Menú
Empresas / 19 de septiembre de 2018

Un hotel para retiros de empresas

El establecimiento de la mayor cadena del mundo en Nordelta ofrece el servicio Desconectados para reuniones en un ambiente relajado.

Por

Desde que la cadena hotelera norteamericana Wyndham se hizo
cargo del ex Intercontinental en el corazón de Nordelta a fin de 2015, la idea siempre fue apostar fuerte a reuniones sociales, como casamientos o aniversarios. Pero ahora el Wyndham renueva sus esfuerzos para captar el segmento corporativo, sobre todo las reuniones empresariales que pueden durar uno, dos o
tres días.

Manejado por la gerenciadora de hoteles argentina Aadesa, el Wyndham acaba de lanzar un nuevo producto destinado a ese segmento que se llama Desconectados. Esta nueva experiencia propone “desconectarse de la rutina para conectarse con las
ideas y el trabajo en un escenario natural único y a minutos de la ciudad”, según cuentan en Aadesa.

Así, el Wyndham sale a competir con el Sheraton Pilar o el Sofitel Cardales, que se han posicionado muy bien en este target. Con la vista a la Bahía Grande de Nordelta, el establecimiento quiere pelear palmo a palmo con estos dos clásicos de la zona norte del conurbano bonaerense.

La diferencia con esos hoteles es que Nordelta, en el partido de Tigre, queda bastante más cerca de la ciudad de Buenos Aires y esto es a la vez una ventaja y una desventaja a la hora de pensar en retirarse del ruido. Sus competidores están en los municipios de Pilar y Campana.

El Wyndham invita a las empresas a organizar reuniones de trabajo,
desarrollar nuevas estrategias o potenciar las capacidades productivas fuera del entorno habitual. “La idea es salir de la oficina, alejarse del ajetreo cotidiano y encontrar ese espacio que toda organización necesita para poner el foco en lo importante y dejar
un poco de lado lo urgente”, dicen los responsables de marketing de Aadesa, que se define como una de las cadenas hoteleras más grandes de Latinoamérica tanto por sus marcas propias (Cyan, Don y MyHoteles) como la internacional Wyndham.

El hotel de Nordelta invita a disfrutar “de las hermosas vistas de la
bahía, en ambientes distendidos que afianzan el compromiso e incentivan la creatividad, transformando positivamente
ese momento de encuentro laboral”, según la gerenciadora del establecimiento de Wyndham, el grupo con más hoteles del mundo, alrededor de 8.000 hoteles en 66 países.

Propuestas on y off. La experiencia Desconectados tiene su propia página web (www.desconectadoswyndham.com), en la que se detallan las características de este producto, que incluye
Propuestas On, con espacios y servicios especialmente desarrollados para encuentros laborales, convenciones,
presentaciones o eventos, rodeados de amplias vistas a la bahía y varios de ellos con acceso a los decks.

Los salones del hotel Wyndham Nordelta tienen capacidad para diferentes estilos de reuniones, incluyendo desde el salón Bahía W, con más de 400 metros cuadrados o los meeting rooms, más íntimos y perfectos para avanzar en nuevos proyectos, todos equipados con la más alta tecnología para presentaciones, pantallas gigantes, proyecciones, wi-fi, etc.

Al mismo tiempo, otro componente fundamental del programa es Gastronomía ON, con las propuestas del Root Restaurant, un emblema del hotel y sus exclusivas propuestas de autor; los mediodías fusión de Sipan, que combina sabores de Perú y Japón;
y los clásicos coffee breaks.

Para finalizar el evento corporativo, Desconectados también incorpora las Propuestas Off, que invitan a relajarse en el W Spa y sus circuitos de agua, la pileta in/out climatizada y la sala de relax.
O bien, se puede celebrar la puesta en marcha de los proyectos disfrutando de buena música y ricos tragos en Bahía After y las vistas únicas que ofrece. Siempre con la opción de terminar la jornada alojándose y viviendo el Lifestyle Wyndham, en sus
amplias y modernas habitaciones.

El Wyndham Nordelta es un cinco estrellas que cuenta con 141 habitaciones. La cadena norteamericana es quizás poco conocida en la Argentina, pero es dueña de marcas de renombre como Howard Johnson, Ramada, Tryp, Days Inn, Esplendor o Dazzler,
entre otras.

La marca Wyndham desembarcó en el país recién ahora con el hotel de Nordelta. En este modelo de negocios, Wyndham aporta la marca y el gerenciamiento corre por cuenta de Aadesa, la firma creada por dos argentinos, Arturo Navarro Ithurralde e Iñaki González Arnejo, y que ya tiene en cartera 13 hoteles en el país y otros 20 en el exterior a través de un joint venture con su par brasileño Ver Hoteis. En la Argentina, Aadesa sumaba establecimientos en La Recoleta,
Puerto Madero, El Calafate, Villa La Angostura o El Chaltén, pero
ahora también está en Tigre.

“Muchos empresarios hicieron un hotel porque tenían un
sueño y después se les transformó en pesadilla”, suele decir
Arturo Navarro Ithuralde, uno de los dos ejecutivos argentinos que
fundaron Aadesa, la firma que se dedica a administrar hoteles como
el Wyndham de Nordelta, el primero de esta marca en la Argentina.
Navarro Ithurralde estudió en la UCA, trabajó en diversas empresas y en 2003 se lanzó con el emprendimiento de Aadesa junto a Iñaki González Arnejo. Hoy manejan 13 hoteles en el país. A pesar de que Wyndham es una cadena internacional con mucho expertise, les dejó a estos argentinos la tarea de gerenciarlo.

El negocio hotelero se está volcando desde hace tiempo a grandes
marcas globales que se desprenden de activos físicos, como por ejemplo edificios e inversores locales que son los dueños de la propiedad y gerenciadores.

Aadesa ya desarrolló marcas como Don, de hoteles cinco estrellas
boutique; Cyan, marca corporativa, y MyHotel, del segmento tres
estrellas.

En esta nota: , ,