Menú
Empresas / 15 de noviembre de 2018

Cuatrounos, una generación olímpica de empresarios sub 40

Por

Foto: Juan Ferrari

Diego Rios es el CEO y uno de los socios fundadores de Cuatrounos, grupo dueño de Aleani, la empresa de turismo corporativo y eventos que tuvo a su cargo la organización y el armado de la ceremonia de apertura de los Juego Olímpicos de la Juventud, realizada el 6 de octubre pasado en Buenos Aires. Para llegar en tiempo y forma a que los acróbatas de Fuerza Bruta pudieran desplegar su impactante show sobre las paredes del obelisco, los organizadores contaron con tan solo 40 días a partir de adjudicada la licitación. “Hicimos la producción integral con un equipo de 180 personas trabajando en producción y coordinando más de 50 proveedores. Armamos lo que es pantallas, sonido, iluminación, video, efectos especiales, tribunas, escenario, vallado, seguridad y todo lo que pasó en la inauguración, excepto la parte artística, que fue una licitación previa”, explica este contador de 39 años formado en la Universidad de Morón —localidad donde nació— y curtido en EY, una de las consultoras big four donde trabajó durante una década, antes de emprender por cuenta propia.

Si bien Cuatrounos ya tenía experiencia probada en producción de eventos —su cartera de clientes incluye la Conmebol, la AFA, la Fundación Favaloro, Red Bull, Carrefour y Fox, entre otros—, Rios sostiene que acaban de pegar un gran salto: “Fue el evento masivo más importante de la historia de América latina en la vía pública, y en el Comité Olímpico Internacional quedaron fascinados con lo que se hizo. Eso nos da ahora la posibilidad de replicar lo que montamos acá en otros países de la región. Fue un gran desafío y, si bien somos una pyme, porque hoy tenemos entre 100 y 120 empleados, sabíamos que estábamos preparados”. Alrededor de 250.000 personas, según cálculos oficiales, asistieron a la apertura y fue la primera vez en la historia olímpica moderna que se realizó un evento de estas características en un espacio urbano abierto.
Génesis. “Con Cuatrounos empezamos hace cinco años, en 2013; lo fundamos con Alejo, un amigo con el que hicimos toda la carrera juntos y que había emprendido afuera y había logrado un caso de éxito”, cuenta Rios. Se refiere a Alejo Nitti, actual presidente y también accionista mayoritario del grupo.

El caso de éxito al que alude es Toms Shoes, la alpargata argentina que Nitti y un socio de Estados Unidos lograron instalar en aquel país en 2006. Un modelo de negocio bautizado one for one —por cada par de alpargatas vendido, otro es donado— y que nació con la idea de ayudar a Margarita Barrientos, fundadora del comedor social Los Piletones. La marca, de la cual Nitti se alejó para instalarse nuevamente en la Argentina, lleva repartidos más de 75 millones de pares, factura 500 millones de dólares por año y cuyo valor de mercado asciende a unos 700 millones de dólares.

“Lo primero que hicimos fue comprar la participación mayoritaria de una empresa de turismo muy chiquita que se llamaba Aleani, y en el transcurso de cinco años pasamos de tener cuatro empleados a 80. A los dos años ya habíamos consolidado la compañía y tomamos la decisión de desarrollar una empresa de eventos. Aleani es hoy, a la vez, una empresa de turismo corporativo y una de eventos”, detalla Rios.

Foto: cuatrounos

Emprendedorismo. El holding Cuatrounos está conformado, además, por las firmas Ideame (crowdfunding), Elevenme (emprendedorismo), Mar (mentoría) y Upate (turismo online), proyectos que llevan en su ADN aquella vocación de combinar los buenos negocios con la ecología y la ayuda social.
En la división de turismo corporativo de Aleani, por ejemplo, han colaborado con la preservación de los bosques nativos y trabajan ahora en un plan para donar el costo de traslado de un kilómetro a un hospital móvil o a un paciente con necesidad de desplazamiento por cada 100 dólares en ventas.

En Ideame, la plataforma de financiamiento colectivo, apoyan fuertemente el fondeo de proyectos sociales, y en Elevenme apuntan a capacitar a emprendedores de base. “En la Argentina hace falta desarrollarnos en la cultura del apoyo a las empresas incipientes y a los emprendedores. Para las grandes corporaciones, comprarle el papel higiénico a la empresa número uno del mundo o comprárselo a un proveedor local, en términos de costo, el impacto es muy bajo y le estás dando al proveedor local el funcionamiento de su compañía, la estabilidad, la posibilidad de crecer. En otros países del mundo hay legislaciones: si tenés tal magnitud de empresa, determinada línea de tu balance tiene que estar invertida en empresas que son más chicas. La verdad es que en eso hay muchísimo por desarrollar, y los nuevos tenemos gran responsabilidad”, advierte Rios.

Innovación. Con sede en un moderno edificio de Palermo Hollywood y una dinámica interna que desafía el verticalismo de la vieja escuela empresaria, la sinergia del grupo –integrado en su totalidad por gerentes sub 40— se concentra actualmente en la puesta a punto de Upate: “Se trata de una plataforma para la comercialización de turismo en forma online dirigida más a quienes viajan por placer y ocio que por trabajo. Es un proyecto que también cuenta con un concepto bastante disruptivo, ya que combina la autogestión de cualquier plataforma online con la posibilidad de ser atendido por un ejecutivo que te asesore personalmente, más allá de tu autogestión. Ese es el gran desafío”. El CEO de Cuatrounos adelanta este lanzamiento que se propone agitar no solo el rubro del turismo online sino también el formato tradicional del servicio.