Menú
Sociedad / 12 de marzo de 2019

La caída de Sergio Denis y otras tragedias sobre el escenario

Por

Show. Sergio Denis durante el recital de ayer, momentos antes de la grave caída.

Sergio Denis sufrió una fuerte caída mientras daba un show en el Teatro Mercedes Sosa de San Miguel de Tucumán. El cantante había bajado a la platea para hacer cantar a los fanáticos de las primeras filas, pero al volver al escenario, perdió el equilibrio y se cayó a un pozo de más de dos metros de profundidad. Según el parte del Hospital Ángel Padilla, el estado de Denis es “muy delicado”.

La aparatosa caída de Denis, se suma a una larga lista de recitales y eventos culturales en el país que terminaron en tragedia. Generalmente, son los integrantes del público los que más sufren estas situaciones como ocurrió en el boliche República Cromañón en 2004 o el último recital del “Indio” Solari en Olavarría en 2017. Pero otras veces, son los propios intérpretes los que son víctima de la fatalidad y el escenario se vuelve una trampa peligrosa.

Mirá el video:

Domingo Cura, considerado el percusionista más destacado de la música folklórica nacional y quien formó parte de la grabación de la “Misa Criolla”, falleció en pleno escenario. Mientras acompañaba a Chico Novarro en un recital en el teatro Lola Membrives en noviembre de 2004, el músico se desvaneció. Un ataque cardíaco en plena performance terminó con su vida.

Otra actuación que terminó en tragedia fue la de Horacio Taicher. En 1993 el actor que recién comenzaba a saborear las mieles del éxito tras su interpretación del “Ruso Palenique”, el amigo de José María Gatica en la película biográfica sobre el boxeador, murió electrocutado. Taicher se dedicaba a la animación de eventos y mientras conducía una fiesta en el Salón Embajador del hotel Bauen, tomó un micrófono que estaba electrificado y la descarga fue fatal.

Muchos otros músicos y artistas han tenido similares inconvenientes. Los recitales al aire libre y con lluvia suelen siempre generar inconvenientes con los equipos eléctricos. Así, por ejemplo, La Renga paró, entre abucheos, un recital en La Plata luego de que las conexiones comenzaran a lanzar descargas bajo la intensa lluvia que cubría el estadio. El célebre “concierto subacuático” de Charly García en el estadio de Vélez en 2009 (llamado así por la intensa tormenta que cayó esa noche) también contó con problemas de conexiones, aunque finalmente ante la insistencia del propio cantante y del público que seguía aguardando el show, se llevó adelante. En 2014, el cuartetero Nolberto Alkalá saltó del escenario en pleno recital luego de que el micrófono comenzara a electrocutarlo. Tras ser asistido, el cantante siguió adelante con el show, aunque luego confesó que había quedado “desorbitado”.

Al igual que ahora con Denis, también hubo caídas históricas aunque ninguna de tanta gravedad. Una de las más recordadas por lo bizarra fue la de Juanse, el entonces líder de los Ratones Paranoicos. En 1992, la banda teloneó la primera presentación de los Guns ‘N Roses en el país, y fiel a su estilo excéntrico, el frontman decidió treparse a un parlante para saltar al escenario. La pirueta fracasó ya que Juanse se fracturó el pie en la caída y debió ser reemplazado por Pappo.

Más reciente en el tiempo fue la caída de Natalia Oreiro. En el marco de la entrega de los premios Kids Choice Awards en el estadio Obras, la uruguaya tropezó al subirse al escenario e impactó fuertemente su rostro contra el suelo.

El efecto caídas no sucede sólo en Argentina. Artistas de la talla de James Hetfield, el cantante de Metallica, o el ídolo pop Justin Bieber también han caído desde lo alto de las tablas. El ex Nirvana y actual Foo Fighters, Dave Grohl, también se fracturó la pierna sobre el escenario, pero redobló la apuesta y siguió el recital asegurando que “prometí que iba a rockear”.

Los mexicanos parecen ser los más propensos a este tipo de accidentes ya que Fher, el líder de Maná, el popular cantante Juan Gabriel, Alejandro “El potrillo” Fernández y Thalía han caído desde lo alto de las tablas.