EMPRESAS | 17-12-2019 11:34

El mercado de autos de lujo apuesta a rebotar

Audi, BMW y Mercedes-Benz presentarán novedades. Buscan elevar su participación de mercado del 1,5% al 3%, como en países vecinos.

La inauguración, a comienzos de octubre, del Audi Lounge en la esquina que ocupara por décadas la confitería Rond Point es una muestra de la economía argentina a dos marchas. El local de tres pisos sobre Avenida del Libertador y Tagle es un despliegue de lujo y tecnología. Además de exhibir las novedades de la marca, cuenta con un sistema de realidad virtual que permite a los clientes “tunear” su Audi eligiendo desde el color exterior, las llantas y faros hasta los tapizados, asistentes de manejo y otros detalles, hacer un paseo por la ciudad mediante un simulador virtual, o manejar uno de los modelos de competición de la marca.

En contraste, la realidad del mercado automotor argentino es menos glamorosa. En los primeros 10 meses del año, las ventas de vehículos 0 km no llegaron a las 350.000 unidades, un 46% menos que en el mismo periodo de 2018. Pero las marcas emblemáticas del segmento lujo continuaron presentando novedades y preparan para 2020 nuevos lanzamientos con foco en vehículos híbridos, con mayor seguridad y confort. 

El mercado de alta gama está sometido a las mismas variables que el mercado automotriz en general, y es aún más sensible a los estímulos, ya sean positivos o negativos”, apunta Conrado Wittstatt, gerente general de las divisiones Audi y Ducati en Volkswagen Argentina. No obstante, el ejecutivo es optimista: “En breve la historia será otra. Estamos preparando la llegada de modelos muy representativos de la marca al país, y continuamos con las inversiones. Además de ampliar y reabrir el Audi Lounge, donde mostramos las tecnologías más novedosas y adelantamos lo que viene, hace pocos meses inauguramos en Bahía Blanca un edificio Terminal Concept, de características únicas, de la mano de Del Sur Exclusivos, y estamos abriendo otro en San Isidro junto al concesionario Norden”.

Rolf Epp ,CEO y presidente de BMW Group Argentina, comenta: “La industria automotriz está corriendo a la mitad de los niveles que lo hizo en 2018, aunque en nuestro caso esa caída fue menor. Sin embargo, existe un gran potencial de recuperación, ya que el mercado del lujo representa en la Argentina un 1,5%, mientras que en otros países de Latinoamérica se encuentra entre 3 y 5%”.

Christian Kimelman, director comercial de la división autos de Mercedes-Benz Argentina, destaca: “Si bien el mercado de autos se contrajo, esperamos que el contexto mejore y no hemos frenado los lanzamientos. Apostamos a los vehículos eléctricos e híbridos, y a acompañar las tendencias mundiales hacia la movilidad autónoma y las nuevas tecnologías”.

Novedades piden pista. Por parte de Audi, los lanzamientos en los próximos meses incluyen: el nuevo A1, con más variedad de motorizaciones, y los A6, A7 y A8, con motores microhíbridos, asistencias activas a la conducción y diseño de interiores renovado. En BMW presentarán antes de fin de año un sedán versión 320i, que se sumará al Serie 3, lanzado en mayo. También fueron lanzadas la BMW X4 y X5, el convertible BMW Z4 y el BMW Serie 8. En tanto, la marca Mini presentará en los próximos meses las versiones hatch 3 y 5 puertas. “Anunciamos una inversión de 15 millones de dólares en nuestra red de concesionarios que se inició en 2018 y se completará a fines de este año con la apertura de un nuevo salón de ventas en el norte del país”, destaca Epp, de BMW.

En Mercedes-Benz, la apuesta viene por el lado de la sustentabilidad. “Este verano vamos a presentar el EQC, el primer vehículo 100% eléctrico, que ya fue presentado en el Salón de Frankfurt”, destaca Kimelman.

En la gama tradicional, este año Mercedes lanzó el nuevo Clase B, más deportivo y con foco en la conectividad, mediante un sistema de reconocimiento de voz para activar sus principales comandos. Antes de fin de año presentará el Clase A Hatch, con comandos de voz y nuevas funcionalidades, y a principios de 2020 llegará el GLB, un SUV con triple fila de asientos y capacidad para siete pasajeros.

Impuestos y acuerdo automotriz.Dada su especialización productiva en vehículos medianos y utilitarios, la Argentina no produce automóviles de alta gama, sino que los importa.  Actualmente, los autos del segmento de lujo (y algunos que estrictamente no lo son, pero -devaluación mediante- quedaron por precio en esa categoría) pagan un impuesto interno del 20%, lo cual, según los importadores, contribuye a una retracción en las ventas. En tanto, la reciente ratificación del acuerdo automotriz con Brasil impacta sobre aquellas marcas que producen vehículos en ambos países, mientras que no tiene relevancia para las que importan sus vehículos de extra zona.

Al respecto, Kimelman, de Mercedes-Benz, destaca: “Este acuerdo es muy positivo porque nos permite tener previsibilidad y tiempo para continuar trabajando en lograr una industria más sustentable, competitiva e integrada”.

El futuro. Más allá de la situación local complicada, “la tendencia mundial es acercarse hacia la movilidad autónoma y a las nuevas tecnologías, dependiendo de cada mercado en cuanto a regulaciones e infraestructura”, afirma Kimelman.  “A través del reconocimiento de la voz, el usuario puede cambiar la temperatura del auto, encender o apagar las luces, establecer un destino en el mapa, entre otras opciones”, destaca.

“En cuanto a seguridad, nuestros vehículos poseen el Active Brake Assist, un asistente de frenado que contribuye a evitar accidentes graves por escasa distancia o falta de atención", continúa el ejecutivo de la automotriz alemana, tal como sus principales competidoras del segmento. "El sistema advierte óptica y acústicamente ante la amenaza de una colisión. Si, a pesar de la alerta, el conductor no frena con la intensidad suficiente, el vehículo amplía automáticamente la fuerza de frenado en función de la situación. En definitiva, puede reconocer automáticamente un peligro, advertir una emergencia e incluso intervenir para evitar una maniobra peligrosa”, finaliza el director de Mercedez-Benz.

Todo indica que los autos del futuro serán autónomos, eléctricos y compartidos. Y el segmento del lujo no escapa a estas premisas.

por María Gabriela Ensinck

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario