Salud / 20 de septiembre de 2018

Aspirina para prevenir, una relación puesta en duda

Un megaestudio hecho sobre más de cien mil personas y publicado en la revista médica The Lancet cuestiona la efectividad del fármaco en personas que nunca tuvieron un infarto o un accidente cardiovascular.

Por

El uso de la aspirina en la prevención primaria de eventos cardiovasculares sigue siendo motivo de debate en la comunidad médica. Un estudio que acaba de ser publicado en la prestigiosa The Lancet, denominado ARRIVE, analizó beneficios contra costos del uso del medicamento entre quienes nunca tuvieron un infarto.

Los resultados de la investigación muestran que los beneficios de la aspirina para pacientes con enfermedad cardiovascular establecida (es decir, ya diagnosticada) son superiores al riesgo de sufrir sangrado, pero en el caso de quienes nunca tuvieron un infarto, el rol del fármaco es más controvertido.

“De los análisis que se realizaron entre 118.445 personas que participaron en 11 ensayos vinculados con el uso de la aspirina como prevención primaria de la enfermedad cardiovascular -resume el documento científico-, surge que el medicamento reduce el riesgo relativo de un infarto no fatal en un 22% y de uno mortal en un 6%, pero al costo de que haya un aumento del 59% en el sangrado gastrointestinal y una suba del 33% en el peligro de tener un derrame cerebral”.