Noticias Uruguay / 12 de octubre de 2018

Blanca Li: “Yo puedo inventar mi manera de bailar”

Hizo coreografías para Beyoncé y Jean Paul Gaultier. Está en Montevideo preparando una puesta para el Ballet del SODRE.

Por

BEYONCÉ Y H&M. Entre las coreografías de Blanca Li está el video de una de las giras mundiales de Beyoncé y una campaña de H&M protagonizada por Katy Perry. //Fotos: Ali Mahdavi.

Desde coreografías para Daft Punk o Beyoncé pasando por trabajos para diseñadores como Jean Paul Gaultier o Stella McCartney hasta armar coreografías con robots, Blanca Li (Granada, 1964), bailarina, coreógrafa y directora, está en Montevideo para participar en el Festival cervantino con el ballet “El Quijote del Plata”, que se estrena el 25 de octubre sobre un texto del dramaturgo Santiago Sanguinetti inspirado en el clásico español y la figura del mayor coleccionista uruguayo de material cervantino, Arturo Xalambrí.

Noticias: ¿Había venido a Uruguay alguna vez?

Blanca Li: Sí, esta es la mi tercera. Nunca vine a trabajar, siempre había estado de vacaciones a visitar a una amiga, que me llevó al campo y a la playa y hace como 5 años fui a trabajar a Buenos Aires y volví. Pero es la primera vez que vengo a trabajar.

Noticias: ¿Cómo fue el contacto para realizar esta obra?

Li: Me llamó Igor (Yebra, Director del Ballet del SODRE) para participar en este Festival cervantino, me habló de (Arturo) Xalambrí, uno de los más grandes coleccionistas de ediciones de El Quijote, y me dijo que le encantaría hacer algo sobre ese tema. Escribimos este libreto inspirado en la figura de Xalambrí. La idea del libreto es que Xalambrí, de tanto leer El Quijote se convierte en el Quijote y como sabemos, el Quijote de tanto leer libros de caballería se convierte en El Quijote. Entonces hay como un paralelismo entre el personaje de Xalambrí con sus libros y El Quijote. Es como si hubiera dos Quijotes. Partimos de Xalambrí, que está en su lecho de muerte con su hija que le está leyendo libros y él pide que le lea El Quijote. Entonces, como tiene muchos libros de distintas ediciones, de distintos orígenes y lenguas, le va leyendo y cada vez que abre un libro digamos que entramos en un capítulo y entonces hago todas las coreografías inspirándome en el libro.

Noticias: ¿Cómo va a trabajar en este caso?

Li: Para armar este espectáculo volví a leerlo, porque no queríamos hacer el Quijote clásico -es lo que Igor me pidió. Yo prefería partir de este personaje uruguayo y escribir desde cero, desde la historia, la música, todo. Volver a empezar. Entonces es un Quijote nuevo creado para esta compañía. Por tanto, yo miro a cada bailarín antes de crear la coreografía. No es que llego con toda la coreografía o con todo el guión hecho, tengo todo muy estructurado, pero hay una gran parte donde necesito ver al bailarín, su personalidad y luego adaptar el personaje. Necesito trabajar con sus cualidades de bailarín para sacarle lo mejor a cada uno. Por eso será hecho especialmente para ellos, que son bailarines de danza clásica. Yo soy una coreógrafa de danza contemporánea, pero voy a usar el lenguaje clásico. Vamos a trabajar con la técnica clásica pero con mi visión. También me parece importante el humor, que haya esos guiños de humor. Hemos trabajado con Santiago Sanguinetti para ver cuáles son las escenas que pueden ser más aptas para el ballet, porque no deja de ser un lenguaje universal y abstracto y no tiene lenguaje directo. Todo es con el cuerpo y hay escenas que se prestan más para representar con el cuerpo. Elegimos las escenas del capítulo de “Las bodas de Camacho”, donde hay una descripción de distintos bailes y tiene mucha información, y la escena de las cuevas y la quema de los libros, que es muy dinámica. Otra escena que elegimos es cuando él se inventa a sí mismo y la de los molinos, claro, porque es como que es un “hit” esa escena. Llevamos meses preparando el vestuario, el libreto, después todo va muy rápido.

Noticias: En sus comienzos empezó con la gimnasia olímpica y después siguió con la clásica…

Li: Cuando estaba en la escuela ya me gustaba la gimnasia y el baile y había intentado que mi madre me llevara a la escuela de ballet varias veces. Pero éramos muchos en la familia y era difícil para mí, en el contexto familiar, éramos muchos en casa y no era posible que mi madre me llevara a estas clases. Entonces estaban buscando niñas en Madrid para montar un equipo nacional de gimnasia rítmica. Me presenté y me eligieron para el equipo junior. Al final seleccionaron y quedaron solo ocho entre las que estaba yo y allí me quedé hasta los 15 años. Empecé a bailar y a hacer clásico pero muy rápido me di cuenta que lo clásico me gustaba, pero que yo no tenía ciertas cualidades físicas que son necesarias en el bailarín clásico: no tenía cierta apertura de cadera, etc., veía que estaba todo muy escrito y tenía la sensación de que tendría que haber algo más libre. Entonces oí hablar de danza contemporánea que yo no sabía ni lo que era. Escuché hablar de Martha Graham y le dije a mi madre que me iba a Nueva York a estudiar con ella. En principio me fui por tres meses y encontré otro mundo. Al final me quedé tres años, y me di cuenta de que ella había inventado su manera de bailar. Entonces pensé: yo podría inventar mi manera de bailar y bailar como se me dé la gana.

Noticias: Ha trabajado con muchos artistas y músicos, pero el más recordado debe ser el video “Around the world” de Daft Punk. ¿Cómo fue esa experiencia?

Li: Fue la primera vez que me llamaron para un trabajo de cine. Me llamó Michel Gondry; él había visto un trabajo mío y me dijo cuál era el concepto del video. Yo le hice una serie de propuestas, la idea era que cada grupo de bailarines hiciera un movimiento diferente. Entonces le dije: “bueno, vamos a escoger bailarines de técnicas diferentes”. Había algunos que hacían ballet clásico, otros de danza contemporánea, otros hip-hop, otros eran más acróbatas, otros de jazz, esa combinación no se hacía mucho en ese momento y fue muy divertido.

Noticias: También ha participado en el mundo de la moda con coreografías para grandes marcas y diseñadores…

Li: En ese entonces eso se hacía muy poco, ahora la danza se usa más, se usa la moda en publicidad y la danza está omnipresente, es más abierto. La danza era más elitista y ahora se ha vuelto más de la calle y accesible, por eso la gente se interesa más. Yo siempre me he encontrado con gente de distintos grupos. Cuando ensayábamos para el video de Daft Punk, enseguida unos querían aprender de otro porque es un mismo lenguaje, no hay fronteras. Yo creo que cuando tienes lo mejor eso es lo que vale. Es lo mismo un súper bailarín de hip-hop como un súper bailarín de clásico, contemporáneo o de danza tradicional. Lo que cuenta es la excelencia y eso es lo más. Me gusta mucho socializar, llevar la danza a lo popular para que el público baile, porque nosotros estamos acostumbrados a la danza profesional, ligados a la excelencia y a que la danza esté sublimada pero también es una terapia y una manera de ser feliz.

Noticias: ¿En qué se inspira al momento de crear un espectáculo?

Li: En la vida. No hay que ir muy lejos, la tengo cada vez que salgo a la calle; el problema es que tengo un espíritu muy creativo porque todo me inspira. Estoy en continua atención y veo algo y enseguida se me ocurre una idea, pero en general es la vida que me inspira.

Noticias: ¿En qué está hoy su compañía, “Blanca Li”?

Li: Mi compañía tiene ya 25 años y estamos de gira cada año. Hemos montado como veinte espectáculos diferentes. Ahora tengo “Solsticio”, “Elektrik”, y “Diosas y Demonias”, que es el que bailo con María Alexandrova. Es un espectáculo sobre la femineidad, que lo armé curiosamente justo antes del movimiento “Me Too”. Yo lo creé para hablar sobre qué es ser mujer hoy en nuestra sociedad y cómo ha evolucionado, cuál es la visión de la mujer a través de la historia y me inspiré mucho en la mitología femenina, para darte cuenta que seguimos viviendo en un mundo donde lo masculino está por encima de lo femenino y que estamos muy lejos de llegar a una igualdad.

Noticias: Además de este trabajo en Uruguay, ¿está en algún otro proyecto?

Li: Ahora estoy trabajando en un proyecto de realidad virtual. Es que estoy fascinada por las nuevas tecnologías y llevo muchos años siguiendo todo lo que pasa con la inteligencia artificial, la realidad virtual y todo lo que de alguna manera se puede convertir en algo creativo. Y esto de la realidad virtual me gusta mucho porque no tiene pasado, solo tiene futuro. Cuando les cuento a los técnicos los proyectos dicen: “hay que buscar cómo, se puede pero no es seguro” porque hagamos lo que hagamos seremos los primeros: es muy excitante. Así fue como armé el espectáculo “Robot”, porque pensé: llegará un momento que los robots estarán representando “El lago de los cisnes”, y lo armé. ¡Y entré en una locura, en un momento dije, los tengo que tirar a todos! En un momento llegué a pensar que no iba a funcionar el espectáculo. Pero eso es lo que es interesante y de hecho mi espectáculo con robots fue el primero que se hizo y ya lleva como trescientas representaciones en cuatro años. Son los robots número uno del mundo del espectáculo. Ahora hay muchos espectáculos así pero cuando yo lo hice no había nada.