Menú
Cine / 6 de septiembre de 2018

El Bosco-El jardín de los sueños

Surreal, llena de invención, fuera de toda regla, la película resulta tan cautivadora como misteriosa, conversa con nosotros.

Por

**** Estamos acostumbrados a que los documentales sobre arte sean un montón de señores hablando e imágenes de las obras. Este filme de López-Linares, un interesante documentalista, hace eso pero de otra manera, integrando toda clase de discursos para tratar de desentrañar (afortunadamente no lo logra del todo, aunque provee mucha información) ese retablo increíble que es “El Jardín de las Delicias” del Bosco. Si hay una obra de arte que merece una película, es esa: surreal, llena de invención, fuera de toda regla, resulta tan cautivadora como misteriosa, conversa con nosotros. La película hace algo muy difícil: capturar y encausar esa conversación, traducirla a elementos puramente cinematográficos. Podría pensarse entonces en algo así como una película de detectives donde el secreto queda guardado aunque nos deleite la investigación. Es difícil filmar, además, una obra plástica y que revele potencial para el cine, pero aquí se logra. La intervención de intelectuales y estudiosos, en lugar de ser una especie de confesionario pedante, iluminan no sólo el retablo, sino también su influencia. Una gran manera de acercarse, de modo vicario, al sentido del arte.

(España, 2016) Documental. Dirección: José Luis López-Linares. Con Silvia Pérez-Cruz. Qubit.TV.