Menú
Sociedad / 16 de octubre de 2018

Anamá Ferreira: la influencer menos pensada

Por

En épocas de redes sociales, ser influencer se convirtió en uno de los trabajos mejor pagos. Cientos de millennials y centennials mueren por dedicarse a crear contenido 24×7 en su cuenta de Instagram, YouTube o Twitter, sumar seguidores, y así abultar sus billeteras con jugosos contratos publicitarios. En la Argentina, ya son varios los que se convirteron en referentes del mundo digital, aunque hubo un caso inesperado: Anamá Ferreira, ex modelo, empresaria y ex participante del “Bailando por un sueño”, que a sus 67 años, se convirtió en la tuitstar menos pensada y en la nueva favorita del público juvenil.

A pesar de no haber tenido dotes para la danza en el certamen de Marcelo Tinelli, Anamá se destacó por su carisma y humor. Y fue esa cuota cómica la que empezó a explotar la ex modelo desde su cuenta de Twitter, donde acumula unos 167 mil seguidores, que se ríen de sus mensajes ocurrentes. Pero lo que más causó furor es que en las últimas semanas, Anamá empezó a escribir con algunos recursos como la ironía y términos 2.0 como “ahre” (para rematar una frase que es broma) y “skere” (para decir que algo está saliendo bien).

Además de respuestas desopilantes y ácidas a los usuarios. Gracias a eso se convirtió en trending topic, y muchos empezaron a dudar si la persona detrás del manejo de su cuenta era realmente ella, algo que la empresaria niega rotundamente a NOTICIAS: “Yo manejo mis redes. Siempre fui picante pero no estaba en el ‘Bailando’”, explica.

Furor. El “Bailando por un sueño” es una de las factorías de personajes bizarros. La popularidad es garantía asegurada. Pero el furor por Anamá Ferreira creció cuando tuiteó un insólito mensaje con lenguaje adolescente y un aparente conocimiento del mundo digital que hizo delirar a los internautas. “El ‘ahre’ no lo uso porque eso era moda cuando estaba el Fotolog. Que buenas épocas”, escribió. Ante esto, más de un usuario empezó a cuestionar la identidad de quien manejaba la cuenta de la brasileña. “En serio sos vos la que tuitea esas cosas?”, le consultó un seguidor. Rápida de reflejos, recogió el guante y empezó a responder a cada uno de sus seguidores, lo que la llevó a convertirse en uno de los temas más mencionados durante el fin de semana del 6, en las redes. “Anamá sos vos la que escibís?, le dijeron. “No, soy Xuxa”, respondió ella.

Otros, en cambio, le cuestionaron su acento brasileño. “¿Por qué canta cómo extranjera?”, le preguntaron. “Porque soy extranjera. ¿Sos lento o tuiteas desde un Nokia 110?”, deslizó la ex modelo. A otro usuario, ante una pregunta similar, le dijo: “Y vos tenés 30 años y todavía te sacás fotos frente al espejo a lo 2005”.

En diálogo con NOTICIAS, Anamá negó haber contratado a un community manager para manejarle sus redes sociales y aclaró que el hecho de usar un lenguaje juvenil, es una manera de llegar al público de su agencia de modelos. “Está el ‘skere’, el ‘Mili Pili’ (los apócopes de Milagros y Pilar, para referirse despectivamente a las chicas que están siempre atentas a la moda). Yo aprendo todas las palabras. Para llegar a los chicos tenés que hablar ese idioma”, explica la empresaria. Y concluye: “Yo tengo la escuela de modelos y necesito llegar a esa generación para que vengan. Me dicen que quieren que sea la tía incorrecta. Tengo que estar siempre vigente”.