SOCIEDAD | 22-06-2019 12:49

La única sobreviviente de la masacre de Monte: vivir para contarlo

Rocío se convirtió en una testigo clave del hecho que involucra a policías. Casa custodiada, amnesia traumática y miedo.

El pasado 19 de junio, Rocío Quagliariello cumplió 14 años. La fecha que debía ser una fiesta, no lo fue. Hace un mes, el 20 de mayo, la joven se vio involucrada en la persecución policial que acabó con la muerte de los otros cuatro jóvenes que iban a bordo de un Fiat 147 junto a ella. Así, mientras Rocío comienza una larga y, en palabras de los médicos, "milagrosa recuperación", el pueblo se organizó para marchar el 20 de junio para volver a exigir Justicia por la masacre que enlutó a todo San Miguel del Monte.

Rocío, única sobreviviente y por lo tanto testigo clave para echar luz sobre qué fue lo que sucedió aquella noche, volvió a su casa el 13 de junio, tras permanecer más de tres semanas internada en el Hospital El Cruce de Florencio Varela y, aunque sus avances son prometedores, los especialistas indican que se debe seguir velando por su salud, tanto física como emocional.

(Te puede interesar: La defensa de la hija del secretario de Seguridad: “Le soltaron la mano”)

Las muertes de sus cuatro acompañantes, Camila López (14), Gonzalo Domínguez (14), Danilo Sansone (13) y Aníbal López (22) producto de la persecución a los tiros de efectivos de la Policía Bonaerense, continúa siendo investigada. El presunto mal accionar de las fuerzas de seguridad y el posterior intento por esconder los hechos para hacerlo pasar por un accidente ya han sido prácticamente demostradas en el expediente judicial. Sin embargo, la gran duda es por qué los policías dispararon y persiguieron a los chicos. En ese punto, el testimonio de Rocío podría resultar clave para saber qué motivó la masacre, en qué momento los policías comenzaron a disparar y en qué circunstancias los móviles arrancaron la persecución.

Tiempo. El cartel y los globos con los que los familiares y amigos de la joven aguardaron su vuelta a casa ya no están. Pero quienes sí continúan apostados en su casa las 24 horas son los efectivos de Gendarmería. La custodia es total y todo aquel que desee ingresar al domicilio debe anunciarse primero con los gendarmes que vigilan toda la cuadra. Motivos para estas medidas de seguridad no faltan. Mientras la joven se encontraba aún internada se sucedieron extraños episodios en el hospital que sólo aumentaron el miedo.

“Hasta tres veces fueron efectivos de la Policía Bonaerense cuando ella seguía en el hospital. Una vez, incluso, un efectivo que nunca se presentó se acercó a escuchar el parte médico. Nadie sabía quién era ni por qué estaba ahí”, detalló a NOTICIAS Yanina Zarzozo, madre de Camila López y amiga de la infancia de la madre de Rocío, Loana Sanguinetti.

(Te puede interesar: San Miguel del Monte: pueblo en pánico)

Este hecho no fue aislado y sólo sirvió para corroborar el opaco y dudoso accionar de la Bonaerense. La propia Yanina también vivió en carne propia el amedrentamiento policial. El domingo 26 de mayo, efectivos de la Policía Bonaerense se apersonaron en su casa con el pretexto de que eran su custodia y le pidieran permiso para ingresar a tomar agua y usar el baño. Ella entró en pánico y se angustió y llamó a sus abogados quienes confirmaron que no había ninguna orden para que la policía estuviera ahí sino que esta había sido enviada por el comisario motu proprio.

Ajena a lo que sucede afuera, Rocío continúa con su recuperación. A pesar de su fractura de maxilar puede decir algunas palabras y continúa con su mejoría. La muerte de sus amigos ya le fue comunicada. Sin embargo, aún no está al tanto de qué fue lo que pasó esa noche ni cómo sucedió. Según explicaron, sufre un cuadro de amnesia por origen traumático. “Lo último que recuerda es estar la tarde del día anterior (domingo 19 de mayo) alrededor de las 17.30 tomando un helado con mi nieta”, afirmó el abuelo de Camila, Fabián Zarzoso.

Esta situación hizo que muchos de los que fueron a visitarla trataran de evitar hablar del hecho por dos motivos: para no seguir hurgando en sus heridas y para no decir algo que, quizá, ella no supiera aún. “Está shockeada. Sabe que sus amigos no están. Lentamente va recuperándose. Sé que con algunas amigas se escribe por mensajes de celular”, amplió Zarzoso. Las muestras de apoyo a la joven se reiteran en el pueblo y, además de la cálida bienvenida que le brindaron, las redes sociales están pobladas de mensajes de aliento y de pedidos de Justicia.

Rocío cuenta con asistencia psicológica para ayudar a sobrellevar este momento y su familia se encarga de evitarle emociones fuertes. Incluso muchas de las personas que quisieron ir a su domicilio a verla no lo hicieron por pedido de sus allegados, quienes quieren evitar multitudes o que alguien diga algo que ella aún no sepa. "Está lúcida, consciente, no puede hablar fluido por la cirugía que tuvo a nivel mandibular y maxilar. Pero responde, participa, interactúa, entiende. Todavía su mandíbula está fija. En las próximas semanas seguiremos con los controles", contó Gabriel González Villa Monte, uno de los médicos que la atendió en Florencio Varela.

Los investigadores, en tanto, son optimistas de que la joven se recupere de su cuadro de amnesia y que pueda recordar qué fue lo que pasó aquella noche antes del choque y cómo fue que se inició la persecución policial. Los dos puntos más oscuros del expediente ya que son sobre los que menos se ha podido avanzar. “Los disparos policiales y la maniobra para 'plantar la escena' del accidente ya cuentan con material probatorio suficiente que esperemos que siga creciendo para el momento del juicio”, afirmó a NOTICIAS una fuente cercana a la causa.

El pueblo. Mientras toda la comunidad de San Miguel del Monte se volcó en apoyo a la joven, lo cierto es que la masacre de los chicos cambió para siempre la dinámica del lugar. NOTICIAS documentó cómo el miedo se había apoderado de sus calles y nadie quería hablar en los días inmediatamente posteriores al hecho. Sin embargo, con el correr de los días eso fue cambiando y ahora son los propios vecinos quienes quieren cambiar las cosas. “Monte siempre había sido así. Pasaban un montón de cosas pero nadie decía nada, preferían callar. A raíz de lo de los chicos salieron muchas cosas a la luz y ahora todos se unieron para decir 'basta'”, afirmó Yanina.

Loana Sanguinetti, la madre de Rocío, dejó en claro esta mancomunión. “No tengo miedo. Voy a pelear”, dijo. Y agregó: “Yo la tengo a mi hija, pero voy a estar con los otros papás luchando, pidiendo justicia”.

Esa unión de los ciudadanos es la misma que posibilitó comenzar a saber la verdad. “De no haber sido por los vecinos, esto se tapaba y quedaba en la nada. Iban a decir que los ruidos fueron escapes de motos. Por eso fue clave el video de los chicos que estaban ahí en el momento, de Alexis (Rodríguez) que tomó la imagen del centro de monitoreo y de otros vecinos que recolectaron los casquillos de bala”, narró Yanina.

Es que en su afán por encubrir la escena, los efectivos de la Bonaerense llegaron a fraguar actas e incluso a modificar los testimonios de los testigos, incluso de aquellos que estaban en la escena. Según la declaración del camionero que dormía dentro del vehículo contra el que se estrellaron los jóvenes, él afirmó que se despertó por el ruido de disparos. Sin embargo, los policías consignaron que escuchó “estruendos”, sin especificar de qué, aunque él había sido claro que se trataba de tiros. Lo mismo sucedió con otro de los testigos :“M”. En la declaración que la policía presentó a la Justicia se dice que escuchó “contraexplosiones de motos”. Sin embargo, cuando declaró en sede judicial, este testigo afirmó que él escuchó tiros y que eso mismo le había dicho a la policía.

El proceso judicial sigue su rumbo y el día miércoles 19, la Justicia les negó las excarcelaciones a los 13 detenidos por la masacre. La Policía Bonaerense mira de reojo una causa que los vuelve a tener en el banquillo. Las familias y amigos de los jóvenes, en tanto, afirman que confían en la Justicia y esperan llegar a la verdad. Para eso, el testimonio de Rocío será clave.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario