempre fue fácil. Hubo que navegar en aguas turbulentas. Al principio de toda separación hay animosidad y las cosas salen mal. Hay que esperar y el enojo pasa.
Noticias: Hoy es otra persona, hasta lo nombraron “Sir”.
Stewart: Sí, fue increíble. Estoy agradecido. La distinción es el resultado de una votación de la gente y eso me pone contento, que hayan pensado en mí.
Noticias: Se lo vio orgulloso, mostrando las imágenes en sus shows. ¿Cómo fue conocer a la Reina?
Stewart: Un honor. Estaba muy exaltado en la ceremonia. En mis shows usé la medalla y pasamos imágenes de la condecoración. Es un orgullo.
Noticias: ¿Se hace llamar “Sir” en casa?
Stewart: No. Voy a pedir que me anuncien así antes de entrar a los shows (risas).

 

Maximiliano Sardi

@maxi_sardi