Menú
Economía, Empresas / 4 de abril de 2019

El desafío de las nuevas aplicaciones para llegar a otras generaciones

En el marco del evento “Ciudades del futuro”, organizado por Perfil Networks, los CEO de Rappi, iúnigo y Werpi dialogaron con NOTICIAS sobre las estrategias del sector. Tecnología inclusiva más allá de los millennials.

Por

aplicaciones
¿Cómo es el desafío de las nuevas empresas a la hora de llegar a un público avanzado en edad?

Las nuevas aplicaciones cambiaron la dinámica de distintos productos y servicios. En un contexto de creciente digitalización, las personas se encuentran con nuevas oportunidades, a la vez que antiguos negocios sufren reformas. Este fue uno de los ejes de debate de la segunda edición de Ciudades de futuro“, ciclo de charlas organizado por Perfil Networks.

En esta ocasión, los participantes fueron Federico Malek, CEO de iúnigo, Matías Casoy, CEO de Rappi, y Federico Sánchez, CEO y Co Fundador de Werpi, quienes tras el encuentro conducido por Agustino Fontevecchia, director ejecutivo de Perfil Networks, dialogaron con NOTICIAS acerca del desafío que representa para estas nuevas empresas llegar a un público avanzado en edad.

“Hoy en día nosotros estamos viendo en Argentina, y en Latinoamérica en general, a un público que está digitalmente preparado para este tipo de productos y servicios”,  destaca Federico Malek, quien ve dos pilares en torno a este desafío: “el primero es el tema del servicio, nos enfocamos en poner al cliente en el medio.  Por eso tenemos un tipo de asistencia premium, que llega en menos de 30 minutos para asistir a quienes se quedan en la calle”, detalla el CEO de iúnigo, agencia de seguros online perteneciente al Grupo San Cristóbal.

(Leer también: Ciudades del futuro: ¿en qué lugar está ubicada Buenos Aires para el desarrollo?)

“El segundo pilar es el tema del precio: hacer una opción más conveniente. Al dar un mejor servicio a un mejor precio, la decisión se vuelve obvia. Si nos enfocamos en esos pilares, tarde o temprano el consumidor que se encuentra más reacio a consumir productos online, va a terminar acercándose a nosotros”, concluye Malek.

Segunda edición de “Ciudades del futuro”, ciclo organizado por Perfil Networks. Foto: Marcelo Aballay.

Por su parte, Matías Casoy, CEO de Rappi, reconoce que los primeros usuarios pertenecen a un rango de edad más joven. “En efecto, nuestros primeros usuarios son los ‘early adopters’ de la tecnología. Muchas veces terminan siendo nuestros embajadores”, reconoce.

El representante de la aplicación en Argentina, la cual en la actualidad se ve envuelta en diferentes disputas laborales debido a su modelo de empleo, agrega: ” Una de las grandes fuentes que nosotros tenemos de nuevos usuario son los referidos, por lo que apostamos mucho a generar una experiencia de alto impacto a nuestros primeros usuarios“. En ese sentido, complementa:  “Naturalmente, los padres, familiares, amigos comienzan a utilizarla, cuando entienden que la propuesta de valor no está enfocada en los millennials“.

(Leer también: Ciudades del futuro: la movilidad como un eje central)

Ciudades del futuro
De izquierda a derecha: Matías Casoy, CEO de Rappi; Federico Sánchez, CEO y Co Fundador de Werpi; Federico Malek, CEO de iúnigo. Foto: Marcelo Aballay

Por último, Federico Sánchez, CEO y Co Fundador de Werpi pone el eje en la educación para romper las barreras que puede plantear la edad. “La tecnología no es para una persona joven, sino para quien le resuelve un problema”, reflexiona. La aplicación que se encarga de ayudar al conductor a encontrar estacionamiento, posee en la actualidad más de 5 mil descargas.

“Si hoy ves el perfil del cliente de Werpi, es de una edad arriba de los 40 años. ¿Por qué? Porque quiere cuidar su auto, porque encuentra que en tres simples pasos la posibilidad de pagar y reservar desde la comodidad de su celular su estacionamiento. Ahí es donde rompemos un paradigma. Hoy el celular lo tienen todos, por lo cual esa barrera vemos que naturalmente se supera”, agrega Sánchez.

Otro eje que tiene que tener en cuenta iúnigo es el de los dueños de garages y locales con infraestructura similar, con quienes debe conectar para garantizar al usuario la disponibilidad de lugar. “En el caso de los dueños de estacionamientos, que es una industria muy tradicional, cuando ofrecés un nuevo canal de ventas, es muy atractivo, porque empiezan a entender el negocio desde otro punto de vista: hoy en día la gente elige previamente dónde y cómo va a estacionar”, finaliza Sánchez.

De esta manera, las aplicaciones y los avances tecnológicos en materia de productos y servicios, empiezan a enfocar su mirada más allá de la juventud y la población nativa digital. En el caso de estas tres empresas, donde la movilidad es un tema clave, el acceso de un público más longevo empieza a ser una realidad.