Menú
Noticias Uruguay / 27 de septiembre de 2018

Volviendo a la conversación

Talvi se presenta en sociedad. Sanguinetti busca diálogo con los blancos y lanza munición pesada a los sindicatos. Los colorados quieren levantarse del suelo. La aguja de las encuestas comenzó a moverse desde las peores cifras.

Por

FERVOR. El martes 14 de agosto, Talvi hizo su entrada como precandidato colorado en un acto con mucho de campaña norteamericana pero en el corazón de un barrio popular montevideano. Por ahora, no quieren acercarse a la gente de Sanguinetti. Foto: Javier Calvelo/Agencia AdHoc.

Mientras quienes siguen con atención la política nacional miraban hacia el Partido Colorado esperando el anuncio de Ernesto Talvi de su precandidatura a la presidencia, un interlocutor inesperado volvió desde las huestes gobernantes de otrora, a la gran conversación: Julio María Sanguinetti.

En pocos días, el dos veces expresidente le dijo fascistas a los dirigentes de la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (ADES), propuso no sólo ir por la inconstitucionalidad de la ley que habilita una comisión para habilitar el voto en el exterior, sino también por un referéndum, y fue a conversar con los dos principales dirigentes blancos, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, para aliarse con vistas a formar un gobierno de coalición que dé certezas a la ciudadanía.
Las encuestas registraron el movimiento enseguida y, aunque no es posible corroborar la causa-efecto, los colorados movieron su aguja hacia arriba luego de una casi total quietud.

A mediados de agosto, el martes 14, llegó la esperada presentación en sociedad del ahora ya precandidato Ernesto Talvi, en un colmado gimnasio del Club Larre Borges, en la Unión, con un estilo tan norteamericano como el entusiasmo de dirigentes llegados desde todo el país.

Ernesto Talvi – Foto: Javier Calvelo/Agencia AdHoc.

Está claro para todos que el Partido Colorado no compite por ganar el gobierno nacional, pero nunca se imaginó que habría tanto fervor en sus filas desde abril del año pasado, cuando el senador Pedro Bordaberry, que había conquistado la mayoría del partido, anunció su decisión indeclinable de salirse de la actividad.

EN CTI PERO CON BUEN ÁNIMO

La directora de la consultora Cifra Mariana Pomiés, dijo a REVISTA NOTICIAS Uruguay que el Partido Colorado “tiene la receta” para mejorar, aunque “le llevará tiempo” porque “aún le falta la conexión con la gente”. Otros, como el consultor político y profesor de la Universidad Católica Federico Irazábal, ven al Partido Colorado como “un paciente en el CTI” y “con respirador”. Lo positivo, dijo, es que el paciente tiene ánimo para recuperarse.

En esos movimientos de recuperación de poder se enmarca la vuelta al ruedo de Sanguinetti, quien se había retirado a una vida de conferencista y observador. Otros se reagruparon, como los senadores José Amorín y Germán Coutinho, que provienen de tiendas distintas; el diputado Fernando Amado ya había iniciado un camino propio y en estos días entró en escena el economista Talvi.

ENERGÍA NUEVA A LOS 80

La vuelta de Julio María Sanguinetti, un hombre de más de 80 años, sacudió la modorra de los colorados al tiempo que lanzó propuestas y ataques puntuales que pusieron al partido en la conversación.

Primero, Sanguinetti se fue a hablar con los líderes blancos Larrañaga y Lacalle Pou, para proponerles armar un futuro gobierno de coalición “que dé certezas a la ciudadanía”, contó el ex presidente a REVISTA NOTICIAS Uruguay. A fines de mayo fue con todo contra el gremio docente ADES, un sindicato que no cuenta con la simpatía del público por la cantidad de paros que decreta y porque de alguna manera se lo ve como corresponsable por los malos resultados de la educación. A ellos los llamó “fascistas” y ocupó titulares en todos los medios. Luego, este mes, en agosto, desde el norte del país anunció la necesidad, no sólo de ir por la inconstitucionalidad de la ley que habilitará el voto desde el exterior, sino porque sea sometida a referéndum. El expresidente se puso al frente de la oposición en ese tema. Sin embargo, la jugada es observada en otros sectores colorados como un riesgo que puede dejar a Sanguinetti de un lado y al Frente Amplio darle una causa para unirse en su contra.
Lo cierto es que Sanguinetti -que volvió a aclarar que no será candidato en las internas y sí al Senado- logró que la aguja de las encuestas se moviera un poco hacia arriba.

José María Sanguinetti – Foto: Javier Calvelo/Agencia AdHoc.

TALVI Y EL ESTADO DE BIENESTAR DEL SIGLO XXI

El martes 14 de agosto concretó su entrada a la arena política Ernesto Talvi, un economista conocido en la academia y que deberá esforzarse para llegar al corazón de la gente. Desde CERES (Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social) Talvi realizó, durante años, diagnósticos sobre economía y educación y lanzó advertencias sobre el rumbo que tomaba el gobierno de izquierda. Últimamente se fue a los barrios y localidades del interior a explicar sus ideas.

En su discurso de presentación dio algunas pistas de lo que piensa hacer. Talvi le comunicó a su entorno, según fuentes de REVISTA NOTICIAS Uruguay, que hay que pensar en un Estado de Bienestar del siglo XXI, con políticas sociales y educación en el centro del debate.

Para su primera aparición como candidato, Talvi eligió para enviar su mensaje al club de básquetbol Larre Borges en el barrio de la Unión. Allí se definió como “progresista, liberal e internacionalista”. Habló de educación, prometió construir 136 liceos modelo en comunidades vulnerables y afirmó que “no hay marginalidad y violencia que pueda contra la educación”.

Foto: Javier Calvelo/Agencia AdHoc.

En un acto con características de modernidad, pantallas gigantes, trasmitido por las redes en directo y con público, al estilo norteamericano, ubicado detrás del atril donde habló el candidato, Talvi no dudó en dirigir sus dardos no hacia la interna sino ya pensando en las elecciones nacionales, por lo que apuntó al Frente Amplio.

Reconoció logros de la izquierda como el haber bajado la pobreza, el plan Ceibal y el cambio de la matriz energética, pero sobre todo se ubicó en la vereda de enfrente. El economista afirmó que el FA “fracasó donde no podía fracasar” como en educación en seguridad y en políticas sociales, y dijo que es un proyecto político “agotado, sin reflejos y sin capacidad para responder”. Talvi, que es un “outsider” de la política, se mostró rodeado de dirigentes de distintos puntos del país, subió al estrado a una persona no vidente que fue la primera a la que abrazó y según supo REVISTA NOTICIAS Uruguay, no cursó invitación a los demás líderes colorados que competirán con él. La estrategia de campaña del nuevo sector será de no agresión hacia los rivales colorados.

Para Irazábal, Talvi surge con la idea de “refundar al Partido” y eso implica “prescindir de figuras históricas como la de Sanguinetti”. Talvi apuntará a eliminar “el estilo Magurno” (un ex dirigente de corte popular de la política), que buscaba “acomodar” a los suyos. “No digo que Sanguinetti tenga ese estilo, pero Talvi “quiere vacunarse contra ese esquema”, aclaró el consultor político.

AMADO: LOS COLORADOS NO SON APÉNDICES BLANCOS

Tras la salida de Pedro Bordaberry y antes de la aparición en escena de Sanguinetti y Talvi, los colorados se venían armando.

Los primeros en reagruparse y concretar una alianza fueron los senadores José Amorín y Germán Coutinho, el exintendente de Salto que integró la última fórmula presidencial con Bordaberry. Amorín será el candidato a las internas y Coutinho irá como primer senador en las nacionales.

Fernando Amado – Foto: Javier Calvelo/Agencia AdHoc.

Del lado de la renovación aparece el diputado Fernando Amado, con sus Batllistas Orejanos. Amado dijo a REVISTA NOTICIAS Uruguay que el sistema político “está polarizado y fragmentado, por lo que se hace necesario encontrar expresiones capaces de articular y que ofrezcan gobernabilidad”. Dijo que su sector “es equidistante” del Partido Nacional y del Frente Amplio y comentó que le molesta cuando se hace ver a los colorados como “un apéndice” de los blancos.
Para Amado, “la izquierda ha sido monopolizada por el Frente Amplio y su grupo va a pelear por recuperar las banderas de la socialdemocracia”.

EL FACTOR JOVEN TAMBIÉN SUMA

A pesar de pasar por uno de sus peores momentos en más de 160 años de historia, las elecciones de jóvenes colorados dieron, a fines de 2017, la primera señal de aires. En ellas participaron unos 30 mil votantes, que renovaron las esperanzas en un partido que venía en baja. En esa instancia el sector más votado fue Espacio Abierto, de los diputados Conrado Rodríguez y Tabaré Viera, que le ganó a Vamos Uruguay. De esas elecciones surgieron 100 delegados que pasaron a integrar la Convención Nacional del partido y dos fueron al Comité Ejecutivo Nacional.

AMIGOS. El expresidente Sanguinetti ya conversó con los dos principales líderes blancos, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, para comenzar a mostrar la idea de un gobierno de coalición, a partir de 2020. Foto: Javier Calvelo/Agencia AdHoc.

SANGUINETTISTAS CON TALVI, SI TALVI QUIERE

El Partido Colorado tendrá en las internas cuatro competidores aunque pueden ser tres. José Amorín, Ernesto Talvi y Fernando Amado ya anunciaron que estarán en la línea de largada. Los Batllistas de Sanguinetti, están divididos entre anunciar un candidato propio, algo que harían en un mes o dos, o apoyar a Talvi, según lo manejan allegados al ex presidente. En ese último caso, hay que ver si Talvi los acepta, comentaron fuentes políticas. Según supo REVISTA NOTICIAS Uruguay, el exdirector de CERES prefirió armar su equipo sin Sanguinetti y sin el legislador de Rivera, Tabaré Viera, por representar la vieja guardia, aunque se le habían arrimado para hablar.

Sobre ese punto, el diputado Ope Pasquet dijo que no quieren “una alianza antes de las internas” y aclaró que esa decisión “no implica un juicio de valor negativo hacia ningún correligionario”. “Simplemente queremos expresar nuestro pensamiento y reafirmar nuestra identidad política sin condicionamiento de ningún tipo”. “La gente nos votará o no, pero lo hará pensando en esta propuesta nueva que surge como algo distinto”, afirmó el legislador. “Lo de Talvi es un proyecto nuevo, moderno, que nace con autenticidad. No queremos alianzas que puedan implicar una alteración de lo que se ofrece”, afirmó.

Para Ope Pasquet, el Partido Colorado arranca de abajo y la salida de Pedro Bordaberry “restó una figura” que había sido legitimada por los votos. Desde entonces, el partido quedó en “estado de acefalía”. El legislador anunció que en Ciudadanos se conformaron equipos técnicos en temas como educación “que será un eje central” y en seguridad para lo cual se preparan medidas. Otro asunto medular de la propuesta, y donde Talvi es fuerte, es el económico y en tal sentido se harán anuncios para dinamizar la economía y recuperar el empleo.