Cultura / 14 de septiembre de 2018

Los libros ya tienen su red social

Carlos Tramutola es el creador de Alibrate, la plataforma para los amantes de la lectura que ya tiene 60 mil usuarios.

Por

Las redes sociales unen a miles de usuarios y, en esa expansión, también abarcan los contenidos de nicho para quienes necesitan un canal más específico de comunicación. Dentro de esta tendencia se puede ubicar a Alibrate, una red social dedicada a los libros que nació a fines de 2017, y que lanzó su página web en enero de 2018 y en mayo su app. Su creador, Carlos Tramutola, ingeniero industrial, trabajaba en Techint como gerente de Desarrollo Social, pero “en algún momento sentí que había cumplido un ciclo, que quería hacer un proyecto personal, pero no sabía cuál”. Después de hablar con amigos, buscar y ver si existía algún espacio para los lectores, creó Alibrate, que hoy cuenta con 60 mil usuarios y casi 20 mil reseñas. Cualquier persona se puede registrar y encontrar una larguísima lista de libros reseñados, calificados y comentados, un espacio donde compartir con otros la experiencia de la lectura. Son muchos los que se interesaron por esta novedad: personas de 15 a 70 años, y de distintos países de Latinoamérica como también de España, Estados Unidos, y hasta Israel y Alemania. “Acá opino sobre un libro y encuentro otro que me responde, que leyó el mismo y que tiene algo que decir. Es el lugar para los que aman leer y quieren encontrar opiniones de gente común”, dice Tramutola y agrega: “La gente se entusiasma mucho”.

Con Alibrate, cada persona puede armar su propia biblioteca virtual con los volúmenes leídos, los que se están leyendo, los pendientes y los abandonados. Además, ayuda a decidir cuál será el próximo. Las recomendaciones, de los usuarios y de la propia red social según los géneros y autores seleccionados, resuelven esta necesidad. “Le preguntaba a mis amigos cómo elegían un libro y todos tenían respuestas diferentes: miraban críticas en el diario, le preguntaban al librero, y todos me contestaban que miles de veces se equivocaban y leían alguno que no les gustaba”. A partir de su idea, se acercaron editoriales argentinas, americanas y españolas que anuncian en Alibrate. Además, pronto empezarán a vender eBooks. La gente lo recibió muy bien, y “que haya 60 mil personas que dijeron que vale la pena registrarse es un montón”, cuenta Tramutola. “Algunos son más activos, como el usuario que escribió 600 reseñas, y en el medio hay de todo. Gente que ama el concepto, que encontró su lugar”, finaliza.