jueves, noviembre 14, 2019

PERSONAJES | 19-06-2019 11:38

Juan Pablo Geretto: "Estoy viendo cuál es mi lugar en el mundo"

El actor reflexiona sobre sus personajes femeninos y la toma de decisiones. La paternidad, la identidad de género y la aceptación.

Actor, autor y director teatral, Juan Pablo Geretto intuyó que lo suyo era la actuación y a los ocho años se integró a un grupo de teatro independiente. Nació en Junín, provincia de Buenos Aires, creció en Gálvez, Santa Fe, se mudó a Rosario en su adolescencia y hace casi veinte años que vive en Buenos Aires. Tiene un PH a metros del Obelisco, pero se escucha el canto de pajaritos. Es una casa antigua, reciclada, con una mesa redonda, un sillón y una tele enorme. Porque a Juan Pablo le gusta mucho mirar televisión, un programa de chimentos o una serie o película.

Posiblemente, en ese ámbito creó algunos de los unipersonales con los que ganó varios premios: “Yo amo a mi maestra normal”, “Como quien oye llover”, y ahora “Estrella” en El camarín de las musas. También hizo televisión: “VideoMatch”, “Mañanas informales”, “El puntero”, “Vecinos en guerra”, “Edha”.

Noticias: ¿Por qué casi todos sus personajes son mujeres?

Juan Pablo Geretto: Quizás porque me crié en un barrio aislado del pueblo, donde los hombres trabajaban y las mujeres criaban a los hijos. Para escribir recurro a mi infancia porque es un paisaje transitado, lo he reflexionado mucho. Trato de basarme en la emocionalidad más que en un conflicto particular. Estrella es una mujer que nunca ha tomado una decisión y ni siquiera lo sabe. En esta obra asistimos a una posible toma de decisión. La finalidad es entretener y no hay otra pretensión de base, aunque soy ambicioso.

(Te puede interesar: Encuesta: padres y autoritarismo)

Noticias: ¿Cada función es una catarsis?

Geretto: A veces es un trabajo y otras me sorprende una emoción. No busco una catarsis aunque me sucede porque trabajo sobre mí mismo. Me gusta pensar, repensar, construir y deconstruir para reconstruir algo nuevo. Es mi forma de ser.

Noticias: ¿Cómo vive una mujer como Estrella el feminismo de hoy?

Geretto: Hay muchas Estrellas pasando la General Paz que miran a Capital Federal como algo ajeno a lo que les sucede. Me acuerdo de mi mirada sobre esta ciudad, lo enorme que me parecía, lo pequeño que me sentía. La tele está centrada en la Capital, donde hasta la temperatura es distinta a otras provincias. Hay gente que no toma ninguna decisión, para quienes la vida es un devenir y va a la escuela porque es su obligación.

(Te puede interesar: Aborto: los números detrás del debate entre verdes y celestes)

Noticias: ¿Tomó muchas decisiones a lo largo de su vida?

Geretto: Me pongo a pensar cuán cierto es eso y cuán influida puede estar una persona por la pareja, la sociedad, la familia. A los ocho estaba en la escuela y se armó un grupo de teatro, pero no sé si elegí ser parte o se dio así. Tomé el camino fácil, que a veces es el mejor, aunque parezca al revés. Fui eligiendo lo más cómodo y muchas veces me pregunto si habré hecho bien o mal.

Noticias: De no ser actor, ¿qué podría haber hecho?

Geretto: Eso me pregunto. Me interesa la biomecánica aplicada al movimiento, estudié y acabo de recibirme. Lo practico desde hace diez años y hace dos empecé a estudiar, para comprender mejor el camino que hago. Estudié con la creadora, Teresa Salazar. Ya cansado de decir que no quería ser más actor, me pregunté qué otra cosa haría.

Noticias: ¿No es de los actores que quiere morir sobre el escenario?

Geretto: Si hay algún lugar en el que no quiero morirme es sobre el escenario. En mi fantasía puedo vivir sin actuar. Arranqué de chico en Gálvez con los grupos de teatro y profesionalmente en Rosario, con un grupo de transformistas. Llegué a la casa de Walter, un transformista a quien le decíamos la correntina. Viví allí y aprendí ese arte. Era un gran director, un ser especial. Yo hacía teatro físico casi sin intervención de la palabra y él insistió en que mi palabra era importante y graciosa. Fue alguien fundamental en mi vida. Nos pasábamos los domingos trabajando en el vestuario, que cambiábamos todo el tiempo porque estábamos en lugares a los que iba la misma gente. Eso me dio mucho entrenamiento, sin una educación formal pero con calle, cordón y vereda.

(Te puede interesar: Facundo Calvo: “Sé que mi papá quiere vivir”)

Noticias: Mayormente hace unipersonales. ¿Es una elección?

Geretto: Sí pero se fue dando. Estuve muchos años trabajando con los grupos de transformistas. Necesitaba que no fuera un hobby, decidí profundizar y me trasladé a otros espacios donde no tenía que cambiar de personajes a cada rato. En Rosario no había un productor que te convocara y no te quedaba otra que gestionar tu trabajo, por lo cual aprendí a maquillarme, a poner luces, a escribir mis obras. Durante años hice café concert en bares porque los teatros cerraban sus puertas en los '90. Me gusta trabajar con colegas, pero cuando escribo, me sale un unipersonal. Ahora estoy escribiendo una obra para dos personas. Además estoy grabando una participación en la miniserie “Atrapa a un ladrón” para Telefe. Seguiré con “Estrella” hasta la primavera, después me voy a España de vacaciones. Me cuesta proyectar. Mi trabajo me da mucho placer. ¿Podría prescindir de él? Sí y lo reemplazaría por otras cosas que también me gustan.

Noticias: ¿Fantaseó con ser padre?

Geretto: Estuve casado diez años, me separé hace poco más de un año. Fue una separación ideal, si eso existe. Estoy aprendiendo a vivir solo otra vez. Me llamó la atención la paternidad pero la desestimé rápidamente (ríe). Mis amigos que tienen hijos me dicen que me estoy perdiendo de algo, pero todos nos perdemos de algo. No tengo ganas de tener la responsabilidad de un hijo. Desde hace poco duermo tranquilo, porque por muchos años tuve familiares enfermos y vivía pendiente del teléfono.

(Te puede interesar: El lado B de ser mamá: una nueva mirada desmitifica la maternidad)

Noticias: ¿Le trajo conflictos asumir su identidad sexual?

Geretto: De chico tenía un amigo y fuimos mejores amigos. Me fui a Rosario siguiéndolo. Vivíamos a la vuelta y mi mamá no me dejaba juntarme con él porque era gay y su madre decía lo mismo de mí. Como era lógico, nos juntábamos todos los días. Vivimos juntos, compartimos el grupo de transformismo en Rosario. Decidió irse a los Estados Unidos, hizo el proceso trans y vive con una imagen femenina. Me costó aceptarlo. También me dio vergüenza casarme y pánico tener un hijo. Me ponía incómodo tener la opción de casarme. Me preguntaba si era la novia o el marido. ¿Hay un nombre para definirlo? Cada vez que presentaba a Maxi no sabía decir quién era. Porque si era mi marido, ¿yo qué era? ¿Cuántos maridos puede haber? Me casé, hice una fiesta, me divertí pero me di cuenta de que hubo un proceso que me daba vergüenza y que hice igual porque estaba avalado. Pero seguía sintiendo vergüenza, quizás de no ser el hijo soñado, o de tener un amigo que se viste de mujer. Lo disfracé de teatro, me entregaron premios y eso me dejaba tranquilo.

Noticias: ¿Hoy aceptó lo transitado?

Geretto: Supongo. En el closet no hay una sola puerta, es como una mamushka porque son muchos años de estos mitos. Hoy siento que me estoy reconstruyendo ante la homofobia. Toda mi vida viví entre gays pero no diría que no soy homofóbico. Quizás no tuve la oportunidad de demostrar que lo soy. Cuando algo me hace ruido, intento ver qué me molesta. Años después le pedí disculpas a mi amigo y lloramos juntos. Es un activista por los derechos de LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero), lo premiaron varias veces y ha salvado muchas vidas. Cada uno tiene su lugar en este mundo y todavía estoy tratando de ver cuál es el mío. Jamás me sentí discriminado, quizás porque no di la oportunidad. Siempre fui por el camino más cómodo y nunca estuve donde no me quisieron. Al contrario, me junté con personas que me querían mucho.

(Te puede interesar: Fabiana Tuñez: La erradicación de la violencia de género como política de Estado)

Noticias: Algunos actores cuentan que eligen esa profesión para que los quieran, ¿es su caso?

Geretto: Uno hace sobre el escenario todo lo que hace porque necesita que lo quieran. Después tenés otras estrategias para comunicar. Soy actor porque me han querido mucho. Recuerdo besos, abrazos, buenas miradas, buenas intenciones.

Liliana Podestá

@lilianapodesta

Galería de imágenes

Liliana Podestá

Liliana Podestá

Periodista.

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario