Menú
Personajes / 11 de agosto de 2018

Barbie Simons: “La popularidad no me conmueve”

Conductora y entrepreneur, intenta alejarse de la pelea mediática tras “Pampita online”. Amores maduros y experiencias extrasensoriales.

Foto: Juan Ferrari.

Puntualísima y extremadamente estética, Barbie Simons arma sus looks y supervisa las fotos sin dejar escapar detalle, mientras bailotea y reproduce lo que sucede en los opulentos salones del hotel Four Seasons por su celular. Un mix de niña-adulta, fragilidad y fortaleza que se mezclan a cada instante. Su costado maduro de profesional autoexigente la muestra como la “self maker”, que se levanta todos los días a las 5 de la mañana para participar en “Mañanas argentinas” (C5N), sube y baja de aviones para entrevistar a estrellas de Hollywood, supervisa BS Branding, su mini pyme de carteras, ropa, velas y demás yerbas, y se acaba de incorporar a “Hay que ver”, magazine de la productora de Tinelli, mientras está en el candelero mediático por su feudo con Sol Pérez. La inocencia infantil se desliza cada vez que abre la pantalla de su teléfono (y son muchas), allí donde le sonríe la foto de su padre, el querido Leonardo Simons, cuando juguetea con su maquilladora tomándose selfies, cuando se emociona al hablar de su abuelo, cuando las inseguridades y los miedos a las pérdidas la abruman, cuando inconscientemente busca parejas que la protejan. Para crecer, el tema es no quedarse quieta. Por eso avanza como un torbellino, con la mirada en cada alfombra roja, pero sin dejar de mirar su celular.

Noticias: Estudió en Miami, desarrolló una carrera en la radio y en la TV, donde trabajó con Don Francisco, pero dejó todo. ¿Razones?
Barbie Simons: Me vine en el mejor momento de mi carrera. Ganaba cuatro veces lo que gano acá, pero me di cuenta de que lo más importante eran los afectos. Mi mamá y mi hermana se habían vuelto, mi abuelo estaba delicado de salud, y había cortado con mi ex novio. Nunca dejé de sentir a la Argentina como mi casa, a pesar de que en Miami me ganpe un lugar a base de esfuerzo; allá no era la hija de nadie. Fui una inmigrante más y tuve que aprender a hablar neutro.

Noticias: Está en C5N, tiene dos programas los domingos donde viaja por el mundo, se ocupa de su marca BS Branding, se sumó al programa de Listorti y Dumas y no deja de ir a ningún evento. ¿Cómo hace?
Simons: Siempre fui así, pero quizás no tener familia… Ojo que tengo a mi hermana, mi sobrino, mi mamá y mi abuelo, pero no tengo que volver a casa a rendir cuentas de lo que hago con mi tiempo y mi vida. Además soy muy emprendedora. Tengo referentes que me inspiraron como Oprah (Winfrey). Soy la única argentina que la entrevistó. O Ryan Seacrest, que empezó en la radio como yo y hoy tiene un emporio del entretenimiento. Conocerlos es como para un nene conocer a Messi.

Foto: Juan Ferrari.

Noticias: Se la nota obsesiva en el cuidado de su imagen.
Simons: Siempre fui de la limpieza, pero más del orden ¡y cuanto más grande me pongo, peor! Tengo la ropa ordenada por marca, color, textura, talles. ¡Soy muy fanática del orden! Vivo sola, así que con mis TOCs no jodo a nadie. Quiero entrar a mi casa y que represente una serenidad absoluta. Si abrís la heladera, las botellas están con las etiquetas iguales ordenadas para el mismo lado. ¡Soy muy loca! Mi sobrino tiene cinco años. Cuando viene a dormir a casa, llega con su valijita y ordena la ropa que se va a poner al día siguiente. ¡Es contagioso!

Noticias: Usted tuvo muchas parejas…
Simons: ¡No, tantas no! Formales, seis. Pero sólo una vez estuve enamorada. Tengo grandes vínculos con mis ex parejas.

Noticias: ¿Ahora está sola?
Simons: Estoy conociendo a alguien…

Noticias: Esto de no tener familia propia, ¿no la moviliza a la maternidad?
Simons: Nunca fue una prioridad. Amo a mi sobrino y canalizo por ahí, pero veo el trabajo que significa y no me siento preparada.

Noticias: ¿Algún famoso le tiró un lance?
Simons: No. Los de la música latina como (Luis) Fonsi, (Ricardo) Montaner y Sergio Dalma son personas con las que crecí y soy amiga. Pero ahora todo está medido por el tema del acoso. Ni una palabra de más.

Noticias: Pero ninguno le movió el piso…
Simons: Generé gran empatía, aunque no me gustaba, con Chris Pratt. Paramos la filmación por la lluvia y hablamos de la vida, de mi papá y hasta me estiró la espalda porque dice que estoy encorvada… Raro para ser Hollywood, donde casi ni te miran.

Noticias: Volvamos al chimento local… Usted era amiga de Pampita desde antes del programa.
Simons: Soy amiga. La quiero muchísimo. Me la presentó Gaby Bo (ex de Cristan Castro). Ellas se conocieron en el “Bailando…”. La conocí en Punta del Este. Yo estaba en pareja y salíamos a comer con ella y Benjamín (Vicuña). Caro me subió a su programa, quería que estuviese porque quería sentirse cómoda y segura trabajando con amigas.

Foto: Juan Ferrari.

Noticias: Nunca fue conflictiva y entra a un programas de amigas y está en la tormenta. ¿Qué pasó?
Simons: No me sentía cómoda en un proyecto que comenzó siendo algo pero se transformó. Se lo comenté a Caro. No me sentía cómoda por distintas situaciones, entre ellas una de desvalorización constante de una productora que no voy a nombrar porque soy una profesional y el mundo laboral es chico. Ese destrato me dio inseguridad.

Noticias: ¿Eso desencadenó el problema del grupo?
Simons: Para mí, por lo menos. No sé jugar este juego y no me gusta. No quiero que la gente me conozca por ser la mina quilombera, quiero que me conozca por mis entrevistas. No me interesa ser la más popular, sino la más profesional. Es una lucha interna porque entiendo que el medio te exige, pero quiero ser conocida por el trabajo porque me rompo consiguiendo entrevistas. La popularidad no me conmueve.

Noticias: Pero no pudo escaparle. Fue la única que se fue del programa con Pampita, tuvo un fuerte entredicho con Sol Pérez en el que hasta su hermana Vanesa intervino.
Simons: Me considero una amiga leal. Soy frontal y odio la hipocresía, que en este medio abunda y me genera un conflicto porque detesto el conventillo que se provocó con esta persona. Lo de mi hermana fue un mimo al alma.

Noticias: Últimamente está nostálgica con su papá, ¿pasó algo?
Simons: No, siempre me preguntan por él y acá en el teléfono tengo un wallpaper con su foto. Lo veo y lo tengo presente. Es mi fuerza, mi guía, mi luz. Lo extraño.

Noticias: Hace poco contó algo íntimo sobre un encuentro especial…
Simons: Pasó en 2011, no quería exponerlo por mi hermana. Después de su muerte, sentimos que no estaba en paz porque no estaba enterrado con sus padres en La Tablada por el suicidio. Cuando murió, mi hermana vivía en Miami y no se pudo despedir. No nos dejaron ver el cuerpo porque éramos chicas. Mi hermana me dijo: “Algún día voy a volver a ver a papá”. 16 años después, mi ex novio (Gerardo Werthein), nos permitió acceder a Admor, un maestro de rabinos y especie de médium que vive en Malta, con la ilusión de comunicarnos con mi papá. Nos dijo que le llegó un mensaje, que mi papá no había encontrado la luz y necesitaba estar enterrado con su familia. Cuando abrieron el cajón, escuché el llanto de mi hermana. Ella me dijo: “¡Era papá! Más amarillento, flaquito, pero tenía hasta los pelos de las cejas”.

Gabriela Picasso