Menú
Mundo / 23 de abril de 2018

El Partido Colorado consolida su hegemonía en Paraguay

Mario Abdo Benítez fue electo presidente y extenderá el gobierno oficialista a pesar de las denuncias de corrupción. Portación de apellido y el pifie de las encuestas.

El candidato oficialista Mario Abdo Benítez ganó este domingo las elecciones generales de la República de Paraguay y será el próximo presidente del vecino país socio fundador del Mercosur. Así el Partido Colorado conserva el poder consolidado por Horacio Cartes.

Abdo obtuvo el 46,50% de los votos, una diferencia de casi cuatro puntos sobre el candidato opositor Efraín Alegre, quien quedó relegado al 42,73% del electorado. El resultado fue sorpresivo, no por el triunfo en sí, dado que las encuestas lo daban ganador, sino por la escasa diferencia que distó mucho del holgado triunfo que le auguraban.

Herencia. Abdo Ramirez es  hijo del secretario privado de Alfredo Stroessner, el militar que gobernó dictatorialmente Paraguay con durante  35 años. Si bien intenta despegarse de la imagen de su padre, la campaña se vio manchada por las acusaciones de portación de apellido.

El itrunfo se produjo a pesar de las denuncias de corrupción que el gobierno del Partido Colorado ha recibido a lo largo de los últimos años, lo cual coloca a Paraguay en la misma ola de sacudones políticos que sacude a toda Sudamérica y que ya a arrastrado a funcionarios y mandatarios de Brasil y Perú.