Menú
Restaurantes / 13 de febrero de 2019

El juego del vino y la cocina

Juntos a la par. Comida tan cuidada como la selección de etiquetas. La idea es probar varios platos y jugar con los maridajes.

Por

Para quienes amamos el vino, Vico es un parque de diversiones. Su concepto, inaugurado en octubre de 2017 en el local de Villa Crespo, revolucionó la forma de tomar, gracias a unas máquinas expendedoras de vino, con tres medidas por copa. Usted llega, carga su tarjeta, y sale a probar. Tiene 140 etiquetas para entretenerse y sommeliers para asesorarlo. Hoy el concepto se replica en su nuevo local de Palermo Hollywood, más confortable, tanto que invita a quedarse largas horas bebiendo y conversando.

La comida es tan cuidada como la selección de etiquetas. El chef Julián del Pino –ex Sucre, Christophe, Crizia y D.O.M del célebre Alex Atala, en San Paolo– ideó platos de mercado que potencian la experiencia del vino. Las porciones son pequeñas, para probar varios platos y jugar con los maridajes. Platos como la molleja con compota de repollo y manzana, el matambre de cerdo con ensalada de mango, papaya, cebolla morada y cilantro, o la trucha con emulsión de coliflor y tempura, conjugan sabores que varían con cada sorbo de Chardonnay, rosado de Malbec, Malbeco lo que su gusto le indique. Así continúa el juego de combinar sabores con cepas y dejarse maravillar por los resultados.

(Leer también: Jazz, vino y aire libre)

También hay platos extra grandes, como un T-bone de 800 gramos y una paleta de cordero entera, para compartir entre dos o tres personas. Asegúrese de llegar al postre: hay cepas, como el Gewürztraminer, que es un placer degustar con platos como las peras con gorgonzola.

Vico Palermo además ha sumado una cava de quesos y fiambres, mejores amigos del vino desde siempre. Están conservados a una temperatura y humedad controladas, que permiten que las diferentes variedades se estacionen y alcancen perfiles de aromas y sabores óptimos.

Lo mejor es abrir la noche en la barra. Su especialidad son los gin tonics, elaborados con aguas tónicas de marcas propias y gins de distintas nacionalidades. También hay canillas de su delicioso vermú, Lunfa, y sangrías tinta y blanca, elaboradas en forma diaria con una combinación de vino, frutas, hierbas y especias naturales.

Vico Wine Bar Palermo. Honduras 5799, Palermo. Cocina de estación. Martes a domingos de 18 al cierre. Reservas. Tarjetas. Precio promedio: $ 700.

Calificación
**** Cocina
*** Servicio
**** Ambiente