Menú
Política / 29 de septiembre de 2018

En 2009, NOTICIAS ya denunciaba: “Así prosperan los secretarios K”

En su investigación, el periodista Nicolás Diana advertía que los hombres en la mira judicial habían multiplicado su fortuna entre 800 y 11.000 % desde que ingresaron en el Gobierno K.

Los ex secretarios k, Fabián Gutiérrez (el nuevo arrepentido), Héctor Daniel Muñoz, Isidro Bounine y Julián Álvarez, alguno de los cuales hoy son noticias en todos los medios por haber sido detenidos recientemente, no son novedad para NOTICIAS. Este medio los investigó hace 9 años, en pleno gobierno kirchnerista, y los denunció, ya que los mismos habían incrementado entre 800 y 11.000 por ciento sus patrimonios desde que habían ingresado a trabajar  a la par del ex presidente Néstor Kirchner y su mujer, Cristina Fernández.

La investigación del entonces periodista de esta revista, Nicolás Diana, publicada en octubre del 2009 revelaba:

Son los cuatro fantásticos de Cristina Fernández. La siguen a sol y sombra y conocen todos sus secretos. Son los hombres que le llevan las valijas en los viajes y los que aguantan sus rabietas sin chistar. Son sus secretarios privados: Fabián Gutiérrez, Héctor Daniel Muñoz, Isidro Bounine y Julián Álvarez.

Gutiérrez es el más famoso de los cuatro. Hace quince días saltó al estrellato cuando una investigación del sitio web Opi Santa Cruz ventiló que se estaba construyendo una espectacular casona en El Calafate valuada en 500.000 dólares. Pero la casa no era la única sorpresa que guardaba Gutiérrez. En los últimos seis años incrementó su patrimonio un 874 por ciento. Pasó de 52.590 pesos en el 2003 a 512.393 en el 2008.

Sus compañeros de aventuras tampoco se quedan atrás. El caso más impresionante es el de Muñoz, quien entre el 2003 y el 2008 tuvo un incremento patrimonial de 11.180 por ciento. En cuanto a Bounine, apenas tenía 15.000 pesos en una cuenta bancaria cuando llegó a la Casa Rosada en el 2005 para asistir al ex presidente Néstor Kirchner. Pero la prosperidad K también le llegó y en el 2008 sus bienes ascendieron a 830.254 pesos. El incremento patrimonial fue del 5.435 por ciento. El cuarto secretario, Álvarez, pasó de tener 5.860 pesos de patrimonio en el 2003 a 298.406 en el 2007. Un incremento de 4.992 por ciento. Su declaración jurada del 2008 no está disponible: los auditores oficiales se la devolvieron para que la corrija porque tenía errores de procedimiento.

La información de la fortuna de los secretarios K se desprende de las declaraciones juradas que presentaron ante la Oficina Anticorrupción. Cada uno cobra cerca de 15.000 pesos al mes de sueldo. ¿Cómo hicieron para enriquecerse?

CABAÑAS Y PETRÓLEO. Héctor Daniel Muñoz, el del incremento patrimonial del 11.000 por ciento, es uno de los secretarios más antiguos del matrimonio K y hoy cumple funciones en la Quinta de Olivos. Mientras Kirchner fue presidente le atendía el celular y oficiaba de “punching ball” humano en los momentos en que el patagónico necesitaba descargar su ira. Hoy trabaja para Cristina y ostenta rango de asesor presidencial. “Danielito”, como lo llama el ex presidente, es el secretario más afortunado de los cuatro y el que más incrementó su patrimonio en los seis años de gestión. Pasó de 14.000 pesos en el 2003 a 1.579.172 en el 2008.

Cuando llegó del sur junto al matrimonio presidencial no tenía ninguna propiedad inmueble. Declaraba un Volkswagen Gol valuado en 15.000 pesos y una deuda de 1.000 pesos con la Banca Nazionale del Lavoro. En cambio, en su última declaración admite un complejo de seis cabañas en El Calafate sobre un terreno de 1.285 metros cuadrados que compró en el 2003 por 9.637 pesos. El complejo terminó de construirlo en el 2007 y sólo en el 2008 le generó ingresos por 472.314 pesos en alquileres. En el rubro “mejoras” declara que invirtió 269.347 pesos en el emprendimiento.

También tiene 450.000 pesos en efectivo, una caja de ahorro con 10.673 pesos y una cuenta corriente por 42.273. El 24 de noviembre del 2008 ingresaron a sus arcas 170.000 pesos por la venta de un terreno en Río Gallegos que había comprado en el 2006 por 44.700. Lo que se dice un buen inversor.

El 2008 fue el gran año para Muñoz. Se compró un terreno de 675 metros cuadrados en Mar de las Pampas valuado en 80.000 pesos y además creó dos sociedades: Proxi SRL, dedicada a los servicios petroleros, y DS Mayer SA, cuya actividad principal es el transporte urbano de cargas. Su socio en ambos emprendimientos es Sebastián Ludman, un joven empresario del sur integrante de la Cámara Patagónica de Servicios Petroleros, que hace unos años denunciaba el sorprendente avance de empresarios kirchneristas en ese rubro. Ahora él mismo se asoció a un pingüino de ley.

En su declaración jurada también reluce una deuda de 70.947 con el Banco de San Juan, propiedad del Enrique Eskenazi, el banquero favorito de Kirchner y dueño también del Banco de Santa Cruz y de una parte de YPF. También tiene deudas por 28.750 pesos con sus dos sociedades.

MÁS PROSPERIDAD. Julio Daniel Álvarez alguna vez soñó con ser intendente de Río Gallegos. De todos los secretarios presidenciales es al que más le gusta “chapear” con su cargo y hasta se declara amigote del futbolista JuanSebastián “La Brujita” Verón.

En el 2003, cuando asumió como valet presidencial, Álvarez tenía un patrimonio de sólo 5.860 pesos. Según su última declaración jurada, sus bienes ahora ascienden a 298.406 pesos. Tiene una casa en Río Gallegos valuada en 15.200 pesos, una caja de ahorros con 231.404 pesos y una deuda de 5.458 pesos con el Instituto de la Vivienda de Santa Cruz. Además, como cualquier kirchnerista que se precie, adquirió terrenos en El Calafate: uno de 1.500 metros cuadrados valuado en 9.034 pesos y otro de 2.250 metros cuadrados por 13.500 pesos. Los terrenos los compró a precio vil –6 pesos el metro cuadrado– gracias a un decreto del entonces intendente kirchnerista de El Calafate, Néstor Méndez.

Fabián Gutiérrez también compró terrenos en El Calafate a precio de remate. En el 2004 adquirió uno de 1.466 metros cuadrados por el que pagó 10.995 pesos. Allí se está construyendo una casa de 480 metros cuadrados cubiertos, con pileta climatizada, gimnasio y sala de juegos, entre otras comodidades. Algunas denuncias periodísticas indican que valdría 1 millón de dólares y él responde que sólo llega a los 300.000. Según inmobiliarias de la zona, el valor de mercado de la propiedad asciende a los 500.000 dólares.

También en El Calafate tiene otro terreno de 1.470 metros cuadrados comprado en el 2008 por 22.000 pesos. Y en la localidad de Hipólito Yrigoyen, en Santa Cruz, hizo el negocio de su vida: pagó 513 pesos por 448 metros cuadrados. Además posee un departamento en el barrio porteño de Recoleta. Tiene 107 metros cuadrados y declara que lo compró en el 2007 por 332.000 pesos, aunque según los valores de mercado valdría no menos de 700.000. Cuando está en Buenos Aires, a Gutiérrez le gusta manejar un Porsche negro descapotable, que jura que no le pertenece. Para las vacaciones prefiere una moto de agua comprada en el 2008 a 35.000 pesos.

Gutiérrez tuvo un incremento patrimonial del 874 por ciento en seis años. En el 2003 tenía un saldo patrimonial de 52.590 pesos y en el 2008 sus bienes ascendieron a 512.393. El fiscal federal Guillermo Marijuán acaba de abrirle una investigación por supuesto enriquecimiento ilícito.

LA YAPA. El que también está siendo investigado es Isidro Bounine. La Oficina Anticorrupción detectó que sus bienes crecieron demasiado en los últimos años. En el 2005, cuando presentó su primera declaración jurada, tenía bienes por 15.000 pesos. En el 2008 su patrimonio ascendió a 830.254 pesos. El valet se compró en el 2008 un departamento en Belgrano por 228.754 pesos. Y declara tener 70.000 dólares y 42.000 euros en efectivo. Sus bienes crecieron un 5.435 por ciento en tres años.

Obedientes y silenciosos, los secretarios presidenciales multiplicaron su patrimonio desde que están en el Gobierno. Los Kirchner traen buena fortuna.