Menú
Economía / 13 de diciembre de 2018

Falta leche en un municipio PRO mientras pelean el intendente y Vidal

Por

“No hay leche hasta nuevo aviso”, aclaraba el cartel que este cronista fotografió el martes pasado en la puerta de entrada del centro de salud de un barrio periférico de Campana, San Cayetano. Una vecina, que prefiere mantener el anonimato, cuenta que su bebé dejó de recibir la leche allí desde principios de noviembre. Otra cuenta que fue hoy a preguntar y le respondieron que en enero o febrero volverán a distribuirla. Una referente de una organización social agrega que la escasez se extiende a otros barrios de Campana.

La jefa de Gabinete de esta ciudad industrial, Mariela Schvartz, admite el faltante ante la pregunta de NOTICIAS: “El cartel fue colocado por una enfermera. Lo que sucedió fue lo siguiente: estas leches pertenecen al Plan Materno, hubo mucha demanda y ya estamos trabajando en garantizar el stock. Actualmente con el intendente estamos resolviendo el tema”. El jefe municipal es Sebastián Abella, del PRO.

Un vocero del gobierno de María Eugenia Vidal reconoció diferencias con el intendente: “Nosotros le entregamos al municipio de Campana, que no nos quiere, y el municipio, al centro de salud. La última entrega a Campana fueron 6.800 kilos de leche en agosto y no hemos recibido ningún pedido de reposición. En el depósito contamos con stock. Ya se comunicaron con el municipio para ofrecerles un refuerzo de 500 kilos”. Sin embargo, la jefa de Gabinete de Campana negó el conflicto con Vidal: “No hay ningún cortocircuito con la provincia, todo lo contrario”. En el Gobierno bonaerense no explicaron los motivos de la supuesta pelea. Sólo se sabe que en octubre pasado fue detenido por presunta extorsión el ahora ex delegado de su Ministerio de Trabajo en Campana, Julio Amoroso, que antes había sido secretario privado del intendente.

El vocero del Ejecutivo bonaerense explica qué tipo de leche falta: “Desde la Nación recibimos leche fortificada para chicos que van desde los seis meses al año de vida. También para sus mamás. Hay una leche especial llamada medicamentosa que cuando el médico preescribe la receta el Ministerio de Desarrollo Social de provincia se la envía al de Salud, se audita el pedido y se entrega a cada persona en particular”. También detalla otros programas de asistencia de Desarrollo Social bonaerense: el vaso de leche por día, que alcanza a 434.000 personas; el Más Vida
, para 300.000 familias con vulnerabilidad social, cuyo jefe de familia percibe $ 515 y por hijo $ 361; los comedores escolares, que alimentan a 1,7 millones de chicos; la 

Red de Espacios Comunitarios
, que otorga a organizaciones que abastecen a 50.000 familias unos $ 5.000 mensuales para la compra de alimentos o de equipamiento de cocina; y la entrega de 1,2 millones de kilos de comida por mes  a comedores, merenderos y familias. Todo muy necesario, como la leche que falta.