Menú
Empresas y protagonistas / 6 de septiembre de 2019

El momento de invertir es ahora

La crisis económica que hoy enfrenta el país genera preocupación en todos los sectores. Pero por el contrario al pensamiento habitual, invertir en una empresa como Nocito puede ser beneficioso para generar una rentabilidad con ahorros desde 10 mil dólares.

Tras las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), se viven momentos de incertidumbre política y alta volatilidad financiera. La inestabilidad llama a muchos inversores a la cautela, que desconfían de todas las opciones a su alcance.

En una economía altamente inflacionaria como la argentina, guardar los ahorros “bajo el colchón” no solo hace que el dinero pierda su valor, sino que impide obtener una rentabilidad. Además, el pasado reciente hace que muchas personas no se sientan tranquilas dejando en manos de instituciones bancarias el fruto de años de esfuerzo.

Aun así, momentos como el actual brindan grandes oportunidades al que sabe dónde invertir. Un capital en dólares otorga un gran poder de negociación y permite conseguir mejores precios. “El valor de la propiedad en grandes ciudades con alta concentración urbana como Buenos Aires tiene una tendencia creciente. Son pocos los momentos donde se pueden conseguir descuentos significativos y este es uno de ellos. Recibo una gran cantidad de llamados de inversores que se lamentan por no haber comprado antes”, explica Ignacio Nocito, CCO de Nocito Constructora.

El valor del metro cuadrado se quintuplicó en los últimos 15 años. La compra de una propiedad permite obtener una renta mensual al mismo tiempo que se capitalizan los ahorros. Cuando se quiera venderlo, habrá subido su valor.

El retorno de inversión de Nocito está muy por encima de la media del mercado por tres variables. La primera es que hacen venta directa, lo que ahorra el 4% de comisión inmobiliaria. La segunda es que cuentan con fábrica de materiales propia, lo que reduce mucho los costos. Y la tercera es que construyen alrededor de 10.000 m2 al año y cuentan con un equipo fijo de trabajadores, lo que les permite perfeccionar y hacer más eficientes los procesos productivos en forma permanente. “En los 25 años que llevamos construyendo jamás un inversor perdió plata”, agrega Ignacio.

La opción de compra de inmuebles más habitual es bajo la modalidad de pozo. Consiste en pagar la totalidad del departamento mientras la obra se encuentra todavía en construcción, ideal para inversores que quieran adquirir un descuento comercial significativo en el valor del departamento. Quienes no cuenten con la totalidad del valor pueden optar por la compra de metros, que consiste en un pago inicial del 60% de la unidad y luego con pagos consecutivos hasta la finalización del edificio.

Sin embargo, también es posible convertirse en inversor inmobiliario con un pequeño capital. En Nocito, bajo la modalidad de granel, se puede operar desde los $10.000 USD. Esta forma de inversión es ideal para aquellos que están dando sus primeros pasos en el mundo de la construcción y que dispongan de un importe menor al 60% del total de la unidad. Consiste en la compra de metros indivisos en un edificio mientras éste se encuentra en desarrollo.

“La inversión en inmuebles es de las más seguras, estables y en dólares. Además de rentabilidad asegurada, la construcción es industria argentina”, afirma Laura Nocito, Gerente General de Nocito Constructora. “Por cada edificio construido se utilizan más de 600 puestos de trabajo directos e indirectos. Estás invirtiendo en tu futuro y contribuyendo al progreso del país”, agrega.

La palabra “crisis” en China está compuesta por elementos que significan “peligro” y “oportunidad”. En Argentina, la inestabilidad es moneda corriente, pero justamente es cuando es más necesario garantizar la seguridad con una inversión de bajísimo riesgo y que garantiza una renta fija en caso de alquiler o una diferencia en dólares en caso de reventa.