Menú
Noticias Uruguay / 2 de febrero de 2019

Alfonso Lessa: “El periodismo es más necesario que nunca”

En “De las armas, las urnas y las letras”, un libro ya reimpreso a dos meses de editarse, el periodista resume 40 años de trabajo en prensa, radio y televisión.

Por

Alfonso Lessa reivindica al periodismo tradicional en la era de las redes sociales. //Foto: Majo Casacó

¿Qué tienen en común Gabriel Gar­cía Márquez y Líber Seregni? ¿O “Menchi” Sábat con el “Bebe” Raúl Sendic? ¿O una joven “Tana” Rinal­di y el líder de Montoneros, Roberto Perdía? Que todos ellos, y muchos más, fueron entrevistados por Al­fonso Lessa a lo largo de 40 años de oficio periodístico en prensa, radio y televisión.

Con la excusa de la salida de su libro “De las armas, las urnas y las letras” (Debate, Penguin Random House), una recopilación de 23 entrevistas a lo largo de cuatro décadas de trabajo, NOTICIAS conversó con Lessa, a propósito del género de la entrevista como tal, la importancia del periodismo profesional en tiempos de redes sociales y “fake news” a raudales, y qué se puede esperar de una campaña electoral que está comenzando.

Noticias: Hay muchos nombres célebres en este libro, desde Borges y García Márquez a Lech Walesa o Astor Piazzola, y unos cuantos políticos de fuste. Si tuvieras que elegir una o dos de tus entrevistas, por el entrevistado, por el momento, por lo que dijo, por cómo se abrió o por sus repercusiones, ¿cuáles serían?

Alfonso Lessa: La primera vez que habló (Juan María) Bordaberry después de la dictadura fue toda una conmoción. La publiqué en El Obser­vador. Fue todo un impacto, porque dijo una serie de cosas muy duras. Esa entrevista abrió la chance de volver a entrevistarlo para televisión, cuando se cumplieron 30 años del golpe, o incluso la que le hice para el libro “Estado de guerra”. Ahora, si me preguntás cuál es la que más me gusta, la que le tengo más afecto y por las circunstancias también: la de (Jorge Luis) Borges. Primero, porque me permitió conocer a un personaje impresionante: lo conocí cuando la BBC estaba rodando un documental sobre su vida en Montevideo. Él y María Kodama, contrariamente a la fama de duros que tenían, conmigo fueron encantadores, y además me permitieron pa­searlos por Monte­video en mi Meha­ri, que fue como un postre inesperado. Hay otras, por distintas circunstancias, como la que le hice a Roberto Perdía, uno de los tres líderes históricos de Montoneros, porque habla de su relación con (Juan Domingo) Perón, la AAA, los incidentes de Ezeiza, cómo ellos mismos mandaban ejecutar a compañeros a los que consideraban traidores…

“De las armas, las urnas y las letras”, el libro de Alfonso Lessa que recopila sus entrevistas más recordadas en 40 años de profesión.

Noticias: ¿Qué tiene de especial el género periodístico de la entrevista?

Lessa: Es una herramienta básica. En dos sentidos: primero, para conocer al personaje en sí mismo; y después, como instrumento para la investigación o para armar un informe.

Noticias: ¿Cómo ves el periodismo uruguayo hoy?

Lessa: Está complicado… Nuestra profesión está complicada. Creo que en el mundo está en transición. Los medios digitales, en muchas cosas, han ido sustituyendo al periodismo tradicional. Yo empecé con el plomo: escribíamos a máquina, le pasábamos la nota a la secretaría de redacción, ellos hacían las correcciones a mano, me lo devolvían, se metía en un tubo de aire comprimido a arriba, y allá se imprimía en plomo. Empecé cubriendo fútbol de la B y la C y había que conseguir teléfonos cerca de las canchas para informar todo. El Diario (de la noche) llegó a vender 250.000 ejemplares por día. Hoy todo eso cambió. Hoy los medios tradicionales, como el diario, cada vez venden menos, la publicidad todavía no terminó de instalarse en los portales digitales, y los medios digitales trabajan con mucho menos gente. Lo mismo pasa en la televisión. La televisión hoy está en cuestión, por la aparición de fenómenos como Netflix. El periodismo está complicado, eso no quiere decir que no haya buenos periodistas. Aunque me parece que hay mucha más opinión que análisis en las columnas. Y en este contexto, poca investigación. Lo otro es que estamos cubriendo una noticia, aparece otra fuerte y ya nos olvidamos de la noticia anterior, y nos quedó mucha cosa por investigar. Eso es un “mea culpa”, pero también esto de la transición ha hecho que los medios reduzcan su plantilla de periodistas y por tanto resulte muy difícil hacer esos seguimientos. Lo que sí creo es que -se demuestra todos los días-, el periodismo es insustituible. Hoy hay una sobrea­bundancia de información por las redes -con noticias falsas, insultos, agravios, noticias con interés polí­tico- y eso muestra la importancia del profesional, que es el que filtra, chequea, busca otras fuentes. En todo este tiempo se ha demostrado que el periodismo es más necesario que nunca.

Noticias: ¿Es un momento de crisis para el periodismo uruguayo?

Lessa: Es un momento de cambio, de transición, donde hay una cierta crisis que, entre otras cosas, determina que no se sabe bien hacia dónde vamos. No te digo dentro de 10 años, sino dentro de cinco años: ¿van a estar aceptados los portales? ¿Los portales van a ser gratuitos? ¿Cuánta gente va a trabajar en los portales? Yo veo la cantidad de estudiantes de comunicación social que salen de la facultad, pienso en los que se están especializando en periodismo y no sé su destino… Ahí sí hay una cierta crisis.

Noticias: ¿Y qué lo puede salvar?

Lessa: Qué pregunta… Porque ojo que esto no es solo acá, es internacional. The Guardian en su momento le pidió una contribución a sus lectores para sobrevivir. En Brasil, aunque haya caído la lectura, se siguen imprimiendo diarios, pero en un país con poco más de tres millones de habitantes es difícil. ¿Qué lo puede salvar? (Piensa) En primer lugar, el periodismo de calidad, apostar a la calidad, al análisis. Y en la televisión lo que la puede salvar es lo local. Vos no vas a competir con Netlix y otros canales con las mismas cosas que hacen ellos. Me parece que se debería redoblar la apuesta mostrando lo que le pasa a los uruguayos. Más periodístico o más entretenido, con otro formato, pero más cosas de acá. La radio es la menos afectada porque no ha aparecido una gran amenaza. La radio tiene otro problema: son demasiadas frecuencias de acuerdo a nuestra población. Yo creo que el periodismo en papel, todavía, tiene vigencia y futuro. Tener esta revista en la mano, o un libro, para mí es insustituible. Va a seguir habiendo mercado para el papel.

REDES. Si de algo sirven, es para mostrar la necesidad de profesionales que chequeen y filtren la noticia falsa. //Foto: Majo Casacó

Noticias: El diario El Observador publicó una nota basándose en la investigación académica de uno de sus periodistas para refutar el mito de que en la crisis de 2002 hubo niños que comían pasto. Esa nota generó muchísima polémica y cues­tionamiento al medio por entender que estaba minimizando los efectos de la crisis, y de algún modo, estaba haciendo campaña. ¿Qué posición tenés al respecto?

Lessa: Yo digo: si es verdad, es verdad. El argumento de la operación política es una cosa tan reiterada por todos los gobiernos… O es una operación política o el periodista lo sacó fuera de contexto. Son dos ca­ballitos de batalla de los políticos. A mí lo que me deja este episodio es, en todo caso, la deuda que teníamos los periodistas profesionales, porque nadie fue antes hasta allá a corroborar eso. Tuvo que venir un estudiante con su tesis de grado para llegar al fondo de la cuestión. Si al oficialis­mo o al gobierno de turno le molesta, mala suerte. Me pasó muchas veces, con varios gobiernos de todos los partidos, que a una publicación la acusen de estar haciendo operación política. Yo creo que acusar de operación política es un modo de ejercer una tremenda presión para que los periodistas no sigan una línea. Y lo que deberían hacer los responsables es desmentir si no es verdad. Si no es verdad, que digan que no es verdad.

Noticias: ¿Cómo se combaten las “fake news”, tan en boga?

Lessa: Es muy difícil… Yo no estoy de acuerdo con un proyecto de ley que se presentó hace poco para controlar internet. Me pregunto: ¿quién controla a los controladores? Los actores políticos de todos los partidos deberían desalentar esa idea. Porque suele suceder que cuando vos das una noticia que afecta a determinado partido o sector, el otro aplaude y hasta te felicita, y cuando es al revés, vienen las acusaciones contra vos de los mismos que te felicitaban… Entonces, lo primero es que los actores políticos realmente se comprometan en no alentar sino desalentar eso del control a los medios.

Noticias: ¿Las redes sociales llegaron para cambiar al periodismo?

Lessa: Las redes sociales muestran que es más necesario que nunca el periodismo profesional. Se larga cualquier cosa, se dice cualquier cosa, y el anonimato (por más que lo diga alguien con nombre y apellido, pero desde lejos y no cara a cara) permite que se hagan acusaciones y se insulte… Las redes sociales son un gran instrumento, pero se están transformando en un lugar muy inhóspito.

Noticias: ¿Crees que se avecina una campaña electoral feroz y dura, o no tanto?

Lessa: Yo quisiera que no, desearía que no fuera dura. Yo creo que cualquiera puede ganar (me refiero básicamente al Frente Amplio y el Partido Nacional). Y quisiera que el que pierda dé un ejemplo de grandeza. Si al FA le tocara perder, que dé un ejemplo de grandeza no alentando una campaña salvaje. Lo mismo del otro lado. Yo preveo una campaña muy dura, demasiado dura. Ojalá me equivoque.

Noticias: ¿Qué debe hacer el FA para lograr un cuarto gobierno consecutivo?

Lessa: Le ha faltado mucha auto­crítica. Debería tener más autocrítica, más firmeza en la conducción. El Frente, siempre se dijo, era un movimiento y una coalición. Yo creo que hoy es cada vez más una coalición, en la que hay distintas agrupaciones, y la toma de decisiones se hace cada vez más difícil. Hubo un liderazgo único y muy fuerte de (Líber) Seregni, después Tabaré Vázquez, con cierta cautela, logró un liderazgo único. Hoy eso ya no existe más. Y presumo que en muchos casos, los problemas a resolver responden a eso. Ha sido muy lento en la resolución del tema (Raúl) Sendic y (Leonardo) De León. Ese factor puede incidir muchísimo en el destino final del Frente en las elecciones. Hay gente en el Frente que ha cuestionado mucho más duramente al excanciller (Luis) Alma­gro por dar una opinión, más allá de que uno puede no estar de acuerdo, que a gente que ha sido condenada por el Tribunal de Ética del FA, por la Jutep, condenada éticamente co­mo De León, más el procesamiento ahora confirmado de Sendic. Y se ha comprometido increíblemente con el gobierno de Venezuela. Me parece que ha quedado flotando una cosa ahí que tiene que ver con que eso está vinculado a Sendic y los hechos de corrupción, que al FA lo van a complicar…

Noticias: ¿Y la oposición qué tiene que hacer para llegar al poder?

Lessa: Tiene que hacer propuestas claras y concretas. El FA deja unos flancos que la oposición debería aprovechar. Tiene una debilidad que no tenía hasta ahora. Si yo fuera de la oposición aprovecharía los flancos de Sendic y De León. Y haría las cosas más prolijas. Creo que (Luis) Lacalle Pou está mucho más maduro que hace cinco años, más moderado que en la anterior elección, y han armado un combo interesante con Larrañaga… La clave de los blancos sería aprovechar los flancos que deja el FA y administrar bien los disensos, o sea, que la interna no se transforme en un campo de batalla que deje gente malherida, como ocurrió en el pasado.