Menú
Restaurantes / 5 de diciembre de 2018

El reinado del puro

La carta tiene opciones exclusivas para acompañar el puro. Bruschettas, ensaladas, y tapas; tablas de quesos y charcuterie; y una selección de macarrons y bombones.

Por

El hedonismo no descansa: siempre hay un placer más para descubrir y cultivar. En este caso son los puros, un arte que siempre tuvo adeptos pero que ahora, al menos en nuestra ciudad, ha tocado el cielo con las manos. Literalmente, la nueva sede de Vuelta Abajo –marca de trayectoria entre los conocedores, con locales en Recoleta y Belgrano– está ubicada en un piso 15 del Bajo, y tiene una de las vistas más espectaculares de la ciudad. Cada terraza, barra y living están diseñados para potenciar el placer de fumar y admirar Buenos Aires desde un punto de vista único.

También la selección de vinos, destilados, cócteles y la carta de comidas están pensadas para lograr la perfecta armonía con los puros. Sus responsables, por ejemplo, estuvieron un año y medio “fumando” vinos, para decidir cuáles quedarían en sus dispensers junto a las más de 70 etiquetas de whiskies y otras espirituosas, compañeros infalibles del tabaco. Descubrieron, entre otras cosas, que abrir la noche con un espumante brut y una vela –puro de tamaño pequeño– resulta atractivo y placentero para los debutantes en el tema.

Además de darles a sus 4000 socios todas las comodidades –hasta un locker personal con temperatura controlada– en Vuelta Abajo Social Club se han propuesto ampliar la experiencia de los puros. La Experiencia Vuelta Abajo está guiada por expertos que, además de enseñarle a fumar como se debe, le contarán cómo apreciar mejor las combinaciones de sabores. Incluye un menú de pasos, alcoholes varios y hasta bombones. También puede sumergirse solo en su humidor con más de 100.000 puros de Cuba, Nicaragua y Dominicana, y sentarse a disfrutarlo con una copa de su larga lista de bebidas.

La carta, a cargo de Manuela Carbone, chef del equipo Bocuse D’Or, tiene opciones exclusivas para acompañar el puro. Bruschettas, ensaladas, y tapas como la morcilla con manzana y rabanitos; tablas de quesos y charcuterie; y una selección de macarrons y bombones que, junto con los cócteles del peruano Iván de los Ríos, demuestran que el dulce se lleva muy bien con el tabaco.

Vuelta Abajo Social Club. Edificio Comega. Av. Corrientes 222, piso 15. 5368-5828. Bar, tapas, club de puros. Lunes a viernes de 9 a 1. Sábados de 17 a 1. Tarjetas. Experiencia Vuelta Abajo (sólo con reserva): $ 2.700. Precio promedio a la carta: $ 600.

*** Cocina

**** Servicio

***** Ambiente