Menú
Cultura / 11 de junio de 2019

Literatura: el éxito sorpresa de Elizabeth Taylor

Por

Elizabeth Taylor
Autora. Elizabeth Taylor era inglesa y murió en 1975. Escribió alrededor de una decena de novelas. Odiaba llamarse como la actriz.

Que en medio de la gran crisis que vive la industria del libro, una novela publicada por una pequeña editorial independiente logre alcanzar los primeros puestos de ventas y permanezca allí durante muchos meses, es un verdadero milagro. Aún más si la narración tiene como protagonista a una señora mayor, en un viejo hotel inglés, rodeada de otros ancianos como ella. Nada de sexo, nada de violencia. Ni atentados, ni detectives, ni crímenes, ni robos.

Para sumar una última cuota de extrañeza, la autora no es actual ni muy famosa. La mayor parte de su obra se publicó entre 1950 y 1970, en Inglaterra y su nombre era Elizabeth Taylor. Justamente, su gran desesperación fue llamarse como la actriz, aunque su verdadero nombre era Dorothy (lo odiaba y lo cambió por Elizabeth) y su apellido, un atributo que adquirió cuando se casó con el señor Taylor.

La novela en cuestión fue traducida en la Argentina como “Prohibido morir aquí” aunque el título original es “Mrs. Palfrey at the Claremont” (“La señora Palfrey en el Claremont”). La versión rioplatense estuvo a cargo del impecable Ernesto Montequin, cuya traducción suma puntos a la belleza original de la narración.

(Te puede interesar: Milena Busquets: “Tinder es genial”)

La historia empieza cuando la señora Palfrey se va a vivir al Claremont, un vetusto hotel londinense, elegido por los ancianos como una especie de antesala del geriátrico. Los huéspedes del Claremont organizan sus días alrededor del almuerzo y la cena y se ocupan de fingir ante los demás que sus familias los aprecian, aunque en realidad están sumidos en el abandono.

Sutil pero irónica y despiadada, la novela de Taylor señala el panorama de una injusticia que todavía es tal en la sociedad de hoy. Un dato no menor a la hora de explicar las razones de su éxito.

Elizabeth Taylor
el libro. “Prohibido morir aquí” (La Bestia Equilátera, 2018) está desde hace meses en los primeros puestos del ranking de Cúspide y Yenny.

Suceso. Los gestores del milagro son los editores de La Bestia Equilátera, una empresa pequeña fundada en 2008 y especializada en el “rescate de joyas olvidadas”, según explica uno de sus editores, Diego D’Onofrio, a la cabeza del proyecto junto a Natalia Meta, con Luis Chitarroni como director editorial.

(Te puede interesar: Elvio E. Gandolfo inauguró la Feria del Libro de Rosario)

El parecido de Taylor con una autora de la misma época que le dio grandes satisfacciones a La Bestia Equilátera, Muriel Spark, fue la razón del primer acercamiento a su obra. Leyeron casi todas sus novelas y eligieron “Prohibido morir aquí”, a la que una traducción excelente ayudó a convertir en un texto inolvidable.

Las críticas, las redes sociales y el “boca a boca” (el único marketing infalible) la convirtieron en un boom. Lanzada en noviembre de 2018, entre febrero y marzo alcanzó los primeros puestos de Cúspide y Yenny, las dos cadenas de librerías más grandes del país, todo un logro para un libro que proviene del sector independiente. En un mercado en el que una venta de 3000 ejemplares se considera un éxito, “Prohibido…” lleva vendidos 10.000 y va por mucho más. Inteligente, aguda, conmovedora, casi 50 años después de su salida al mundo, la novela logra su merecido reconocimiento.