POLíTICA | 12-12-2018 11:05

Nicolás Caputo: el amigo singapurense

El “hermano de la vida” de Macri es cónsul de ese país. Resistencias en el Congreso.

Finalizada la cumbre del G20, el presidente Mauricio Macri decidió habilitar por decreto las sesiones extraordinarias para que se traten alrededor de 40 proyectos, algunos en la Cámara de Diputados y otros en el Senado. Para este año no se espera que haya manifestaciones en la plaza, enfrentamientos con la policía ni piedrazos, pero sí es probable que una persona despierte un debate intenso: Nicolás Caputo.

El presidente Macri, en el punto 33 de su nota enviada al Congreso, pidió que se autorice a los cónsules que fueron propuestos por gobierno extranjeros. En esa lista está “Caputín”, como llama Macri a su “hermano de la vida”, quien fue elegido por el Estado de Singapur para representarlos como cónsul honorario.

(Lea también: Macri tras el G20: la hora del relanzamiento)

El proyecto había sido aprobado sin problemas en Diputados el 30 de noviembre del 2017, incluso con apoyo del kirchnerista Marcelo Fuentes, quien entonces presidía la comisión de Asuntos Constitucionales. En el recinto, la cuñada de Máximo Kirchner, Virginia García, también dio su bendición a Caputo. Pero en la Cámara baja, en julio de este año, la situación se puso más compleja.

Cuando se trató el proyecto, el diputado K Guillermo Carmona afirmó que Caputo tiene “incompatibilidad para ejercer sus funciones como representante de un Estado extranjero, amén de las inmunidades que le otorgaría el ejercicio de esa función”. Según la Convención de Viena, a la que adhiere Argentina, Caputo tendría privilegios como exenciones fiscales, franquicias aduaneras y otros beneficios. Desde el entorno de Caputo desmintieron que él vaya a tener alguno de estos privilegios y sostienen que llegó a ser cónsul por su amistad con el embajador regional para Latinoamérica.

(Lea también: Increíble: el abogado de Cristina ahora defiende a los Macri)

Polémica. En el universo diplomático tienen una mirada más escéptica. “La del cónsul es una figura que ya casi no se usa y se retrotrae a otros tiempos, cuando en el mundo se viajaba en barco y era más práctico tener una persona local que represente los intereses de un país extranjero”, sostiene un ex embajador de Argentina en el continente europeo. Y agrega que “las personas que son nombradas cónsules honorarios por lo general tienen una muy fuerte relación con el país que representan”.

Desde el entorno de Caputo sostienen que el despacho que se montó en las oficinas del empresario en Miñones al 2100, en el barrio de Belgano, son para asistir a ciudadanos singapurenses en Argentina.

Paraíso. Singapur es una de las plazas comerciales y financieras más importantes del mundo. La economía del país está basada en el comercio internacional, porque tiene una baja carga impositiva, lo que permite a las empresas establecerse y realizar desde allí operaciones comerciales. Según el Financial Secrecy Index, es el quinto país del mundo con mayor secreto bancario. El New York Times lo definió como “la nueva meca para los lavadores de dinero”.

Antes de arrancar el G20, la primera reunión bilateral que tuvo Macri fue con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong. Lo invitó a que su país se sume a las proximas licitaciones para invertir en el Puerto de Buenos Aires. En esa misma mesa estaba Caputo, atento a los potenciales negocios. 

por Rodis Recalt

Galería de imágenes

Comentarios

Música

A tres días de las elecciones

El resumen de una jornada cargada de noticias.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario