Menú
Noticias Uruguay / 14 de agosto de 2019

Doce años después

La novela de Renzo Rossello tiene todos los ingredientes que debe tener la narrativa “noir”, con personajes oscuros, policías cómplices, humo, alcohol, mujeres y más.

Por

"Cien veces muerto", el nuevo libro de Renzo Rossello.

“Cien veces muerto”. Renzo Rossello. Editorial Estuario. 156 págs. $ 350.

A esta altura, las definiciones están claras. La literatura policial o de suspenso, tiene que ver con la investigación y el relato sobre la resolución de un caso delictivo, que puede ser desde una estafa a uno o más crímenes.

Desde Sherlock Holmes de Conan Doyle o Hércules Poirot de Agatha Christie hay un sinfín de autores que realmente han construido un género muy popular y con niveles de buena literatura, pese a que por momentos, fue subestimado por la intelectualidad. El concepto “novela negra” es relativamente más reciente. Fue un concepto que utilizó Raymond Chandler en El simple arte de matar (1950), pero que debe su nombre a que originalmente los relatos se publicaban en la revista Black Mask de Estados Unidos y en la colección Série Noire de Gallimard, en Francia.

De todos modos, el gran aporte de la literatura negra son el carácter oscuro de sus personajes y lo sórdido de determinados ambientes. Suele decirse, con razón, que la novela negra es la literatura policial, pero con crítica social y descripción de las situaciones en la que transitan los personajes. Renzo Rossello (1960) conoce al detalle la esencia del género. Además de ser un lector voraz y conocedor de la historia de este tipo de relatos, su trabajo como periodista lo acerca cada día a la orilla de una sociedad más violenta. En su novela anterior, El simple arte de caer (2018) -obsérvese más arriba el homenaje a Chandler- apareció Obdulio Barreras, un cincuentón, investigador privado, por momentos con más sombras que luces.

En esta nueva entrega, Cien veces muerto, Barreras acaba de salir de la cárcel, tras doce años. Determinadas circunstancias fortuitas hacen que aparezca un nuevo caso a investigar: la desaparición de un joven de familia acomodada. La escritura es altamente adictiva. Inteligentemente adictiva. Se trata de una novela muy visual que perfectamente podría ser llevada a la pantalla para ser una de las series que se recomiendan con pasión. Sin embargo, en entrevistas, Rossello expresó sus dudas y dejó entrever su resistencia a que Barreras haga de las suyas en el séptimo arte.

La novela tiene todos los ingredientes que debe tener la narrativa “noir”, con personajes oscuros, policías cómplices, humo, alcohol, mujeres, determinadas lealtades, códigos y también la ruptura de ellos sumado a alguna traición, además de dinero e intereses que van y que vienen. Este detective sui generis estuvo en prisión por doce años, que parece poco tiempo para que una ciudad cambie, pero que Barreras perfectamente percibe la diferencia ahora que transita por determinadas zonas, que por momentos parecen más oscuras que cuando las recordaba. Esos años también dejaron su huella, porque hasta algunos almuerzos, le recuerdan, dos por tres, la comida carcelaria.

La saga de Obdulio Barreras sigue. El autor tiene ya varios libros terminados, pero por razones editoriales, se optó por publicar los casos uno a uno. Cada libro se sostiene con la maestría de un conocedor del género como Rossello que por su trabajo cotidiano ve como la realidad supera, muchas veces, la ficción.

——————————————————————————-

EL RECOMENDADO

Guambia el teléfono
“La mujer desnuda” de Elena Stancanelli. Editorial Anagrama. 148 págs. $ 990.

La anécdota es simple, lo eficaz es como la escritora italiana Elena Stancanelli (1965) logra generar los climas para que la protagonista vea como, en un instante, todo se desmorona. Por un descuido de Davide, que deja descolgado el teléfono, Anna, su esposa, escucha una conversación muy inconveniente, en la que se entera de las aventuras amorosas de su esposo. A partir de allí surge un relato bien armado, psicológico, en el que aborda temas de pareja como la fidelidad, la sexualidad, el erotismo, las redes sociales, la confianza en la pareja, entre otros que para muchos son inevitables en estos tiempos. Darle la posiblidad al lector de ser “voyeur” siempre rinde.

————————————————————————————-

NOVEDADES

CUENTOS COMPLETOS, de Mario Levrero. Editorial Random House. 656 págs. $ 890.

Dependiendo de qué lado del Río de la Plata se mencione a Mario Levrero (1940-2004), difiere la devoción de los lectores. Jorge Mario Varlotta Levrero, como indica su documento de identidad, se consolidó como escritor en Buenos Aires, donde vivió varios años, entre otras cosas, trabajaba haciendo crucigramas, editaba una revista de juegos de ingenio y guionaba historietas. En las últimas décadas del siglo pasado, y comienzos de los 2000, Levrero alcanzó en Uruguay el merecido reconocimiento literario. No se trata de un escritor masivo, pero sí atendido especialmente por la crítica y por un público, sobre todo joven, que lo descubrió de a poco. Hay que celebrar pues que en un solo volumen estén todos sus cuentos publicados, desperdigados por varios libros emblemáticos. Su lectura, imprescindible, permitirá confirmar la existencia de un escritor luminoso, aun en sus sombras.