Política / 13 de abril de 2018

Caso Nicolás Dujovne: La investigación por dentro

Algunas investigaciones periodísticas me han llevado tres, seis meses. Otras se hacen en dos semanas, como la que revela que el ministro de Hacienda evadió y blaqueó. El paso a paso.

Por

Algunas investigaciones periodísticas me han llevado tres, seis meses, como las que publicamos en Noticias sobre quiénes financian las fundaciones de los políticos o sobre los principales ganadores de las licitaciones de obra pública en el gobierno de Mauricio Macri. Otras veces se hacen en dos semanas, como la que dimos con Rodis Recalt esta semana sobre el ingreso al blanqueo de Nicolás Dujovne antes de ser ministro. ¿Fue fácil el hallazgo? No, pero si uno está al acecho buscando permanentemente información termina enterándose de datos relevantes y ocultos.

Una entrevista genera otra, y otra, y otra hasta que de repente alguien nos cuenta con detalle que Dujovne tal y cual cosa. Y después buscamos chequear esos datos en fuentes oficiales y extraoficiales. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tiene más de 20.000 empleados, que deben respetar el secreto fiscal, pero siempre hay personas que terminan difundiendo información reservada, como ha ocurrido tanto con este blanqueo del gobierno de Macri como en los Panamá y Paradise Papers, entre otros casos.

Leer también:
– Exclusivo | Evadió, blanqueó y lo nombraron ministro”
– Cuando el ministro Dujovne se burlaba de la AFIP
– Caso Nicolás Dujovne: “secreto fiscal” y “plan contención”
– Pedirán la interpelación de Dujovne por la tapa de NOTICIAS

Consultamos al Ministerio de Hacienda, que respondió con un breve comunicado dos días después. Pero preferimos seguir investigando una semana más. Y así fue que con dos fuentes del Gobierno y dos de AFIP ratificamos que los datos principales eran ciertos y que otros estaban errados, y los descartamos. El pasado 9 pasado abril le pedimos una entrevista al ministro. Optó por no concederla. El día 11 le enviamos un cuestionario de 12 preguntas, la mitad sobre su caso y la otra, sobre el fenómeno de la evasión en la Argentina. Al día siguiente respondió con un comunicado un poco más extenso que el primero, en el que añadía: “No corresponde que me refiera a información protegida por el secreto fiscal y cuya filtración es el fruto de la actividad de una banda delictiva que está siendo investigada por la Justicia por vender información confidencial”.

Nosotros nunca compramos información. Vamos a proteger nuestras fuentes. Es nuestra obligación. Aceptamos el pedido del Ministerio de Hacienda de dedicar un recuadro específico a su respuesta. En el texto principal abordamos el caso, el fenómeno de la evasión, el de la salida de capitales y, con la ayuda de Daniela Gian, analizamos sobre cómo los ministros de áreas económicas pueden invertir sus ahorros sin provocar conflictos de intereses o delitos.