Menú
Cine / 6 de noviembre de 2018

El Cascanueces y los Cuatro Reinos

Basado libremente en el cuento sobre el cual Tchaikovski creó su ballet más popular, todo deriva en épicas batallas. Lo mismo que la versión de “Alicia en el País de las Maravillas” de Tim Burton, y con la misma textura digital.

Por

*** Malos tiempos para los cuentos de hadas. Aquí, basado libremente en el cuento sobre el cual Tchaikovski creó su ballet más popular, todo deriva en épicas batallas. Es cierto, el cuento tiene un par de peleas, pero por alguna razón todo, para ser creíble, debe ser “oscuro”. Digamos también que aquí no es constante y sólo se reserva para el peligro de la aventura, mientras que el resto es un paseo por unos reinos de fantasía que metaforizan la desazón de la protagonista para darle herramientas con las que enfrentar las imposibilidades del mundo. Sí, bueno, lo mismo que la versión de “Alicia en el País de las Maravillas” de Tim Burton, y con la misma textura digital. Hay buenos momentos, pero el hecho de que cualquier cosa pueda aparecer en pantalla de manera explícita y colorida en conjunción con una mecánica conocida no hacen que la película, a pesar del nombre de sus directores, sea memorable.

 

(EE.UU., 2018, 100′) Aventuras. Dirección: Lasse Hallstrom y Joe Johnston. Con Mackenzie Foy. ATP.