Martes 25 de enero, 2022

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 12-07-2019 16:47

Syquet, historia y delicias tandilenses

El local cuenta con las mejores carnes y jamones de la sierra tandilense y tiene un sector especial para que los clientes puedan degustar la calidad de sus productos. ¡No te lo pierdas!

La esquina de Rodríguez y Mitre siempre fue un lugar relacionado a las producciones regionales en la ciudad bonaerense de Tandil. En sus inicios, funcionaba como una carnicería, donde se elaboraban exquisitos embutidos, se conseguían las mejores carnes de la zona.

En ese entonces, aún se almacenaban las carnes en sótanos que enfriaba el ambiente con barras de hielo. En los años 70 el lugar se transformó en “El Emporio del Salamín”, un comercio donde se podía comprar toda la variedad de productos embutidos elaborados en la zona y que continúa LA FAMILIA CAGNOLI con Syquet, salames y quesos tandileros, desde ese tiempo hasta estos días.

Hoy, esta esquina, se ha convertido en un lugar emblemático de

la ciudad, donde uno puede descubrir los más exclusivos sabores regionales y las especialidades de la argentina y el mundo.

“Este lugar tiene la mística y la historia de nuestras producciones, conjuga lo mejor de lo nuestro y lo ofrece desde siempre a todos nuestros vecinos y visitantes".

"Presentamos en nuestras góndolas más de 40 variedades de quesos, 80 variedades de fiambres, conservas y dulces regionales, panificados exclusivos y una cava con más de 100 variedades de vinos”, asegura Mariano.

En los últimos años comenzó a surgir la idea de hacer un bar de picadas que dé un salto de calidad para el local. “Hace ya un tiempo que además agregamos un sector en local para que las personas además de llevarse un lindo recuerdo, puedan degustar la mejor y mi”, afirma Mariano.

Otra de las particularidades de este sitio es su cantina de jamón crudo, una de los mayores éxitos del lugar. “Tenemos una cantina de jamón crudo a la vista, la única del país, allí se terminan de estacionar y el jamón crudo es uno de los más vendidos de los productos al corte”, asegura con orgullo.

Pero no todo termina allí. El espacio cuenta con un sótano en el que se revive su vasta historia: “abajo tenemos el sótano, donde antes se colgaban las medias reses, ahora lo utilizamos para eventos especiales y visitas de los clientes. También realizamos visita guiada seguida de una degustación para que puedan conocer la línea de nuestros sabores y la diferencia de nuestros salames y salamines.

¿Qué variedades de comida ofrecen?

Nuestra carta tiene más de ocho variedades de tablas de picadas, seis variedades de sándwiches, provoletas y brusquetones, los cuales los clientes solicitan en la barra. Allí, pueden acompañarlo bien sea con una cerveza o con vinos. Ofrecemos una diversa cantidad a precios de góndola.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios