Menú
Política / 18 de junio de 2018

Avanza la causa de la offshore de Luis “Toto” Caputo

El fiscal Carlos Rívolo está a la espera de la respuesta a exhortos que pidió y que buscan determinar quién está detrás de Caputo como real accionista de esa empresa.

Por

El nombramiento de Luis “Toto” Caputo como nuevo presidente del Banco Central no solo es una señal de improvisación. El ascenso de “Toto” como hombre clave en la economía puede volverse una arma de doble filo si avanzan sus causas en los tribunales de Comodoro Py. Los correveidile de Comodoro Py sostienen que el fiscal Carlos Rívolo quien tiene a su cargo el expediente que investiga una estructura de sociedades offshore de las que Caputo sería el propietario. Esas mismas fuentes afirman que Rívolo está a la espera de la respuesta a exhortos que pidió y que buscan determinar quién está detrás de Caputo como real accionista de esa empresa. Esta tesis sobre un “dueño real” de las acciones de las sociedades offshore surgió de la propia explicación que dio Caputo en la Cámara de Diputados, la cual tuvo mucha repercusión por el escándalo que se armó con la diputada Gabriela Cerruti, cuando el entonces ministro de Finanzas le mandó un papelito con un mensaje que decía: “no seas mala”, acompañado de una carita sonriente. En esa audiencia, Caputo afirmó que su rol dentro de esas sociedades offshore era de “tenedor fiduciario”, es decir una suerte de testaferro. Pero caputo no quiso dar el nombre de la persona a la que “le hizo el favor”. La Justicia va tras ese nombre.
Esta causa no es la única que tiene en la mira al ministro Caputo. También tiene otros expedientes como la causa por el bono a 100 años, las operaciones de su ex empresa Axis, la venta de dólar futuro e incluso el expediente que investiga la venta de acciones de Petrobras Argentina a Pampa Energía.

El nombramiento de Caputo como presidente del BCRA es “en comisión”, como marca el reglamento, ya que deberá esperar que se apruebe su pliego en el Senado, porque al presidente del BCRA lo tiene que aprobar el parlamento. Para que eso suceda, Caputo deberá presentarse previamente en la comisión De Acuerdos, donde él deberá exponer y luego someterse al interrogatorio de los senadores. Ese día, tal vez, Caputo tenga que volver a responder sobre las causas judiciales que lo tienen preocupado a él y a su esposa.

Caputo llega al BCRA como una señal del Gobierno hacia los mercados para transmitir confianza. Atributo que al recaer sobre una sola persona, quedan expuestos a la buena fortuna de ese funcionario. Hoy las causas contra Caputo, el flamante presidente del BCRA, son también una espada de damocles que pende sobre la estabilidad monetaria del país.