Viernes 10 de abril, 2020

PERSONAJES | 24-02-2012 14:06

“No hago nada a media máquina”

Mega productor argentino radicado en Hollywood, tejió amistades con políticos y celebrities. Documentales, su amigo Sean Penn y causas humanitarias.

Fernando Sulichin extiende su brazo y muestra orgulloso su Rolex del '64. Le apasionan los relojes, tiene 20 y los guarda en un banco en París. Su preferido es un Patek Philippe. “En las películas suelo quedarme con el merchandising, por eso trato que el protagonista muestre siempre un reloj. Y en los festivales, cuando ganás, también te regalan uno. Así que trato de ganar, pero los Patek me los compro yo” aclara el productor.

Audaz, inquieto y curioso, a fines de los `80 dejó Buenos Aires para continuar sus estudios de arquitectura en Los Ángeles. Nunca se recibió de arquitecto, pero entró al cine de casualidad y se convirtió en un importante productor. Trabajó con Spike Lee, Abel Ferrara y Alejandro González Iñarritu, entre otros, y produjo películas como “Malcolm X” y “Babel”, amén de varios films y documentales con Oliver Stone. Actualmente desarrolla diferentes proyectos. “La historia secreta de los Estados Unidos”, junto con Stone, y otro con David Lynch sobre la vida del Maharishi Mahesh Yogi, que difundió la meditación trascendental, son sólo algunos.

Es un hombre hábil para generar contactos de altísimo nivel. Defensor del diálogo a ultranza, en su agenda hay celebridades y líderes políticos. Es también un activo militante de causas sociales. Trabaja con su amigo Sean Penn en la recontrucción de Haití y juntos vinieron a Buenos Aires para entrevistarse con Cristina Fernández. Es miembro honorario de la Nelson Mandela Children’s Fund, de la cual fue director, y de la David Lynch Fundation, entre otras organizaciones. Vive entre París, Los Ángeles, donde tiene su productora, y Hong Kong, y compró un piso en Buenos Aires que perteneció a Aristóteles Onassis. Le interesa la geopolítica y la economía y es reacio a hablar de su intimidad. Espera su primer hijo para marzo y la madre del niño es una directora de cine francesa.

Noticias: Su vida es intensa. ¿Qué lo motiva?

Fernando Sulichin: No me queda otra. Nací para el cine, es mi destino, y soy bueno para determinadas películas. Me encantaría producir comedias como “¿Y dónde está el piloto?”, pero me salen “Babel” o “Malcolm X”. Me muevo por la intuición y la emoción, y también está el destino.

Noticias: ¿Qué elige cuando va al cine?

Sulichin: Todo. El cine es para relajarse, son dos horas íntimas con uno mismo. Es una experiencia muy bonita, que se está perdiendo un poco por la posibilidad de ver películas en otros soportes.

Noticias: ¿Eso es malo para la industria?

Sulichin: Atenta contra el negocio, pero más contra el cine como experiencia. Es como sentarse a escuchar Beethoven o un buen tango. Yo prefiero disfrutar una película de terror o soñar con una romántica sentado en el cine.

Noticias: En el `96 la revista “Hollywood Reporter” lo seleccionó como uno de los diez talentos a seguir. ¿Cuál cree que es su valor?

Sulichin: Soy perseverante, inquieto, curioso, y trabajo mucho. No hago nada a media máquina y me gusta que lo que hago salga bien.

Noticias: ¿Cuánto hay de esfuerzo, de audacia y de suerte en su vida?

Sulichin: Todo eso junto. Hay que ser audaz para producir una película, porque es una locura. Gastar la plata de otro para hacer algo de dos horas, que nunca sabés de antemano si va a ser un éxito o un fracaso.

Noticias: ¿Por qué considera que el cine es uno de los negocios más sexys?

Sulichin: Porque todos quieren estar ahí. A la gente le encanta la celebridad, a las chicas les encantaría ser Angelina Jolie, y está el sueño de que algo nos va a cambiar la vida para siempre. Esa fantasía despierta una suerte de erotismo con el cine.

Noticias: ¿El productor es un artista o sólo un hombre de negocios?

Sulichin: Algunos te sacan el 20% y lo hacen de manera serial. Otros productores lo ven como una creación, una manifestación artística, y ayudan al director a hacer su sueño. En mi caso, la mayoría de las veces es así.

Noticias: ¿De qué trabajo está más orgulloso?

Sulichin: “Malcolm X” me encantó. Los documentales con Oliver Stone fueron una increíble oportunidad de abrir mi cabeza y de estar con personas increíbles. El que estamos haciendo ahora, “La historia secreta de los Estados Unidos”, creo que es la obra más importante que voy a hacer en mi vida.

Noticias: Tuvo la oportunidad de trabajar con grandes nombres. ¿Quiénes lo impresionaron?

Sulichin: Oliver Stone me marcó. Su nivel de genialidad a lo Dalí y su convicción para contar la verdad son remarcables. Lo admiro y me nutre trabajar con él. También me fascina David Lynch por su creación interminable. Sean Penn, me da miedo cuando actúa. Fui a visitarlo al set de “Dead man walking” y realmente tenía miedo de esa persona, y era mi amigo. Tengo la gran fortuna de trabajar con gente que me inspira mucho, y eso me hace superarme todo el tiempo.

Noticias: ¿Y quiénes son sus amigos?

Sulichin: Sean y Oliver. También Abel Ferrara, David Lynch, Tim Robbins, Benicio del Toro, generalmente es gente comprometida con causas sociales. ¿Mujeres? La ex esposa de Sean (Robin Wright), gran actriz, Juliette Binoche, una gran mujer, y Angelina (Jolie), pero no la conozco tanto.

Noticias: ¿Cuál es la parte menos glamorosa de Hollywood?

Sulichin: El trabajo, levantarse a las cinco de la mañana y no parar hasta la noche durante días. Es agotador. Después, la exposición mediática. Las celebridades venden su imagen y su capacidad de gustar, como si vendieran su alma al diablo. No tienen vida personal y luchan por ser personas normales. Es el precio por tanto glamour y tanto dinero. Aunque ahora muy pocos hacen mucho dinero. Podés conseguir a Julia Roberts y a otros por poco.

Noticias: ¿Le gusta el cine argentino?

Sulichin: Hay de todo. Campanella es impresionante, extremadamente talentoso, toca muy bien las emociones. Lloro con “El hijo de la novia”. Me gustan algunas películas de Trapero, “La sangre brota” de Pablo Fendrik, y también las comedias de Suar. Me divertí con “Un novio para mi mujer”.

Noticias: ¿Le molesta que lo rotulen de “progre y fashion”?

Sulichin: Si lo piensan, bienvenido, pero soy más que un rótulo. En realidad, soy todo lo contrario, más bien antiguo, tradicional, me gustan las cosas clásicas. Soy bastante libre y ecléctico en mis gustos. Progre no sé qué significa.

Noticias: También dicen que es muy buen lobbista.

Sulichin: Me encantaría, pero la realidad es que contactar personalidades es parte de mi trabajo. Hago documentales políticos y trabajo en causas humanitarias que me llevan a conocer distintos mandatarios. Hay muchos celos y envidia por el acceso que uno tiene. No tiene nada que ver que me digan lobbista.

Noticias: ¿Cómo accedió a líderes tan importantes?

Sulichin: Preguntando: ¿puedo verlo?. Les pido una entrevista, todos saben quién es Oliver Stone, sus valores artísticos, y les interesa conocerlo.

Noticias: ¿Quiénes lo impactaron?

Sulichin: Evo Morales me conmovió. Que un señor indio, cocalero y gremialista, haya llegado a ese lugar es impactante. Fidel Castro también, con Oliver hicimos una radiografía de él durante doce años, tiene una energía y una resistencia increíbles. Son todos grandes. Lo mismo el presidente Chávez y Cristina (Fernández), una mujer fuerte y muy brillante. Dilma (Rousseff) ¡ah!, tiene una fortaleza impresionante. Mandela, otro hombre increíble, hay mucho que aprender de él. Fui director de su fundación hace unos años.

Noticias: Llama la atención que apoye al presidente iraní, siendo usted judío y conociendo la postura de Ahmadineyad respecto de Israel y su negación del Holocausto.

Sulichin: Eso fue completamente fuera de contexto. Lo que dije en un almuerzo con ese señor (Martín Varsavsky, empresario) es que él no lo conoce a Ahmadineyad y que está opinando por lo que dicen los medios de comunicación. Que investigue un poco más y que después opine.

Noticias: ¿Cómo es el Ahmadineyad que usted conoce?

Sulichin: Yo tampoco lo conozco, no estuve con él como se dijo. Sólo lo ví mientras filmaba en una cumbre de la OPEC, pero no tuve trato. En cuanto a los medios, me encantaría que también reflejaran las cosas positivas. No siempre estar en contra o reflejar sólo lo malo. Yo trato de buscar lo bueno que hay en las personas.

Noticias: ¿De qué manera participa en la reconstrucción de Haití?

Sulichin: Estoy ayudando a mi amigo Sean Penn y a su organización, para que sus programas de reconstrucción se puedan lograr. Lo hago a través de mis contactos, con recaudación de fondos, a veces con fondos propios, pidiendo la colaboración de algunos líderes. La semana pasada nos reunimos en Haití con Sean y Dilma Rousseff. El gobierno de Brasil es clave en esto y de una manera muy inteligente. Ahora vinimos a Buenos Aires para hablar con Cristina Fernández y seguimos a Uruguay para entrevistar al presidente Mujica.

Noticias: ¿Cómo es su relación con el gobierno argentino?

Sulichin: Cordial y efímera. He visto unas pocas veces a Néstor y a Cristina, no tengo una relación permanente.

Noticias: ¿Qué opina de la gestión de la Presidente?

Sulichin: No vivo acá lo suficiente para opinar. Hubo una elección y la gente opinó más autorizadamente que yo. Imagino que debe haber hecho muchas cosas increíbles y otras no. Latinoamérica está mucho mejor de lo que los latinoamericanos creen. Más que por un viento de cola, por lo que hicieron sus gobernantes. Las cosas se están despejando, pero no se puede complacer a todos.

Noticias: ¿Consideró establecerse en la Argentina? ¿Tiene proyectos aquí?

Sulichin: Me encanta la Argentina y su gente, es un país increíble, y me gustaría pasar más tiempo aquí, pero lamentablemente no es el lugar donde me desarrollé. Por ahora, mis proyectos son comer unas entrañas, un vacío, y pasarla bien.

por Cecilia Escola

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario