Menú
Noticias Uruguay / 7 de diciembre de 2018

Reino mágico

El Ballet Nacional del Sodre presentará del 20 al 28 de diciembre un “clásico navideño”: El Cascanueces, con coreografía de la bailarina argentina Silvia Bazilis.

Por

El Ballet Nacional del Sodre presentará del 20 al 28 de diciembre el “clásico navideño”: El Cascanueces. //Fotos: Diseño y producción: BNS / Fotografía: Gastón Graña.

Ya se percibe en las calles una gran oferta comercial que incentiva el “espíritu navideño”, en los comercios, en los shoppings, los arbolitos de Navidad, los chirimbolos. Como parte de estas celebraciones -aunque bastante más recomendable y provechoso el Ballet Nacional del Sodre presentará del 20 al 28 de diciembre un “clásico navideño”: El Cascanueces, con coreografía de la bailarina argentina Silvia Bazilis en la versión que le encargara Julio Bocca, en 2011.

La trama de este ballet ha pasado por el tamiz de grandes escritores: su fuente está en el cuento de E.T.A Hoffmann “El cascanueces y el Rey de los ratones” de 1816, un relato que fue tomado por Alexandre Dumas, quien incursionó en la narración infantil con esta versión adaptada especialmente para niños y que publicó en 1844 con el título de Historia de un Cascanueces. Fue su versión la que sirvió luego a Marius Petipa para concebir en 1892 el ballet El Cascanueces, con la música compuesta por Tchaikovski.

También fue el ballet de despedida del maestro Julio Bocca –en 2017— de la dirección del Ballet Nacional del Sodre, y el de bienvenida de su actual director, el maestro Igor Yebra. Consultado por NOTICIAS, Yebra reafirmó la vigencia internacional de este ballet y la importancia en la formación de un público joven. “El Cascanueces —comentó Yebra— es un ballet que siempre y en todos los lugares del mundo funciona en la época navideña, y sí, indudablemente atrae a nuevos públicos porque es perfecto para ver en familia. Es perfecto para los niños, y sobre todo, para aquellos que por primera vez se acercan a la magia del ballet clásico”.

La historia de la niña Clara Stahlbaum y un cascanueces que toma vida mientras ella se duerme abrazada a su regalo en un sillón dan pie para que la plasticidad del ballet, enlazada con los sueños, contribuyan a crear un clima que matiza lo real con lo fantástico. No sólo la trama se destaca (además de la coreografía, que en este caso es una versión de Silvia Bazilis, a partir de la original de Petipa), es importante subrayar otros rubros como el musical. “Tiene un poco de todo y musicalmente se nota que fue la última creación de Tchaikovski — dice Yebra— y termina con el gran “pas de deux” que es una de las composiciones más bellas que realizó. Puedes cerrar los ojos y sólo con la música ves claramente cada momento de la historia reflejado en la partitura, que en esta ocasión será interpretada por la Orquesta Juvenil del Sodre dirigida por el maestro Enrique Carreón-Robledo, otro plus más para venir con los niños”.

También se tendrá la oportunidad de conocer a las nuevas generaciones de bailarines del Ballet Nacional. “Para los jóvenes
bailarines que vienen de nuestra escuela y colaboran en esta producción en el primer acto, el poder subirse al escenario a bailar junto a los bailarines del BNS es un sueño hecho realidad”, dijo Yebra.

Está finalizando el año y también la primera temporada a cargo del nuevo director. Cuando le preguntamos por el balance del año y la respuesta del público, Yebra explicó que “ha sido un año complejo, y por mi parte, a los bailarines y al resto de equipos sólo puedo darles las gracias, ya que ante la incertidumbre que suponía la salida de Julio (Bocca), y la llegada de una nueva dirección, han respondido con gran profesionalidad y trabajo. En cuanto al público, creo que con decir que hemos superado la venta de entradas que hasta ahora había tenido el BNS, ya está todo dicho. Como he mencionado anteriormente, era y es una gran responsabilidad no defraudar a toda esa gente que, producción tras producción, no deja de venir a darnos su cariño y apoyo”.

Para la temporada de 2019 Yebra confirmó a NOTICIAS que se abrirá con “Carmina Burana” y seguirá con “La Sílfide”, “Cuentos de la selva” (ballet para niños), “Onegin”, “Manon”, “Noche Francesa” —que incluye “Suite en Blanc”— y “El sombrero de tres picos”, ballet de Manuel de Falla, con vestuario y telones de Picasso, que cerrará la gran exposición que se realizará en Montevideo, dedicada al artista español.

Ballet Nacional del Sodre. “El Cascanueces”. Coreografía: Silvia Bazilis; Música: Piotr Illich Tchaikovski; Orquesta Juvenil del Sodre; Coro Nacional de Niños del Sodre; Dirección musical: Enrique Carreón-Robledo.