viernes, enero 24, 2020

SOCIEDAD | 26-04-2019 16:06

El exilio de actores cool directo a España

El mercado europeo, en expansión, los recibe con un cambio favorable. San Netflix.

"Me voy afuera por un proyecto que tengo hace mucho en España”, anunció el actor Alfredo Casero. De esta forma, reveló en el programa “El Espectador” de la radio de la CNN, que se iría a trabajar a la Madre Patria. Así, Casero se sumó a la lista de actores y actrices argentinos como Eleonora Wexler, Rodrigo de la Serna, Chino Darín y Luz Cipriota, que se animan a probar suerte en España. A la hora de tomar la decisión, en algunos casos no solo influye la crisis económica, que afecta a las producciones y apuestas locales, y como consecuencia, a la posibilidad de los artistas sino también las condiciones que hoy se dan en Europa.

(Leer también: Netflix y la posverdad pochoclera)

La irrupción de distintas plataformas digitales permitieron que el mercado europeo de habla hispana se destaque a nivel mundial, y apueste por los talentos argentinos. De esta forma, se abren las puertas de un universo laboral que hasta hace algunos años parecía estar reservado para unos pocos consagrados como Ricardo Darín, Oscar Martínez o Miguel Ángel Solá. Tal como explica a NOTICIAS el productor de cine y teatro Carlos Mentasti: “España está teniendo una vidriera internacional fantástica con Netflix. Y para los argentinos es más fácil triunfar ahí por la facilidad del idioma. Estamos más cerca”.

España siempre estuvo cerca. Basta con entrar a la plataforma de Netflix, o ver las publicidades en las calles madrileñas, para que cualquier argentino se tope con un par de caras conocidas entre los actores de los elencos. En los últimos dos años, la Madre Patria se convirtió en la casa de varios artistas argentinos. La última en desembarcar allí fue Eleonora Wexler. La actriz se instaló en Madrid para grabar “La valla”, una serie futurista que será su debut en la tevé española. Tal como ella comentó en una entrevista a Teleshow, fue su ex compañero, el actor argentino Ramiro Blas, que desde hace 13 años vive en España y se destaca en la serie “Vis a Vis”, el que la ayudó a insertarse del otro lado del Atlántico. A la distancia, la actriz no dudó en hablar sobre la situación económica de la Argentina. “Acá la gente me pregunta cómo podemos vivir sin saber lo que van a costar las cosas de una semana a la otra y yo me pregunto lo mismo, porque ellos no cambian su economía en absoluto. De hecho, les avisan con seis meses de anticipación si algo va a aumentar”. Aunque Wexler tiene pensado regresar a la Argentina para hacer teatro en septiembre, no descartó la posibilidad de volver a España: “Volvería a trabajar si aparece otra posibilidad, pero me gusta mi país”, dijo.

(Leer también: Dos salidas para los actores K: panquequear o denunciar)

Otra de las argentinas que está instalada en España es Luz Cipriota. En el 2017, la actriz de “El Maestro” (el unitario por el que ganó el Martín Fierro a mejor actriz de reparto), decidió probar suerte en el Viejo Continente. Y no le fue nada mal. Se instaló en la capital española y logró llegar a una de las series más vistas de Netflix, “Las chicas del cable”, en la que encarnó a Valeria Casini, y se dio el lujo de actuar junto a la gran actriz Concha Velasco (“Gran Hotel”, “Velvet”). Respecto de su nueva vida, Cipriota había revelado que, a diferencia de la Argentina, en España no existía la “sensación de inseguridad”: “Puedo permitirme volver a las dos de la mañana cuando salgo de ver alguna obra de teatro. Son cosas que me resultan impagables”, había opinado.

Netflix también tocó a la puerta de otro talento argentino: Rodrigo de la Serna. El actor, que podría convertirse para muchos en el “heredero de Darín”, tanto por lo taquilleras de sus producciones, como por el reconocimiento de la crítica y sus pares, es uno de los nuevos y flamantes protagonistas de la exitosa serie “La casa de papel”. El argentino había contado en octubre que estará tanto en la tercera parte, (que tiene fecha de estreno para el 19 de julio), como en la cuarta. “Estoy contento porque es laburo en una serie que está muy bien realizada. Es un momento de mi vida en el cual esta vez voy a decir que sí. España es algo más cercano que Hollywood y tengo muchos amigos ahí”, había adelantado en el sitio Cine Argentino. El actor explicó cómo la crisis económica había afectado a su último trabajo, el film “Al Acecho” de Francisco D'Eufemia: “Es una película donde nadie va a ganar mucha plata. Lo estamos haciendo porque nos convoca este cine. Es trágico que directores como Francisco no puedan filmar, y tener las horas de vuelo necesarias para seguir creciendo”, contó.

(Leer también: Quién es Enrique Arce, el actor del personaje más odiado de La Casa de Papel)

Pero si de herederos de Ricardo Darín se trata, quien también tiene un pie en la Madre Patria es su hijo, “el Chino”. El joven actor, pareja de la española Úrsula Corberó, y una de las protagonistas de “La casa de papel”, pasa gran parte de su vida del otro lado del Atlántico. Allí, a nivel profesional, fue parte de series como “La embajada” (2016), y de películas como “La reina de España” (2016) nada más ni nada menos que junto a Penélope Cruz, “Las leyes de la termodinámica” (2018) y “Durante la tormenta” (2018) con Álvaro Morte (La casa de papel) y Adriana Ugarte (El tiempo entre costuras), y en el que se animó a interpretar a un investigador con acento español. “No vine a España con la intención de quedarme, y tampoco llegué con una mano delante y otra detrás, pero se abrió un panorama con proyectos contundentes y me quedé. Ya veremos cómo es el tratamiento del público, que siempre es una incertidumbre, pero en cuanto a los compañeros y la industria no me puedo sentir mejor recibido”, había dicho el actor.

En el último tiempo, la industria española se volvió muy atractiva para los argentinos, tal como explican a NOTICIAS quienes conocen el negocio. “El tema del euro y un honorario importante da una posibilidad interesante a los artistas”, cuenta Carlos Mentasti. Para el productor, además, influye el hecho del talento de exportación que tienen actrices y actores argentinos como Leonardo Sbaraglia o Joaquín Furriel, que también han trabajado del otro lado del Atlántico. Y concluye: “El actor argentino es muy codiciado porque tiene un gran nivel. Eso, sumado a la parte económica y a la posibilidad de estar en uno de los centros más importantes de la televisión en el mundo, hizo que España se convirtiera en un mercado interesante”.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario