Menú
Cine / 11 de julio de 2019

Chuky, el muñeco maldito

Es tan buena como la original lo fue para su tiempo y agrega la idea no demasiado original, pero tampoco demasiado transitada, de “terror para todo público”.

Por

chuky
(EE.UU., 2019, 90') Terror. Dirección: Lars Klevberg. Con Aubrey Plaza. AM13.

★★★1/2 La primera Chucky, hace treinta años, fue un clásico menor del terror con un gran trabajo de Brad Dourif dándole voz al muñeco malvado. Tenía a un director interesante, Tom Holland, especialista en el género (todavía recordamos “La hora del espanto”).

Después el personaje tuvo una historia larga, propia de cuando lo único que generaba series era el terror. Y después se volvió autoparódica. Y ahora, como sucede siempre, Hollywood se encarga de relanzar, aggiornada, la vieja historia.

Pues bien, es tan buena como la original lo fue para su tiempo, y agrega la idea no demasiado original pero tampoco demasiado transitada de “terror para todo público”. Es decir, el cuento de “mamá compró un lindo juguete a nene pero resulta que en realidad es un monstruo” incluye a) sustos efectivos y sangre, b) comentarios laterales sobre la hiperpresencia de la web en nuestro entorno (porque sí, claro, cómo no, tenemos que quedar bien con el cerebro de mamá y de papá, no vaya a ser cosa…), c) corridas y solución más o menos satisfactoria, d) el suficiente humor como para que nadie se tome demasiado en serio a las víctimas.

Funciona bien en ese territorio y el trabajo de voz de Mark Hammil (quizás no se lo reconozca a menudo, pero es desde hace décadas un maestro como actor de doblaje: escuchen su Joker de “Batman-La serie animada”) le da otra dimensión a este entretenimiento simple y honesto.

Mirá el trailer:

(EE.UU., 2019, 90′) Terror. Dirección: Lars Klevberg. Con Aubrey Plaza. AM13.