Política / 22 de agosto de 2018

Acusan a Pichetto de estar influenciado por una logia secreta

Héctor Aguer, obispo emérito de La Plata y enemigo histórico del Papa, criticó al senador por tener un discurso “característico del lenguaje masónico”.

Por

Miguel Ángel Pichetto
Miguel Ángel Pichetto

Aunque Héctor Aguer dejó de ser el arzobispo de La Plata en mayo, su palabra y presencia sigue teniendo mucho peso en la Iglesia local. Por eso no pasaron desapercibidas las observaciones que hizo sobre el senador Miguel Ángel Pichetto, de quien sugirió que está influido por la masonería. “Pichetto le echó en cara a la Iglesia ser la responsable de que aquí impide todos los desarrollos y todos los avances, y hay algo allí muy característico del lenguaje masónico”, aseguró el enemigo histórico del Papa Francisco, desde su columna semanal en Canal 9. Polémica en puerta.

Aguer lanzó estas ideas en la reflexión que hizo sobre lo que dejó el debate por la despenalización del aborto, donde analizó el discurso de casi todos los senadores. Y se detuvo en especial en el de Pichetto, que había criticado fuerte a la Iglesia y había asegurado que “la religión no puede imponerle su visión al conjunto del país”.
Según el Monseñor, Pichetto está influenciado por la masonería, la logia secreta que históricamente fue rival del Vaticano: “El presidente del Bloque Justicialista del Senado se definió como ‘un católico laico’. Allí hay una pequeña confusión, porque laico viene de ‘laos’ que en griego significa ‘pueblo’ o sea que un ‘católico laico’ es ‘el pueblo de Dios’. Él habrá querido decir ‘católico laicista’, que no es lo mismo que laico. A veces se confunden esos adjetivos. La tradición masónica ha inyectado, la ideología masónica en la política argentina. Este senador también le echó en cara a la Iglesia ser la responsable de que aquí impide todos los desarrollos, todos los avances, todos los progresos. Hay algo allí muy característico del lenguaje masónico. Pero además ese senador incurrió en un pequeño desliz bíblico pues dijo que David escribió en tablas de piedra los Mandamientos de la Ley de Dios y debemos decir que se equivocó por unos cuantos siglos. Es disculpable porque seguramente no leyó la Biblia”.

En esta nota: , ,