Menú
Noticias Uruguay / 10 de septiembre de 2019

Cajita feliz y saludable

La cadena de restaurantes continúa mejorando su propuesta gastronómica, atendiendo las tendencias y apostando a lo natural.

Por

Cajita feliz y saludable. //Fotos: Gentileza de Mc Donald’s.

McDonald’s viene trabajando de acuerdo a ciertas pautas para la modificación de sus menús con el objetivo de mejorar la alimentación de sus clientes desde el año 2011, cuando se agregaron las manzanas y los tomates cherry, por ejemplo.

A partir de 2016, los refrescos no se comunican en el menú infantil, lo que no quita que si lo piden se les venda. El marketing responsable que aplica Arcos Dorados en su comunicación refleja esta apuesta que busca generar impacto positivo en las comunidades donde opera la empresa.

Hace un año y medio Natalia Archimede está trabajando en las oficinas ubicadas en Buenos Aires como gerenta de innovación de menú para McDonalds Latinoamérica. Su comienzo en la compañía coincide con el desarrollo de la nueva Cajita Feliz, para la cual la empresa necesitaba contratar a alguien con un perfil un poco más técnico para empezar a trabajar en este desarrollo de menú, que estaba dentro de las estrategias de la compañía a nivel mundial. Archimede es ingeniera química, pero está especializada en alimentos. Desde que se desempeña en el área profesional, lo hace en áreas de investigación y desarrollo en empresas alimenticias.

Cambio de menú y hábito. La nueva versión de su popular menú infantil (que constaba de la clásica hamburguesa, papas fritas, refresco y un juguete) fue lanzada el jueves 8, presenta una hamburguesa sin queso pero con tomate y lechuga, una reducción de la porción de papas fritas adecuada a las necesidades energéticas de los niños en cuanto a grasas, calorías y sodio, el cambio del refresco por agua o jugo de manzana sin azúcar añadida, colorantes ni saborizantes artificiales, y un postre elaborado con manzanas. Esta nueva Cajita Feliz tiene aproximadamente 20% menos de grasa total y saturada, 53% menos de azúcares añadidos y 20% menos de sodio.

UN EQUIPO COMPROMETIDO. El gerente general de Arcos Dorados, Ricardo Méndez, trabajó en este desarrollo junto a la gerente de desarrollo de menú, Natalia Archimede, la jefa de comunicaciones, Paula Espasandín, y el marketing manager, Guilherme Coe. //Fotos: Gentileza de Mc Donald’s.

Es un cambio empresarial para América Latina, pero alineado a los objetivos globales de la cadena estadounidense. La franquicia Arcos Dorados Latinoamérica, la más grande en cantidad de restaurantes (2.200 locales aproximadamente), es la primera en lanzar esta iniciativa. “Somos como el ejemplo para el resto del mundo” comentó orgullosa a NOTICIAS la ingeniera, que asegura será un camino difícil ya que implica un cambio de hábito en los niños y demanda una postura receptiva de la cadena para el desarrollo de futuras propuestas que contribuyan en ese sentido.

En Uruguay, más de 130.000 niños visitan mensualmente los 29 restaurantes de la cadena. El 70% de ellos no comen ni una porción de fruta por día. “Tenemos muchísimo que aprender sobre esto, por eso el evento lanzamiento fue con muchos profesionales de la salud como cardiólogos, pediatras y nutricionistas. Queremos sumarlos a ellos como parte del equipo para que nos guíen y nos validen el camino que estamos siguiendo como el correcto”, afirmó la profesional.

Según declara, “la cadena entendió humildemente que solos no pueden, que no tienen toda la información para poder lograrlo y que, aunque quisieran, no sería viable tener un staff gigante”. Por eso, apuntan a trabajar en conjunto con especialistas médicos, padres interesados en la salud de sus hijos y distribuidores que faciliten la elaboración del producto.

La empresa fijó el testeo como una condición previa y necesaria para la ejecución de sus estrategias. En esta oportunidad, el testeo fue (en principio) de opinión, donde se conocieron comentarios e inquietudes de los padres en la alimentación de sus hijos. En base a eso se plantearon las interrogantes sobre qué podía hacer McDonald’s para contribuir a esa problemática a través de su Cajita Feliz, que es un clásico que los mismos niños piden. Una vez identificado el problema, se estudiaron los sabores y qué aceptación tienen, es por eso que el sabor de los jugos no es en todos lados el mismo. “En Uruguay es de manzana porque sabemos que tiene mucha aceptación, pero en países que están más al norte apuntamos a frutas más tropicales como el mango, por ejemplo. Localizamos los sabores de acuerdo a los gustos de los clientes”, agregó Archimede.

FELICES. La sonrisa de la ingeniera responsable del proyecto, Natalia Archimede, es equiparable a la de su renovada Cajita Feliz. //Majo Casacó

Desde McDonald’s afirman que la sociedad está evolucionando, tienen estudiado y comprobado que las tendencias en la industria de los alimentos están apuntando hacia el lado de lo natural. Con el alcance privilegiado que tiene la marca, siente la responsabilidad de que su comida “de un pasito más” porque su posición de liderazgo puede lograr este tipo de cambios. Según la ingeniera, a veces sucede que otras empresas también son favorables a este tipo de cambios, pero no tienen la escala para llevarlo adelante.

Aval profesional. La nueva política nutricional liderada por la compañía se desarrolla con los más altos estándares de responsabilidad. En el caso de Uruguay, los cambios realizados fueron trabajados en forma conjunta con varias instituciones vinculadas a la salud y la alimentación. A partir de ese intercambio surge hoy la nueva propuesta de Cajita Feliz, modificada y evolucionada según los criterios nutricionales de la OMS.

Los cambios nutricionales de la Cajita Feliz también cuentan con el aval de los principales organismos de nutrición de diferentes países como la Associação Brasileira de Nutrologia (ABRAN), la Fundación Cardiológica Argentina y la Sociedad Peruana de Nutrición (SOPENUT), entre otras instituciones que apoyan la iniciativa.

De esta manera, Arcos Dorados se alinea a los objetivos globales consolidados por el sistema McDonald ́s en todo el mundo y refuerza su compromiso en generar un impacto positivo en las comunidades donde opera.

McDonald’s en Latinoamérica tiene un ADN muy familiar y la esencia de la Cajita reside en el bienestar infantil, que muchas veces es el disparador de los cambios de hábito de los padres. “¿Por qué no puede pasar que a partir de que los niños empiecen a comer más saludable, los padres puedan adoptar esa conducta?” se pregunta, con esperanza, la ingeniera responsable de la propuesta infantil actual de McDonald’s en Latinoamérica, que en la misma línea apunta a otro cambio aunque no es en lo alimenticio: el juguete que viene de regalo para los niños. Desde hace un tiempo, McDonald’s permite elegir entre el juguete y un libro, buscando fomentar también este tipo de actividades tan importantes como la lectura, la creatividad y la imaginación.