Sociedad / 9 de octubre de 2018

El club de las niñeras de los hijos de los famosos

Por

Fran Fine llega por casualidad a la casa de Maxwell Sheffeld, un millonario productor de teatro británico que vive en Nueva York. Por una confusión es contratada como la niñera de los tres hijos: Maggie, Brighton y Grace. Aunque al principio el “señor Sheffeld” no parece muy a gusto con ella, la personalidad arrolladora de Fran termina convirtiéndola en un miembro más del clan familiar. Así, la televisión supo retratar en tono de comedia en “La niñera”, la labor de quienes se encargan de cuidar a los hijos de ricos y famosos. 

En el caso de la farándula argentina, el vínculo entre las “babysitters” y los padres puede ser tal, que no sólo se convierten en piezas fundamentales de su vida, sino también en personajes públicos. Ese parece ser el caso de Luciana Salazar, mamá de Matilda, y de su niñera Yamila Lensina; de la modelo Sabrina Rojas, madre de Fausto y Esperanza y de su niñera Romina Daza; y de la actriz Jimena Barón, mamá de Morrison, y de su niñera María Trinidad López.

Pero llegar a convertirse en la “nanny” de los hijos de los famosos no es cosa fácil porque deben tenerse en cuenta cuestiones sensibles: la exposición mediática, agendas tiranas y viajes permanentes. Así lo entendió la mediática Vicky Xipolitakis, que cursa su sexto mes de embarazo, e hizo una convocatoria a través de Instagram y Twitter, buscando a quien cuidará de su hijo. El pedido tuvo su polémica, ya que entre los requisitos pidió que se tratara de mujeres que “no hablen mucho”. Esto, para los especialistas en el tema, es una de las tantas cosas que pueden llegar a pedir los padres a la hora de buscar a la persona indicada.

(Lea también: Consejos de la niñera de Luli Salazar para el casting de Vicky Xipolitakis)

Tal como cuenta María Moyal, directora de “Cuidame Mucho”, un lugar especializado en reclutar niñeras, a NOTICIAS: “Piden que sean reservadas. A veces incluso preguntan por una persona extranjera, porque quizás no es tan consciente de su fama”, explica. Moyal, que desde hace 11 años se dedica a reclutar personas con experiencia y referencias para desempeñar esta labor, relata algunos de los pedidos más descabellados de los padres: “Hay quienes piden que tenga una presencia adecuada para llevarla a determinados eventos. O, por el contrario, que no sea muy linda para evitar riesgos. Hasta nos llegaron a pedir que no sea excesivamente gorda”.

Una más de la familia. Sabrina Rojas fue la primera en mostrar a su niñera Romina “Momi” Daza, como un miembro más del clan familiar. Y lo hizo nada menos que como su compañera de baile en el “Bailando por un sueño” 2016. Súper descontracturada, la mujer, que hace cuatro años trabaja cuidando a los hijos de la modelo y de Luciano Castro, se ganó la atención del público por contar anécdotas de la convivencia con el actor. “Prefiero que me deje Luciano y no ella”, dijo entonces Rojas. “Vale mucho ser buena persona, y obvio que ser responsable. Cuidar a ese bebé como si fuese tuyo”, explica “Momi” a NOTICIAS.

Jimena Barón también incluyó en su familia a María Trinidad López, a quien conoció cuando la mujer la cuidaba a ella y a su hermano de chicos. “El requisito a la hora de elegir a alguien fue que sea cariñosa. Y teniendo en cuenta el trabajo de Jime, que sea discreta e incondicional. De hecho, Mari se mudó casi enfrente para poder asistirla mejor”, confían desde el entorno de la actriz.

(Lea también: Esmeralda Mitre: polémica y border)

Pero quien sin dudas se convirtió en una celebridad es Yamila Lensina, la asistente de Luciana Salazar y cuidadora de Matilda. La niñera se hizo famosa en el especial que filmó la rubia para mostrar su maternidad, “Luciana mamá”.

Quizás por esto es que Xipolitakis esté evaluando una oferta para llevar la convocatoria que hizo por las redes a la tevé, tal como le confió la ex vedette a este medio. Un reality en el que las candidatas seguramente deberán pelear por el codiciado puesto entre pañales y mamaderas. Algo así como “El aprendiz” versión niñera, pero a falta de Donald Trump, las participantes se la tendrán que ver con las excentricidades de la vida de la mamá.