Menú
Teatro / 28 de marzo de 2019

El Cartógrafo: el genocidio más atroz

Una puesta fallida. El texto resulta demasiado narrativo y poco teatral, la escenografía sobrecargada y la dirección morosa.

Por

El cartografo
El cartógrafo. Fotos: Gentileza Prensa CTBA (foto Carlos Furman)

** Siempre es bienvenida, válida y necesaria toda propuesta artística que ayude a recordar cómo fue el Holocausto, una de las mayores tragedias de la humanidad. Ese atroz genocidio étnico, político y religioso que tuvo lugar en Europa, durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, bajo el régimen de la Alemania nazi. Sobre todo, ante los recientes hechos de antisemitismo en diferentes rincones del mundo, los cuales demuestran que nunca debe cesar el vital ejercicio de la memoria colectiva.

Conocido en hebreo como Shoá, los asesinatos tuvieron lugar a lo largo de todos los territorios ocupados pero su epicentro fue Polonia. Particularmente, el gueto de Varsovia, ubicado en el centro de la capital polaca y el mayor de los erigidos a la vista de una población urbana.

En esa ciudad se sitúa el argumento de la pieza del dramaturgo ibérico Juan Mayorga (1965) cuyos diversos personajes se desenvuelven, de forma simultánea, desde la actualidad hasta los terroríficos días del horrendo pasado, y a través de las diferentes décadas que separaron una y otra época.

Por un lado, en nuestros días, Blanca (Elena Roger) y Raúl (Gustavo Pardi) son un matrimonio de españoles en crisis, donde ella se obsesiona con aquel período histórico y ansía confeccionar una topografía del mismo al no encontrar, en las calles de la ahora moderna urbe, ningún vestigio que lo conmemore. Por otro, atrapado en el gueto, un anciano cartógrafo (Mario Alarcón), se empeña en realizar un mapa que dé cuenta de este espacio de horror, a través de los ojos de una niña; su nieta (Jazmín Diz). Entre ambos lapsos, la cartógrafa Deborah (Ana Yovino) lidia con burócratas y militares (Horacio Acosta) que le impiden delinear planos de la barbarie.

Lamentablemente, el texto resulta demasiado narrativo y poco teatral (una buena poda no le hubiera venido mal), la escenografía sobrecargada y la dirección morosa. En un elenco que esta vez luce desparejo –quizás por las incesantes y fragmentadas escenas– la única interpretación convincente es la de Yovino, actriz todoterreno, dueña de mil matices expresivos y vocales.

“El Cartógrafo” de Juan Mayorga. Con Elena Roger y elenco. Dirección: Laura Yusem. San Martín, Av. Corrientes 1530.