Política / 26 de marzo de 2018

La Procuradora elegida por Macri llegó a la Casa Rosada

Tras la reunión que mantuvo con Mauricio Macri aceptó la postulación a Procuradora General de la Nación. El vínculo de su marido con la última dictadura cívico militar.

Por

Un día después de que el Presidente Mauricio Macri hiciera el anuncio formal en un programa de televisión, Inés Weinberg de Roca tuvo su primera reunión pública en la sede del poder Poder Ejecutivo. La misma se realizó pasado el mediodía, duró poco más de treinta minutos y contó con la presencia de Germán Garavano, quien brindó declaraciones: “Había muy buenos candidatos, jueces, fiscales, creo que finalmente el tema femenino fue importante en la decisión después de designar dos jueces hombres en la Corte. Le da prestigio a la función, jerarquiza a la mujer en un tema trascendente”, comentó el ministro de Justicia una vez finalizado el encuentro, y agregó que el pliego será enviado en los “próximos días” al Senado para su aprobación.

Weinberg de Roca está próxima a cumplir 70 años y se graduó de abogada con 21 años de la Universidad Nacional de La Plata, dos años después obtuvo la calificación de sobresaliente en el doctorado en Derecho en la misma universidad. Es especialista en derecho internacional y fue jueza del tribunal penal internacional para Ruanda.

Su relación con Mauricio Macri comenzó a gestarse en diciembre de 2012, cuando el actual mandatario era jefe de Gobierno porteño, y debió elegir un candidato para ocupar un cargo en el Tribunal Superior de Justicia. Allí votó en favor de permitir que la policía pueda requerir documento en la vía pública, como también habilitar la compra de pistolas taser por parte del gobierno porteño.

Una fuerte polémica se generó en torno a su marido Eduardo Roca, sobrino nieto de Julio Roca y  Embajador de Argentina ante las Naciones Unidas durante la última dictadura militar, en medio de la Guerra de Malvinas. Sobre esto se pronunció Garavano al finalizar la reunión que Inés Weinberg mantuvo con Mauricio Macri: “ Plantear o cuestionar a una persona por lo que pudo haber hecho o no su marido, cosa que desconozco, no corresponde“, sostuvo.

Lea también:
– Garavano: “Valoramos el paso al costado de Gils Carbó”
De armas tomar: Quién es la bella jefa del ex Renar