Menú
Educación / 19 de marzo de 2018

Segunda edición de la diplomatura en Diseño Editorial

Perfil y la Universidad de Belgrano vuelven a lanzar el posgrado pensado para egresados en el sector del diseño gráfico. Clases con los mejores especialistas y prácticas profesionales en la editorial.

La Diplomatura en Diseño Editorial ha iniciado, ya hace un año, un nuevo proceso de revalorización del diseño editorial como disciplina, priorizando la especificidad y la calidad del diseño, y profundizando en todos los aspectos que se involucran en un proyecto vinculado tanto al diseño gráfico como a los procesos de edición, producción y mercado editorial.

En este ciclo 2018, se busca optimizar la interrelación entre la rigurosidad del diseño y la práctica profesional enfatizando en los diversos medios editoriales, pero a su vez, integrando los contenidos académicos con la producción profesional de diarios y revistas de Editorial Perfil.

La participación de excelentes profesionales de la edición, del diseño editorial, de la fotografía, del diseño infográfico y de la producción gráfica se asocian con profesionales y expertos de Editorial Perfil creando un escenario que abarca los aspectos más importantes del producto editorial tanto académico como de mercado.

Balance. Transcurrido el primer año de la diplomatura hemos afianzado la creencia y convicción sobre la necesidad de debatir y retomar el estudio de distintas estructuras visuales como herramientas para optimizar el diseño, profundizando en las características y cualidades tipológicas, en las características y cualidades gráficas y en las características y cualidades del contenido tanto visual como textual. En el mismo camino confirmamos la necesidad de indagar en el sentido y aporte del mercado, el vínculo entre diseño y producción editorial masiva e independiente y como consecuencia fundamental avanzar en la visualización de los espacios para la innovación.

Como profesionales del diseño editorial entendemos que la expansión de los medios y por ende de la comunicación, implica el uso de nuevas formas de acceso a la información y nuevas formas de producción de la comunicación. Pero lejos de extrapolar los medios como ajenos y autónomos, éstos se funden y se interrelacionan adquiriendo características comunes a modo de una narrativa que tiene como denominador común el diseño de la información.

Como en todo diseño el valor de la semántica, la sintaxis y la pragmática son componentes ineludibles que adquieren protagonismo en el desarrollo de un producto editorial.

En su diseño, la semántica supone, según Massimo Vignelli, “la búsqueda de significados que implica la investigación de sus complejidades, aprender acerca de sus ambigüedades y comprender el contexto de uso para definir mejor los parámetros en los que se opera.” El diseño sin semántica, dice Vignelli, “es superficial y carente de sentido.”

A su vez, como componente esencial del proceso de diseño, la sintaxis implica la búsqueda de la coherencia y el sentido de la adecuación. La construcción de pautas visuales específicas para un determinado producto se logra indagando en las direcciones y caminos alternativos para luego analizar, seleccionar y producir sobre el soporte y medio adecuado, hacer uso de la escala, el papel, la tipografía, las imágenes, la expresión y el lenguaje, definiendo los blancos, el color y la encuadernación adecuadas a un público y contexto determinado. Y es en la pragmática que las decisiones cobran sentido otorgando visibilidad, aunque no desde un proceso lineal, sino habilitando la experimentación en un ida y vuelta con su conceptualización.

Mundo complejo. El diseño editorial hoy sigue siendo un referente paradigmático del diseño, porque entender su complejidad permite adquirir las bases para comprender la problemática del diseño en general. Aspectos como la dimensión, el espacio, la escala, el volumen, la ergonomía, la estructura, la secuencia, el texto, la imagen, la hipertextualidad, el color y las texturas; se debaten, se analizan y se comprenden a favor de la calidad, la adecuación y la especificidad de cada producto. Pero a su vez, comprender el fin y el sentido del mercado editorial es fundamental para incorporar una formación volcada a la producción de proyectos concretos y reales.

El producto editorial lejos de quedar obsoleto, no se reemplaza por otros medios sino que se afirma formando parte del entramado de las narraciones que fluyen en el cotidiano físico y virtual, siendo en muchos casos, por su complejidad y su versatilidad, punto de convergencia y nexo entre los diferentes medios de comunicación. A su vez, cuando se profundiza en su complejidad, se abren espacios para la interacción entre los procesos de planificación, diseño y producción.

La Diplomatura en Diseño Editorial tiene como propósito vincular al alumno con el mundo profesional a través de talleres, seminarios, diálogos profesionales, visitas de campo y prácticas profesionales, dirigidos por profesionales de primer nivel, donde se profundizan, de manera exhaustiva, los grandes temas del diseño editorial. Se propone un espacio de integración entre el desarrollo académico y el profesional, con el objetivo de ahondar en la cultura del proyecto editorial, los profesionales que la integran y las relaciones que caracterizan sus procesos.

La Diplomatura en Diseño Editorial, desde una perspectiva global y multidisciplinar, se organiza en torno a la elaboración de proyectos, donde se indaga sobre las posibilidades de dar respuesta a los distintos requisitos, entornos, procesos y lenguajes del actual ámbito profesional. Por este motivo, la cursada comprende tanto el estudio de los distintos formatos de publicación (libros, revistas y periódicos), la fotografía (periodística y artística), los principios de la composición y la tipografía; como también los conocimientos que intervienen en el proceso de lectura dentro de los nuevos retos que se generan en la relación entre lo analógico y lo digital.

El cursado de la diplomatura se organiza en base a cuatro formatos:

◆ Seminarios dictados por profesionales reconocidos en las distintas áreas que intervienen en el diseño editorial.

◆ Diálogos profesionales a cargo de expertos y directores de arte de la Editorial Perfil, brindando todo su conocimiento y experiencia tanto en el desarrollo y diseño del diario como de las revistas que edita la editorial.

◆ Taller de clases teórico-prácticas con instancias de exposición y reflexión sobre el desarrollo de un proyecto propio.

◆ Práctica en la Editorial Perfil para el desarrollo de la experiencia profesional, en un espacio de interacción con los profesionales de cada sector.

En 2018 se continúa, entonces, un camino hacia la integración académico-profesional en el ámbito de la comunicación en general y el diseño editorial en particular.

Con la dirección de Germán Díaz Colodrero, por la Universidad de Belgrano y Rodrigo Lloret, por la Editorial Perfil. Y con la coordinación académica de Beatriz Burecovics y Luciana Anarella.

*Coordinadora académica de la Diplomatura en Diseño Editorial Perfil-UB.

Luciana Anarella