Menú
Sociedad / 5 de septiembre de 2018

Militancia en redes: la Maradona cool

Por

Dalma Maradona se ganó el respeto del progresismo virtual. En su cuenta de Twitter, la hija mayor de Diego fue una férrea defensora del proyecto para legalizar el aborto y, en los últimos días, se encolumnó detrás del reclamo contra los recortes en la educación pública. Sus mensajes son reproducidos y aplaudidos por miles de seguidores que la defienden en masa cuando algún tuitero la ataca. Aunque ella se enoja cuando la quieren diferenciar de su padre, su estilo moderado, su perfil bajo y su militancia cibernética la convirtieron en la más cool de una familia acostumbrada a ventilar por televisión todas sus miserias.

Desde hace años, el clan Maradona es noticia cada vez que Diego protagoniza un escándalo y, casi siempre, el problema radica con alguna de las mujeres de su entorno. Sin ir más lejos, en los últimos días se conocieron detalles acerca de la demanda millonaria que le inició Claudia Villafañe a su ex marido por calumnias, injurias y violencia de género. En el historial de problemas recientes se puede mencionar el faltazo del ex futbolista al casamiento de Dalma; las eternas idas y vueltas con su actual pareja, Rocío Oliva, que llegó a filmar y difundir un video en el que él se ponía violento; y la conflictiva separación con Verónica Ojeda y su poco contacto con “Dieguito” Fernando.

Estos escándalos fueron haciendo mella en la imagen mediática del 10. Sin embargo, Dalma está “reivindicando” el apellido aunque a ella no le guste admitirlo.

Militancia virtual. La primera gran causa que abrazó este año Dalma fue la de la legalización del aborto. Como nadie en su familia, la actriz se comprometió con el proyecto, fue a las marchas y se unió al “Colectivo de actrices argentinas”. Hizo peticiones a los legisladores y aprovechó su influencia en redes para compartir argumentos a favor de la iniciativa, estadísticas y relatos de lo que significa la clandestinidad. “Tenía la esperanza de que se apruebe, pero siento que si no fue hoy, será mañana”, declaró luego del rechazo.

Pocos días después cuestionó a la mujer que celebró la muerte de “Chicha” Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, y, cuando empezó a crecer el reclamo por la educación pública, Dalma volvió a salir a la carga. Manifestó una crítica feroz contra las políticas educativas del Gobierno y se peleó con quienes la cuestionaban. Por ejemplo, se encargó de responderle a un usuario que desacreditaba su posición por ser “la hija de” haciendo referencia a la billetera de Diego: “Me va a encantar decirte que acá la única que hace papelones sos vos. Me recibí en el IUNA (ahora UNA) que es una universidad pública hermosa (que no está dando clases ahora) y te cuento que estoy grabando una novela en Telefe y no necesito que me mantenga nadie”. A sus seguidores les encantó la respuesta.

A Dalma no le gusta que se diga que es la más cool del clan, pero lo es. A diferencia de lo que hicieron su madre, su padre y su hermana Giannina (que se involucra en los escándalos familiares y crear los suyos propios), la actriz hizo de su vida privada un misterio y se esfuerza por demostrar formación y compromiso.