Menú
Personajes / 14 de abril de 2019

Flavia Palmiero: “Hacerse la joven o la diva, envejece”

Protagoniza “Mamushka” en el Picadilly. Recuperar el rol de actriz, diferencias con el feminismo y mala experiencia con el kirchnerismo.

Flavia Palmiero
Flavia Palmiero. Fotos: Juan Ferrari.

“Soy una guerrera, desde la fragilidad y desde la fortaleza, siempre soy una guerrera”. Flavia Palmiero celebra la oportunidad de mostrar su faceta de actriz de carácter. Algo que esperaba y que se desató en poco más de un mes: a fines de febrero le propusieron hacer la obra “Mamushka” y el 3 de abril debutó en el teatro Picadilly.

Reconoce un punto de inflexión en la charla TEDxJustiniano Posse (Córdoba) que dio en noviembre. Fue un viaje introspectivo al pasado que le modificó el presente. Como si la de hoy se hubiera fortalecido al haber recordado públicamente a la que fue –una nena de padres separados que en la soledad de su casa se inventaba una cámara de TV e improvisaba un programa para niños; una adolescente que a los 17 años quería estar en televisión y supuso que la llave sería anotarse en una agencia de modelos sin imaginar que a los días irían a buscar allí a la protagonista de “Evita, quien quiera oír que oiga” y que la elegirían; o la que apostó dedicar una década al público infantil. Frágil y fuerte, guerrera al fin.

Noticias: ¿Cómo vive la vuelta al escenario con una obra tan distinta a las que hizo?
Flavia Palmiero: Me siento muy cómoda. Necesitaba esto porque el teatro es magia, tiene una cosa de entrega, es el mejor desafío.

Noticias: Pareciera que en su vida las grandes cosas llegan intempestivamente.
Palmiero: Sí, cosas del destino.

Flavia Palmiero
INTIMIDAD. Está en pareja hace seis años con el productor de cine Luis Scalella y cuenta que es cuidadosa de su relación. Su hija Giuliana (30) es arquitecta y su hijo Gianmarco (24) tiene una empresa de grúas. Foto: Juan Ferrari.

Noticias: Debe haber sido fuerte arrancar sin experiencia actoral y asumir un protagónico en cine. ¿Cómo se lo bancó?
Palmiero: No tengo idea, era el deseo. Siempre hice lo que sentía.

Noticias: En la charla TED contó que tras su primera película, le ofrecieron ser tapa de una revista con poca ropa y dijo que no.
Palmiero: Claro, finalmente pusieron mi cara personificando a Evita. Tenía claro mis objetivos, sabía hasta dónde llegar. Planteé un camino de verdad y de bien, elegí eso.

Noticias: ¿Sintió que el personaje que construyó para el público infantil tapó a la actriz?
Palmiero: Sí. Pero lo elegí, por ahí era más fácil dedicarse al cine serio que meterse en la TV a hacer un infantil, que en ese momento todos odiaban, y terminar cambiando la historia de los infantiles.

Noticias: ¿Cuándo le incomodó ese rol?
Palmiero: (Alejandro) Romay me dijo que quería que fuera actriz entonces hice la novela “Corazón de tiza” (1992), en la que cantaba y bailaba, inventamos el formato que hoy es una industria mundial. Ahí tenía ganas de la actriz pero no encontraba la oportunidad. La actuación se gana con el tiempo. Ahora puedo hacer un abanico de personalidades que cuando era joven, no. Darle más foco a la actriz es una asignatura pendiente, en un momento corté un camino y me siento responsable.

Noticias: Dice que la industria local limita a las actrices por la edad.
Palmiero: La local sí, la mundial, no. Las series de Netflix son protagonizadas por gente de 45 para arriba. Acá no sé cuál es el problema, hay una cosa machista pero voy a luchar para ganar mi lugar aunque tenga 52 años. En “Mamushka”, más allá de que estoy metiendo un gran compromiso, hay una parte en la que la niña sigue jugando. Acepté esta obra para aprender. Ale (Alejandra Rubio), la directora, destaca eso, dice que desde el primer día me arremangué y fui una más.

(Leer también: Fenómeno Netflix: secretos de un imperio)

Noticias: Sin divismos. ¿Cuánto tiene de diva?
Palmiero: Cero, atrasa, es antiguo, envejece, como hacerse la joven. Hacerse la joven y hacerse la diva envejecen. Siempre fui una laburadora, nunca llegué en limusina, me aburre.

Noticias: Conducir “Políticos al asador” (A24) no fue tan lúdico, ¿no?
Palmiero: Soy artista, pero la comunicación me gusta y hacer ese programa me encantó. No imaginé que pudiera hacerlo y además, año 2012, era el momento más difícil de los medios en el kirchnerismo… y lo pagué.

Noticias: Dijo que el kirchnerismo la dejó sin trabajo.
Palmiero: Sí, la única vez en la vida.

Noticias: ¿Cree que la dejaron deliberadamente sin trabajo?
Palmiero: Me echaron de la radio (FM Vale 97.5). Nunca supe por qué hacían homenajes a todas las Evitas y a la única que no invitaban era a mí. Eso fue antes del programa, había una saña.

Noticias: ¿Pero siente que “Políticos…” generó una reacción?
Palmiero: Sí, no venía nadie del oficialismo. Una vez nos clavaron cuatro personas y se me cayó la grabación del día. Después toda una campaña en mi contra bastante fea…

Noticias: ¿Qué campaña?
Palmiero: No quiero profundizar porque no me gusta victimizarme.

Noticias: Si el programa iba por el lado humano de los políticos y si se cuidaba de no hablar de política…
Palmiero: (Interrumpe) Sí, pero indudablemente ellos tenían un problema conmigo. No quiero revolver eso, voy para adelante.

Noticias: Si lo sintió así, debe haberle sido muy pesado.
Palmiero: Claro que fue pesado, pero no fui la única, pero ya está, no están buenas esas cosas… Mi color de piel habrá molestado, no sé.

Al hablar de sus hijos, relaja el tono. Dice que Giuliana (30), que es arquitecta, es apasionada como ella, fuerte y tiene su lado vulnerable. “Los dos son un gran sostén”. Gianmarco (24) vive con ella y oficia de nutricionista: “Tenía que bajar dos o tres kilitos, y aunque tiene su empresa de grúas, sabe mucho de alimentación y deportes, entonces me ordenó”.

Flavia Palmiero
PROYECTOS. Tiene planes para tres película y le gustaría hacer la tercera temporada de “Políticos al asador”. Foto: Juan Ferrari.

Noticias: Tiene diferencias con el feminismo, ¿cierto?
Palmiero: Sí, no me gustan ni el feminismo ni el machismo. No me gusta esta pelea con el hombre. Está bueno que la mujer sea escuchada, pero digamos cosas piolas porque no me gusta que me escuchen sólo porque soy mujer sino porque vale lo que digo. Obviamente que para muchas ha sido difícil, ejerzo el empoderamiento desde los 17. Sí sirve para que se acomoden las cosas y para que, si alguien no pudo poner límites, pueda hacerlo.

(Leer también: Filosofía: la ideóloga del antifeminismo)

Noticias: ¿No es una lectura muy machista la que siempre han tenido sobre usted…?
Palmiero: (Interrumpe) ¿Qué machista?

Noticias: Dos años de su vida con Franco Macri parecían inclinar la balanza respecto a treinta de carrera. ¿Eso no es machismo?
Palmiero: No, es gilada. No voy a hablar de eso. No robé, ni maté, ni nada. Cada uno tiene que hacerse cargo de lo que habla del otro.

Noticias: Le digo a nivel del prejuicio social.
Palmiero: Es un tema de los demás, no lo puedo manejar. Es como si me ven sexy, no me siento sexy, es un tema del otro.

(Leer también: La historia secreta detrás de la muerte de Franco Macri)

Noticias: Pero habrá cosas que le pesan más que otras.
Palmiero: No, pasó mucho tiempo. En el fondo nunca me pesó, si hubiese escuchado a todo el mundo, no hubiese hecho nada.

Noticias: Dice que eligió el silencio.
Palmiero: Siempre. Es la vida que elegí y soy fiel a mí misma. Hoy no es usual, pero siempre elegí el mismo camino.

Noticias: Contó que la llamaron muchos medios tras la muerte de Franco Macri y eligió callarse.
Palmiero: Ustedes lean, no hago declaraciones.

Por Valeria García Testa
@valgarciatesta